El Gernika se hunde en Logroño

Arranque de la segunda mitad del encuentro en Las Gaunas/UDL
Arranque de la segunda mitad del encuentro en Las Gaunas / UDL

El doblete de Ñoño manda a los blanquinegros al farolillo rojo

MARCOS RUIZLogroño

El Gernika sigue sin ganar doce jornadas después. En Las Gaunas evidenció poca capacidad ofensiva, mostró actitud, buenas intenciones, pero, cuando mejor sensación estaba ofreciendo, el cuadro blanquirrojo lo fundió al contragolpe. Así, la UD Logroñés controló desde el comienzo y el Gernika lo asumió con paciencia, orden, trabajo y sacrificio. Justo cuando empezaba a estirar líneas, cuando había equilibrado el dominio sobre el césped, se encontró con la velocidad y la finalización certera de Ñoño para resquebrajar, con dos goles casi calcados, a un equipo limitado en su parcela atacante.

El Gernika quiso jugar con la ansiedad de la UD Logroñés. Intentó minimizar daños, apostar por ralentizar las acciones, que no hubiera ritmo, complicar a los locales su juego entre líneas y evitar, a toda costa, los espacios con los que el cuadro riojano hace estragos con futbolistas del nivel de Ñoño o Marcos André.

2 UD Logroñés

Miguel; Juan Iglesias, Caneda, Bobadilla, Flaño; Rubén Martínez, Olaetxea, Salvador, Ñoño (Víctor López, min. 73); Ander Vitoria (Borja Sánchez, min. 62) y Marcos André (Rayco, min. 81).

0 Gernika

Garrantxo; Kevin, Koldo, Aimar, Carracedo (Guarrotxena, min. 57), Ander; Gorka; Enziondo (Lander, min. 57), Abaroa, Parra; y Pradera (Santamaría, min. 72).

goles:
1-0, min. 49, Ñoño.; 2-0, min. 59: Ñoño.
árbitro:
Muñoz Pérez (Comité Valenciano). Amonestó al local Caneda (min. 90) y al visitante Carracedo (min. 51).
incidencias:
2.737 espectadores en Las Gaunas

Con ese plan y defendiendo con cinco defensas, los de Urtzi Arrondo fueron saliendo victoriosos después de que los anfitriones gozaran de dos buenas oportunidades para haberse adelantado. Pero se toparon con un Garrantxo que desbarató las oportunidades de Marcos André, tras una jugada ensayada de falta, y de Ander Vitoria, después de un fallo garrafal de Carracedo que permitió una contra en la que Rubén Martínez le dio medio gol hecho.

Con el paso de los minutos, y con el miedo en el cuerpo después de que Caneda en su intento de retrasar el balón casi lo mete en su portería, el Gernika dejó de estar tan a merced de su contrincante para estirar las líneas, tener un poco más la pelota y pisar campo ajeno, aunque sin que la meta logroñesa se viera en apuros a excepción de un par de barullos sin consecuencias. Sin embargo, que los de Urtzi Arrondo se estiraran se tradujo en un escenario ideal para la UD Logroñés. Se comprobó tras el paso por los vestuarios, cuando Ñoño ejecutó al colista del grupo con dos acciones casi calcadas. Pérdida del Gernika en campo de los blanquirrojos, envío en largo al espacio para que el andaluz se presentara ante Garrantxo, al cual superó por partida doble, primero picando el cuero y después ajustando a la cepa del poste.

Y eso que, entre ambos tantos, el técnico vasco introdujo dos cambios con la intención de dar un paso adelante en sus opciones ofensivas, bastante limitadas en Las Gaunas. No surtieron efecto por mucho que el Gernika le puso ganas. Un tiro de falta de Gorka que sacó Miguel con apuros y buena actitud pese al marcador adverso. Se comprobó que se presenta una campaña complicada, en la que todavía no se ha ganado y se hunde como colista. Pese a todo eso, a 3 puntos queda el puesto de promoción y a 5 los de la salvación.