El Gernika busca su tercer triunfo consecutivo en Urbieta

El Gernika busca su tercer triunfo consecutivo en Urbieta
Luis Palomeque

Los blanquinegros reciben a la Gimnástica, otro rival directo en la lucha por la permanencia

FERNANDO ROMEROGernika

Con la confianza que le otorgan los últimos buenos resultados conseguidos y que le convierten en uno de los equipos en mejor momento, pero sin confiarse en absoluto. Así recibe el Gernika a la Gimnástica de Torrelavega en el choque que enfrentará a ambas escuadras en Urbieta el domingo a partir de las 17:00 horas. Los hombres de Urtzi Arrondo quieren mantener esa buena dinámica que acumulan en las últimas seis jornadas a costa de otro rival directo en esa lucha por eludir la zona roja de la clasificación, en la que habitan los cántabros.

El objetivo de los blanquinegros para esta jornada es dar continuidad a la racha de dos triunfos logrados en su feudo ante Calahorra y Bilbao Athletic, para tratar de abrir una brecha -por mínima que sea- sobre los equipos que les persiguen, además de acercarse un poco más al pelotón de equipos que marchan por delante. Porque no hay que olvidar que desde el Real Unión, décimo, hasta el play-out que ocupan los gernikarras apenas hay cuatro puntos de diferencia.

«Para nosotros sería fundamental ganar. Ganando les sacaríamos 9 puntos y un posible golaverage. Sería importante dejar a un rival a mucha distancia. Vamos a jugar después de saber los resultados de la mayoría de rivales. Sabemos que tenemos que ganar para enganchar a más equipos y hacer esto todavía más largo e interesante de aquí en adelante», apunta Urtzi Arrondo. «Los equipos que estábamos atrás hemos empezado a sacar puntos, y hay otros que les está costando más y les podemos poner en apuros y tenerles a tiro», añade.

Será éste el segundo episodio de esa particular trilogía ante adversarios en su misma lucha que los forales deben afrontar estas semanas. En esta ocasión, el cuadro de Urbieta parte con ventaja en la tabla sobre su contrincante, ya que el Gernika suma 26 puntos, por los 20 que posee la Gimnástica de Torrelavega, penúltima. «A diferencia de la primera vuelta, estamos puntuando también fuera de casa, y en casa seguimos fuertes. Esa es la dinámica a seguir. Los puntos, igual que antes teníamos confianza en que iban a llegar, han empezado a llegar y lo van a seguir haciendo. Y con ellos, lograr salir de los puestos de atrás, que es el objetivo», relata el técnico de Beasain. «Todos los partidos que tenemos que jugar van a ser finales. Todavía tenemos que sumar mucho para conseguir el objetivo, intentaremos empezar este domingo», incide el de Beasain.

Mientras los vizcaínos atraviesan el que es su mejor momento de la campaña, los cántabros están en una dinámica totalmente contraria, que tratarán de poner fin en este encuentro. Acumulan 7 encuentros sin conocer la victoria, con 3 derrotas y 4 empates. Los dos últimos, precisamente, cosechados ante otros dos equipos vizcaínos, Amorebieta y Leioa. Esa situación del conjunto gimnástico provocó la pasada semana la destitución de su técnico, Pablo Lago, y la llegada al banquillo de Damián Mori, buscando un revulsivo de cara a este último tercio de competición.

La pasada jornada, ante el Leioa, Mori apenas tuvo tiempo para preparar el duelo. Pero en esta ocasión ya ha podido trabajar con sus jugadores e ir inculcando el estilo del que ya dio algunas pinceladas ante los de Sarriena. Con un cambio de dibujo, situando dos hombres en punta, y un estilo de juego más directo, tanto con balones en largo como buscando las transiciones rápidas, el preparador asturiano espera enderezar la situación de su equipo. «Ellos vienen con un cambio de entrenador. Han hecho un cambio de sistema, del 5-4-1, con mucha gente detrás del balón, a un 4-4-2 con dos delanteros muy peligrosos. Vamos a ver cómo optan por jugar en Urbieta, que es un campo diferente», señala el técnico blanquinegro.

El Gernika deberá estar listo para contrarrestar las situaciones 'novedosas' que pueda presentar su rival sobre el terreno de juego en un choque que muy probablemente no tendrá nada que ver con el disputado en la primera vuelta en El Malecón. Entonces, fue la Gimnástica la que se alzó con el triunfo por la mínima gracias a un gol de Borja Camus. Un marcador que los de la Villa Foral tratarán de revertir para decantar a su favor, además, el average particular.

«Es un partido de no especular, de ganar. Ellos tienen más necesidad por su situación. Será un partido disputado, intenso, de muchas disputas. Para nosotros, lo más importante es que el equipo esté con seguridad, que no reciba ocasiones, e ir madurando el partido y que vengan las ocasiones. Y luego estar acertados y tratar de ponernos por delante en el marcador», detalla Arrondo. «No son un equipo de muchos goles, pero tampoco encajan demasiados. Eso dice mucho de lo competitivos que son. El balón parado tendrá mucha importancia. Parece que el primer gol marca, pero nosotros venimos de dar la vuelta a varios partidos. Hay que tener confianza», afirma.

Urtzi Arrondo tendrá que hacer varios cambios obligados en su equipo, puesto que no podrá contar con varios de sus hombres más habituales en su once. Además de Gorka Larruzea, que cumplirá ante la Gimnástica su segundo y último encuentro de sanción tras la expulsión frente al Bilbao Athletic, tampoco estarán su hermano, Ander Larruzea, ni el capitán Lander Torrealdai, ambos por cumplir ciclo de amonestaciones. En el caso del mayor de los 'Larru', cabe recordar que tuvo que ser sustituido la pasada jornada en el Ciudad de Tudela cuando apenas se había cumplido el primer cuarto de hora de partido por lesión. Ander tiene una rotura en el cuádriceps, por lo que estará al menos dos o tres semanas de baja.

La Gimnástica de Torrelavega no estará sola en su desplazamiento a Urbieta, puesto que desde varias peñas se está organizando un viaje para acompañar a su equipo en este encuentro de vital importancia.