El Gernika quiere 'pescar' en Merkatondoa

Los forales buscarán puntuar en un campo muy complicado/Manu Cecilio
Los forales buscarán puntuar en un campo muy complicado / Manu Cecilio

Los forales quieren seguir creciendo a costa del cuadro navarro, que encadena 10 jornadas sin conocer la victoria

FERNANDO ROMEROGernika

Las dos victorias conseguidas en los últimos tres encuentros han servido para que el Gernika tome una importante bocanada de aire en su pelea por salir de la zona peligrosa de la clasificación. Los triunfos sobre Real Sociedad B y Arenas, ambos al abrigo de Urbieta, permiten «ser optimistas» a los de Urtzi Arrondo, como declara el propio técnico de Beasain. Este fin de semana, los forales tienen ante sí una nueva oportunidad de seguir creciendo y, si los resultados acompañan, podrían incluso abandonar la zona de descenso directo.

Y es que el Gernika se desplaza hasta tierras navarras para medirse a un rival directo en esa lucha en la cola de la tabla como es el Izarra, en un duelo que podría decirse que enfrenta dinámicas inversas. De los equipos que militan en esa zona baja de la clasificación, los de la Villa Foral, en los últimos 8 encuentros, han sido el segundo conjunto que más ha conseguido sumar, tan solo por detrás de la Cultural de Durango. Un total de nueve puntos cosechados de los doce que tienen los gernikarras en su casillero, y que les sitúan en la 17ª posición, a un paso de abandonar el furgón de cola. Además de las dos victorias, se logró sumar en casa ante Amorebieta y Oviedo B, un rival al que Arrondo definió como «el más complicado de los que han pasado por Urbieta», y otro importante punto a domicilio ante el intratable Leioa en Sarriena.

«Sabemos que Gernika es un club tranquilo, con mucha identidad, y que deja trabajar. Siempre hemos tenido buenas sensaciones, hemos competido bien, sobre todo en casa, contra todos los equipos, quitando el día del Vitoria. Es la virtud que tiene este grupo, la de seguir creyendo. Y ahora parece que los resultados empiezan a llegar», destaca el técnico foral. «No ha habido dudas, o al menos no las hemos percibido en el vestuario. Todos sabemos qué equipo somos y la filosofía que tenemos. No se van a volver locos. Creen en el trabajo diario», añade.

Si en el arranque liguero el Gernika encadenó doce jornadas sin conocer la victoria, su rival de este domingo atraviesa en la actualidad una situación muy similar. Tras un inicio de campeonato «espectacular, consiguiendo victorias importantes», el Izarra encadena diez partidos sin ganar. Dos meses y medio de competición. Desde que se impusieron en Tabira a la 'Cultu' por 1-2, en un choque en el que los durangarras merecieron mejor suerte, los navarros no han vuelto a sumar los tres puntos a su casillero.

Aunque bien es cierto que también son un rival duro que no da su brazo a torcer fácilmente. Cinco empates en los últimos seis encuentros, cuatro de ellos consecutivos, así lo demuestran. El último de ellos, además, demuestra el carácter de los de Rodrigo Hernando. Caían 2-0 en Sarriena al descanso, y lograron empatar el choque prácticamente sobre la bocina. En Merkatondoa no se lo van a poner fácil al Gernika. De allí solo han podido salir victoriosos Sporting B y Barakaldo, dos de los 'grandes' de este grupo 2.

«El Izarra era uno de los equipos con los que al principio se contaba para estar abajo. Pero hizo un inicio de campeonato espectacular, sacando buenos resultados en campos y ante rivales complicados», indica Urtzi Arrondo. Así fue. Los navarros empataron en Merkatondoa ante Mirandés y Racing, dos colosos, y fueron capaces de vencer a domicilio a Arenas, Vitoria y a la ya mencionada Cultural. A partir de ahí, el declive, si es que se le puede llamar así. «Ahora está en situación parecida a la que teníamos nosotros. Pero el equipo está muy vivo, como demostró en Sarriena el otro día. Tienen gente experimentada, y arriba tienen a un jugador que es determinante como Gorka Laborda, que lleva 4 goles», apostilla.

El domingo, los forales esperan sacar provecho de esas horas bajas del cuadro de Estella, y lograr su primer triunfo a domicilio de la temporada, además de encadenar la segunda victoria consecutiva. Lo harán, además, apoyados por un nutrido grupo de aficionados gernikarras, que han fletado un autobús para acompañar a los suyos.

 

Fotos

Vídeos