Escaso botín para el Gernika

Lander controla el balón ante un jugador del Langreo/F. Romero
Lander controla el balón ante un jugador del Langreo / F. Romero

Los forales vuelven a acusar su falta de acierto y no logran pasar del empate el Urbieta

FERNANDO ROMEROGernika

Por segunda jornada consecutiva, el Gernika jugaba en Urbieta, y de nuevo no ha podido lograr el triunfo ante su afición. Los forales no han podido pasar del 1-1 ante el Langreo en un duelo en el que los de Urtzi Arrondo fueron superiores, sobre todo en la segunda mitad, pero que vieron cómo el conjunto asturiano se adelantó en el marcador muy pronto. Obligados una vez más a remontar la situación, se fajaron sobre el verde y Aimar logró la igualada con la testa mediado el segundo periodo. Pudo llegar el segundo, pero no estuvieron atinados los forales, que por el momento se mantienen en el puesto de playout con 17 puntos a la espera de los resultados del domingo.

El encuentro arrancó como suele ser en Urbieta, con el Gernika, que presentaba tras novedades en su once respecto al derbi de la semana pasada ante el Barakaldo, tratando de imponer su juego en los primeros minutos. Sin embargo, y tras un par de tímidos acercamientos locales, llegó el tanto asturiano. La acción nació en un saque de banda. Una pared rápida en la frontal y Ríos que asiste a Allyson, totalmente solo en el segundo palo para batir a Garrantxo sin complicación en el 9'.

1 Gernika

Garrantxo, Kevin, A. Larruzea (Arnáez, 55), Koldo, Aimar, Lander (Etxabe, 81'), Enziondo, G. Larruzea, Pradera, Abaroa y Parra (Santamaría, 71').

1 UP Langreo

Adrián Torre, Cristian, Dani López, Alain, Álvaro, Lavsamba, Ábalo (Cabranes, 82'), Nespral, González (Zubiri, 71'), Ríos y Allyson (Aimar, 78').

goles:
0-1, m. 9. Allyson, 1-1, m 65: Aimar.
árbitro:
Godia Solé (comité catalán). Mostró amarillas a los locales, Ander Larruzea, Aimar, y Etxabe, y los visitantes Cristian, Dani López, Alain, Lavsamba, Nespral y Cabranes.
incidencias:
Urbieta, 750 espectadores. Los jugadores del Gernika salieron con camisetas de ánimo al meta Altamira, que debe operarse del hombro y se perderá lo que resta de temporada.

Durante unos instantes, los blanquinegros parecieron acusar el golpe, pero se recompusieron y empezaron a dominar con autoridad ante un Langreo metido en su campo. Los de Hernán Pérez cedieron el dominio a los locales, buscando alguna contra, pero sin éxito. Los hombres de Arrondo jugaron casi todo el partido en el terreno de juego foráneo, rondando el área y gozando de algunas ocasiones de peligro claras, pero faltó acierto.

Al filo del cuarto de hora, Abaroa lo intentó un par de veces. Primero con un lanzamiento lejano desde la frontal que no encontró puerta, y prácticamente en la siguiente jugada, un chut desde dentro del área que repelió el meta Adrián Torre con una buena intervención.

Enziondo fue el otro protagonista ofensivo de los de la Villa Foral en el primer periodo. En el 32', tras una buena cabalgada por su banda, llegó a línea de fondo y puso el pase de la muerte atrás, pero Lavsamba interceptó en punto de penalti. En la recta final, la acción polémica de esta primera mitad. El 7 foral cazó un balón suelto dentro del área y lo envió al fondo de la portería asturiana, pero el colegiado lo anuló por un fuera de juego más que discutible. Antes de llegar al descanso, el propio Enziondo tuvo una ocasión más, con un lanzamiento con mucha intención desde la frontal que se fue muy cerquita del travesaño.

El segundo periodo arrancó con bríos, los dos equipos querían el balón. Y como ya ocurrió en el primer tiempo, se lo acabó quedando el Gernika. Su empuje metió un poco más atrás al Langreo, que se reforzaba en torno a su área pero que tampoco renunció al ataque en rápidas salidas, como la de Dani Ábalo que detuvo bien Garantxo en los primeros minutos tras la reanudación.

El Gernika fue poniendo cerco y avisando del peligro poco a poco. Una falta ejecutada por Enziondo que se fue arriba, un zapatazo de Gorka Larruzea desde más allá del área que se marchó desviado por poco… hasta que llegó el minuto 65. Tras un saque de esquina, el balón llegó a la banda izquierda. De ahí, de nuevo al corazón del área, donde emergió Aimar Sagastibeltza para cabecear cruzado y fijar las tablas. Prácticamente en la siguiente jugada pudo llegar el segundo para los vizcaínos, pero el testarazo de Parra se fue ligeramente alto.

El Langreo, con todos sus efectivos por detrás del balón casi en todo momento, solo pudo inquietar a balón parado. En el minuto 72, el lanzamiento de Dani López por encima de la barrera no encontró portería. Los minutos finales fueron de total acoso blanquinegro sobre la portería de Adrián. Pero una vez más faltó acierto. Las más claras las tuvieron Arnáez y Gorka, pero sus disparos fueron repelidos dentro del área.

 

Fotos

Vídeos