El Gernika, a por tres puntos vitales

El Gernika, a por tres puntos vitales
F. Romero

Los de Urtzi Arrondo necesitan romper la racha de empates y lograr triunfos que le permitan escalar en la tabla

FERNANDO ROMEROGernika

El Gernika encara este fin de semana un nuevo encuentro lejos de Urbieta, el segundo consecutivo. A los forales les toca visitar uno de los campos más complicados del grupo, El Requexón, donde se enfrentarán en la matinal de este domingo (12:00) al Oviedo B. El conjunto azulón solo ha perdido tres de los encuentros disputados en su feudo, una estadística que los forales tratarán de romper para lograr tres puntos de vital importancia en su lucha por salir de la zona de descenso directo en la que se encuentran inmersos. La pelea de los carbayones es bien distinta. Sextos en la tabla, apuran sus opciones para tratar de colarse en la zona de play-off. Un choque que pondrá en liza, por tanto, a dos conjuntos con la imperiosa necesidad de sumar y que asegura una batalla más que interesante en el terreno de juego oviedista.

«Las jornadas se van acabando. Tenemos por delante otra oportunidad más para sacar puntos y acercarnos al objetivo. Debemos encarar el partido con positividad», avanza Urtzi Arrondo. «El equipo está bien, pero a nivel de victorias, como no llegan, la sensación es más negativa. En esta segunda vuelta, pocos podrán decir que solo han perdido un partido. Eso en Segunda B es muy difícil», esgrime.

El conjunto de la Villa Foral busca en este encuentro poner fin a la racha de partidos sin ganar que les está lastrando en las últimas semanas. Cuatro empates -para hacer un total de 14 esta campaña- y una derrota han impedido el despegue de los forales, inmersos en una lucha sin cuartel en el furgón de cola. «Muchas veces, se vive de sensaciones. Pero la clasificación no marca la sensaciones, marca los puntos. Si analizas que llevamos 14 empates, es una barbaridad. Y no es que no valgan los empates, porque sumar siempre vale, pero es importante sumar de tres en tres porque vemos que el resto de equipos lo está haciendo», señala.

A pesar de la mejora en el rendimiento del equipo, los partidos lejos de Urbieta siguen siendo la principal asignatura pendiente de los blanquinegros, con solo una victoria en catorce desplazamientos. Fue la cosechada ante la Cultural de Durango en Tabira antes del parón navideño de la competición. Al menos, en los últimos enfrentamientos fuera se ha logrado volver con un punto en el zurrón. Salvo en el derbi de Urritxe, el Gernika ha logrado sumar en Mareo, Stadium Gal, Ciudad de Tudela y Ellakuri. La intención este domingo es que en el equipaje de los vizcaínos vuelvan los tres puntos a buen recaudo. «Iremos allí como vamos todos los partidos. No lo hemos planteado para amarrarlo o especular con el resultado. Vamos a ganar, no por la necesidad, sino porque es la mentalidad del equipo. Y luego ya, el partido dirá por dónde va y por dónde se puede encaminar», asevera el preparador de Beasain.

La empresa no será sencilla, como ninguna en este grupo 2 en el que está todo tan igualado. Menos aún ante un Oviedo B que se ha mostrado a lo largo de todo el curso como uno de los equipos con más empaque y que mejores hechuras ha demostrado. «A mi fue uno de los que más me gustó como equipo en la primera vuelta. Tienen mucho potencial ofensivo», destaca Urtzi Arrondo. «Tendremos que preparar bien el partido y buscar aprovechar nuestras opciones, que seguro que las tenemos», añade. Sin embargo, el Vetusta, como también se conoce al filial oviedista, encadena varios tropiezos en las últimas jornadas. Una circunstancia en la que tratarán de ahondar los blanquinegros para volverse con un goloso botín. De los últimos 10 enfrentamientos, el equipo dirigido por Javi Rozada solo ha podido ganar dos, aunque ambos en su casa, ante el Tudelano (2-1) y el derbi de filiales astures frente al Sporting B (2-0). Hace un par de jornadas, el Amorebieta arrancó allí una importante victoria, un hecho que sus vecinos gernikarras tratarán de emular. «Ellos llevan esa dinámica de que les está costando ganar, pero no dejan de ser un equipo potente, sobre todo en su casa. Tenemos que estar más atentos y concentrados que nunca», advierte el míster.

En cuanto a cómo puede ser el desarrollo del choque, Arrondo indica que el Oviedo B es un equipo al que le gusta ser «dominador de los partidos, lo normal es que tengan más balón». «Nosotros tenemos que estar preparados para eso, buscar estar cómodos y no pasar apuros, como en los últimas jornadas. De hecho, quitando el día del Amorebieta, en los últimos partidos solo nos han sacado un córner. Y eso dice mucho del aspecto defensivo del equipo», afirma. «Tenemos que poner todo lo que esté en nuestra mano, y a nivel de concentración y de esfuerzo estar a tope. Y luego tener el acierto necesario, que las que tengamos las metamos», apostilla.

Para dar un arreón de moral al equipo, hasta tierras asturianas no viajarán solo los jugadores convocados y el cuerpo técnico. Irá la plantilla al completo, además de los hinchas que se animen a viajar por su cuenta. «Vamos todos. Sancionados, lesionados... incluso algún aficionado en el autobús. Vamos con la intención de hacer un poco de piña, animar y apoyar al equipo. Ya hay que empezar a ganar», comenta el guardameta Jon Altamira. «Es algo que dice mucho del compromiso del equipo. Cada uno va a aportar desde lo que pueda», añade Arrondo.

Para este encuentro en El Requexón, Arrondo tiene varias bajas «importantes para columna vertebral del equipo». No podrá contar con dos de sus jugadores más habituales, Gorka Larruzea y Jon Carracedo, puesto que ambos vieron en el duelo ante el CD Vitoria su quinta amarilla y deben cumplir un partido de sanción. Igualmente, Ander Larruzea y Etxabe siguen fuera, recuperándose aún de sus respectivas lesiones.