El Gernika deja escapar una buena oportunidad

El Gernika deja escapar una buena oportunidad
F. Romero

Los forales, con un hombre más casi toda la segunda mitad, no logran pasar del empate sin goles ante el Tudelano, un rival directo en la zona baja

FERNANDO ROMERO

El Gernika no ha podido pasar del empate a cero en el enfrentamiento directo por la zona baja que le medía al Tudelano en tierras navarras. Un punto que deja las cosas prácticamente como estaban y que sabe a poco para los forales, sobre todo si se tiene en cuenta que jugaron durante 40 minutos con un jugador más por la expulsión de Bravo apenas iniciado el segundo periodo. A los de Urtzi Arrondo se les atascó el partido casi desde el inicio y no se les vio demasiado cómodos a lo largo del choque. Esta igualada sin goles tampoco resuelve el average particular entre los dos equipos, ya que el duelo de la primera vuelta en Urbieta terminó 1-1. En el lado positivo, una jornada más que el Gernika termina sumando, y van seis consecutivas. Y cuarto encuentro a domicilio seguido en el que los vizcaínos consiguen volverse con puntos en el zurrón.

El Tudelano, merced a su juego más directo, fue quien dominó el juego durante la primera mitad. De hecho, la primera ocasión de los navarros llegó muy pronto, a los tres minutos de juego. En una rápida transición, el balón le llegó a Ion Vélez en carrera. El ariete no se lo pensó y armó el disparo con potencia, pero el cuero se estrelló en el lateral de la red. En el 10', en otra contra, Soto disparó desde muy lejos, pero el lanzamiento se marchó muy desviado.

0 Tudelano

Pagola, Delgado, Arellano, Meseguer, Lalaguna, Ruper, Soto (Tepa, 87'), Adán Pérez, Ion Vélez (Zamorano, 78'), Bravo y Navarro (Ardanaz, 58').

0 Gernika

Carrio, Kevin, A. Larruzea (Arnáez, 13'), Aimar, Carracedo, Lander (Parra, 62'), Enziondo, Otiñano, Pradera, Abaroa y Gandiaga (Etxabe, 74).

Árbitro:
Mallo Fernández (colegio castellano-leonés). Mostró amarillas a los visitantes A. Larruzea, Lander, Arnáez, Gandiaga, Carracedo, Etxabe. Expulsó por doble amarilla al local Víctor Bravo.
incidencias:
Ciudad de Tudela. 500 espectadores.

Antes de cumplirse el primer cuarto de hora de partido, Urtzi Arrondo se vio obligado a realizar su primera sustitución. Ander Larruzea, con molestias, dejó su sitio a Igor Arnáez. Un contratiempo importante que obligaba al técnico a modificar su plan inicial. En uno de los primeros balones que tocó el recién incorporado, puso un muy buen centro que se paseó por el área sin que ningún jugador foral llegara a rematar por muy poco.

Mediada la primera mitad, el choque perdió algo de ritmo, pero no intensidad, algo que el colegiado trató de apaciguar con cartulinas, algunas de ellas bastante rigurosas. Los dos equipos iban con todo a las disputas, pero el juego ofensivo perdió protagonismo. Bravo lo intentó de falta directa para el Tudelano, pero atrapó Carrio sin ningún problema. La respuesta del Gernika llegó también a balón parado, en un saque de esquina que remató Abaroa sin acierto. Un par de minutos más tarde, Enziondo filtró un buen pase interior para el ariete de Lekeitio, pero éste no hizo un pequeño lío con el balón en los pies y no llegó a rematar dentro del área. En cualquier caso, la acción estaba invalidada por fuera de juego.

Ante la imposibilidad de generar ocasiones con el balón en movimiento, las acciones de estrategia cobraban especial importancia. En el 37', Vélez peinaba en primer palo un córner, el balón salía rechazado hacia la frontal y allí lo enganchó de volea Álvaro Navarro, un remate de primeras con potencia pero sin dirección. El Tudelano protagonizó también los últimos acercamientos, con un par de acciones que no llegaron a buen puerto.

En el arranque del segundo periodo, la dinámica no varió demasiado. Soto, desde el vértice del área pequeña, y antes de cumplirse el segundo minuto, disparó como pudo ante la nube de defensas forales, pero se topó con una gran respuesta de Carrio. El meta gasteiztarra, muy atento, tuvo que salir de su área poco después para despejar un balón que buscaba Bravo con mucho peligro.

El partido cambió en el minuto 50, cuando Víctor Bravo vio su segunda cartulina amarilla, dejando al Tudelano con un jugador menos para toda la segunda mitad. El habilidoso atacante, el más incisivo de los navarros hasta ese momento, sacó el brazo a pasear en el salto y el colegiado no dudó a la hora de amonestarle por segunda vez, pese a las protestas de sus compañeros y de la parroquia local.

A partir de ese momento, las tornas cambiaron. El Gernika empezó a tener más balón y buscó marcar un ritmo algo más pausado. Muy imprecisos en los pases en los metros finales, les costó penetrar en la armada defensa local. De hecho, la mejor llegada en esos minutos fue para el equipo de Jose María Lunbreras, por mediación de Ardanaz, que disparó de volea desde la frontal, a lo que Carrio respondió con una sensacional parada.

Pese a la superioridad numérica, el Gernika no terminó de encontrar el camino hacia el gol. Y como ya ocurrió en la primera mitad, solo se genero peligro casi exclusivamente a balón parado. El Tudelano, una vez más, estuvo a punto de adelantarse en el 71'. Falta lateral muy cerrada al área, donde ni Vélez ni Meseguer lograron rematar por muy poco.

El propio Álvaro Meseguer, tras un saque de esquina a favor de los vizcaínos, armó una veloz contra. Se plantó en tres cuartos de campo y desde ahí se sacó un centro chut que se fue envenenando pero que Carrio atajó sin mayor problema.

Urtzi Arrondo buscó dar más mordiente a su equipo con la entrada de Parra y, sobre todo, de Etxabe, pero al Gernika le siguió costando llegar con claridad, para desesperación del técnico de Beasain en la banda. A diez minutos para la conclusión, Carracedo buscó a Abaroa en la frontal con un centro demasiado tocado. El cabezazo del espigado delantero, blandito, no llevó peligro sobre la meta navarra.

Los forales trataron de volcarse sobre el área navarra, especialmente con centros laterales buscando a alguno de sus rematadores. Pradera lo intentó desde la frontal, pero su disparo tropezó en la espalda de Meseguer. En el 89' Otiñano conectó un buen cabezazo que se fue ligeramente desviado. Y ya con el tiempo cumplido, Etxabe llegó a rematar casi en área pequeña, pero el colegiado decretó falta del delantero blanquinegro.