El Gernika, a reconstruir el fortín de Urbieta

Un lance de la pasada jornada ante el Barakaldo en Urbieta.,/Mireya López
Un lance de la pasada jornada ante el Barakaldo en Urbieta., / Mireya López

Los forales quieren resarcirse del tropiezo de la pasada jornada ante el Barakaldo para mantenerse fuera de posiciones de descenso

FERNANDO ROMEROGernika

Arranca la segunda vuelta de la competición para el Gernika con el claro objetivo de tratar de poner tierra de por medio en la intensa lucha que se vive en el furgón de cola de la clasificación. Solo tres puntos separan a los últimos seis clasificados, por los que los vaivenes pueden ser continuos. Los forales, en el puesto de playout, necesitan volver a encadenar resultados positivos para huir de la quema. El primer paso es reconstruir los muros del fortín de Urbieta, asaltado la pasada semana por el Barakaldo en un derbi que se decidió en la recta final. Lejos de la Villa Foral, la situación también debería mejorar, pero primero hay que centrarse en recuperar la senda de la victoria en casa. «Tenemos un segundo partido consecutivo, estamos con muchas ganas de competir y de ganar. No tuvimos acierto contra Barakaldo, se nos escapó. Ahora tenemos otra oportunidad», apunta Urtzi Arrondo.

En esta vigésima jornada, los blanquinegros, de nuevo al abrigo de su afición, reciben la visita del Langreo (18:30), un recién ascendido acomodado en la zona media de la tabla. 'Estamos en una nube, ¿nos ayudas a no bajar de ella?' es el eslogan utilizado por los asturianos en su campaña de abonados para esta segunda vuelta, lo que deja claro el nivel de ilusión existente en la comarca langreana.

Y no solo eso, sino que el cuadro asturiano atraviesa el que posiblemente sea su mejor momento de la temporada. De los últimos siete encuentros, ha ganado cuatro -tres de ellos de forma consecutiva-, y empatado otro, con dos derrotas intercaladas. La última de ellas, precisamente la pasada jornada en Sarriena ante el Leioa, donde cayó por la mínima aunque pudo haber logrado las tablas de no haber sido por los dos balones que estrelló en la madera en el segundo periodo. «Esos equipos, cuando el objetivo es la permanencia, y pasan las jornadas y tienen la tranquilidad de los puntos, juegan sin esa presión de la urgencia de los puntos que podemos tener nosotros», apunta el técnico blanquinegro.

Cabe resaltar que la UP Langreo ha perdido los cuatro encuentros que ha disputado en la primera vuelta ante equipos vizcaínos. Territorio no conquistado. Además de en Sarriena, también cayó por la mínima en Lasesarre y salió goleado de la jaula de Gobela (4-0) y de Lezama, donde el Bilbao Athletic endosó una manita (5-1) a los de Hernán Pérez en el último encuentro de Garitano antes de hacerse con los mandos del primer equipo tras la destitución de Berizzo. En Langreo se agarrarán a aquello de que 'las estadísticas están para romperlas'. Pero en Gernika lo tienen claro, tratarán de que esa dinámica se mantenga al menos un partido más. «Es algo meramente anecdótico», afirma el técnico foral. «Fuera de casa ha ganado varios partidos, ha sacado muchos puntos. A priori, era un equipo recién ascendido que podría haber estado en la zona de atrás. Pero han ido de menos a más. Es un buen equipo con muchas variantes, con peligro y experiencia en la categoría. No es casualidad que tengan los puntos que tienen. Será un rival peligroso», añade.

Este segundo encuentro consecutivo en Urbieta se espera que sea bastante más abierto que el de la pasada jornada ante los fabriles. El juego de los langreanos probablemente propicie un choque más dinámico y, sobre todo, con más llegadas a las áreas. De hecho, son el quinto equipo con más pegada de este Grupo 2, con 30 tantos anotados. Tiene a David González como máximo realizador (6 goles), pero tampoco hay que quitar ojo a los Sergio Ríos, Héctor Nespral o Dani Abalo, todos ellos con otras 4 dianas. «Probablemente sí, sea más abierto. Ellos aprietan con mucha gente, incorpora muchas hombres arriba, buscan rápido el área. En ese sentido, sí será más abierto que el partido con el Barakaldo, podrá haber más alternativas», apunta el preparador gipuzkoano.

Lo que deberá tratar de aprovechar el Gernika es la endeblez defensiva que vienen mostrando los de Hernán Pérez, que han encajado un total de 27 goles. Son 4 más que los forales, por ejemplo, y muy lejos de los números que presentan los equipos ubicados como ellos de la mitad de la tabla hacia arriba. «Tenemos esa asignatura pendiente de hacer más daño. No estamos tan mal en defensa, pero las pocas que ocasiones nos están haciendo nos están costando puntos. Tenemos que defender con más concentración. Sobre todo en casa se nos han ido muchos puntos en situaciones de balón parado. Somos un equipo que está abajo y que nos cuesta meter gol, no podemos recibir tan fácil en unas jugadas tan sencillas para el rival», incide Arrondo.

En principio, el técnico del Gernika tiene a su disposición a casi todos sus efectivos, incluyendo aquellos que se perdieron el derbi de la pasada jornada, como Mikel Abaroa, de gran importancia en el juego aéreo del equipo, o el capitán Lander Torrealday, un bregador en la zona ancha. Bajas confirmadas son la del joven Xabi Garai, que ha abandonado la plantilla rumbo al Santurtzi de Tercera División, y el guardameta Jon Altamira, que probablemente se perderá buena parte de lo que resta de temporada. Tras varias semanas con problemas en un hombro y tratamientos conservadores, se ha sometido a una resonancia que confirma su lesión y que le obligará a pasar por quirófano.

 

Fotos

Vídeos