El Gernika busca un golpe de efecto ante el Mirandés

El Gernika busca un golpe de efecto ante el Mirandés
Avelino Gómez

Los forales quieren salir de su racha de partidos empatados ante el potente equipo rojillo, segundo en la tabla

FERNANDO ROMEROGernika

Un Gernika abonado al empate encara una nueva jornada en la que debe afrontar otro duelo ante un rival de la parte alta de la tabla. Complicado calendario el de los forales que, pese a todo, están logrando sacar la cabeza del pozo punto a punto. Tras enfrentarse de manera consecutiva a Oviedo B, UD Logroñés y Real Sociedad B, a los de Urtzi Arrondo les toca medirse este sábado en Urbieta (18:00) al Mirandés. Otro test de los de nota en el que los vizcaínos buscarán un meritorio triunfo con el que romper su racha de partidos sin ganar, aunque también sin perder, para poder dar un pequeño salto en la lucha por eludir el descenso. «Este partido es una opción bonita ganar, que nos daría mucha moral. Debemos estar muy concentrados, saber que somos capaces de ganarles si hacemos nuestro partido. La gente que venga va a ver un equipo enchufado, competitivo y metido en el partido desde el principio», proclama el míster.

Radicalmente distinta es la situación de su oponente. El Mirandés llega al feudo vizcaíno consolidado en la segunda plaza, con el título de campeón de Copa Federación conquistado recientemente y con el objetivo de tratar de asegurar su presencia matemática en el play-off lo antes posible. De paso, los de Borja Jiménez buscarán poner fin a su irregular dinámica en los últimos encuentros lejos de Anduva. Hace dos semanas, cayeron ante el Amorebieta en Urritxe, y de los últimos seis desplazamientos tan solo han podido ganar en uno.

En Urbieta, el Gernika deberá volver a mostrarse como un equipo altamente competitivo para frenar a los rojillos, que cuentan en sus filas con jugadores de calidad contrastada capaces de armar el lío a la mínima. Nombres como Claudio Medina, Matheus, Yanis o Álvaro Rey son sobradamente conocidos. «Es un equipo potente, un poco del perfil del Logroñés, con muchas variantes, muchos recursos ofensivos, muy sólido... Muy peligroso», resume Arrondo. «Tienen muchas alternativas, luego han fichado también jugadores importantes en enero que les están aportando. Tienen distintas posibilidades y dibujos para poder jugar este partido. Lo van a preparar con mimo para contrarrestar nuestro tipo de juego y aprovechar sus bazas», indica.

A su favor, los forales tienen la estadística. Solo un partido perdido en lo que va de segunda vuelta, lo que demuestra la solidez defensiva del equipo. «En la segunda vuelta, hemos ganado en fiabilidad, sobre todo fuera de casa. Y es difícil encontrar un equipo de la zona de abajo que no haya perdido dos partidos seguidos. Eso dice mucho del equipo, que siempre ha dado la cara», se congratula el técnico. El problema de los blanquinegros reside en la dificultad para convertir las ocasiones generadas en gol. «No estamos perdiendo, pero las sensaciones no terminan de ser buenas porque no encadenas victorias o no consigues ganar con facilidad. Y en estas seis jornadas que quedan, para salvarnos nos va a tocar ganar más de uno y más de dos encuentros», asevera el de Beasain.

Los de Urtzi Arrondo siempre han mostrado un gran nivel ante los equipos de la zona alta de la tabla. Tan solo el Barakaldo ha podido llevarse los tres puntos de Urbieta de entre ese grupo de aspirantes a todo. Otros, como el Bilbao Athletic o la Real Sociedad B, salieron escaldados. «Sabemos que el campo nuestro influye mucho en el juego. Equipos como Racing, Logroñés... pocos han intentado hacer su juego habitual aquí. En ese sentido, el partido se iguala. Y ahí tenemos opciones en casa ante cualquier rival», apunta el técnico foral.

«Contra estos equipos, sabemos que es difícil. Y si ya de por si la efectividad es baja, ante estos equipos, al tener menos opciones, es mas difícil todavía. Por eso debemos centrarnos y concentrarnos en las que podamos tener, sobre todo a balón parado. No vale con ser mejor o tener buenas sensaciones. Lo que vale es meter un gol más que el rival y llevarse los tres puntos. Será determinante estar acertado», remarca el preparador blanquinegro.

En el precedente de la primera vuelta, el Gernika ya le puso contra las cuerdas al Mirandés en Anduva. En un encuentro en el que bien pudieron haber logrado la victoria, acabaron saliendo derrotados del fortín rojillo merced a un postrero gol que dio al traste con todos sus esfuerzos. «Teniendo en cuenta el nivel del rival, probablemente aquel fue el mejor partido que hicimos fuera de casa. Yo diría que merecimos ganar, pero al final nos volvimos con esa rabia. Este partido será distinto», proclama Arrondo.

De cara a este choque, Urtzi Arrondo deberá arreglárselas de nuevo para confeccionar la defensa. El central Koldo Berasaluze está sancionado por acumulación de cartulinas y el lateral Igor Arnáez es baja casi segura para todo lo que resta de temporada. Además, el guardameta Juanjo Garrantxo se perderá este partido por lesión. En el Mirandés, Carlos Julio, Ernest y Pito Camacho se han quedado fuera de la convocatoria.