Duelo de goleadores en Urbieta

Gorka Luariz y Mikel Abaroa/Insiga SD Leioa / F. Romero
Gorka Luariz y Mikel Abaroa / Insiga SD Leioa / F. Romero

Mikel Abaroa y Gorka Luariz, que anotaron en el choque de la primera vuelta, confían en poder ayudar con sus dianas a la victoria de sus respectivos equipos en el derbi de este sábado

FERNANDO ROMEROGernika

Urbieta será este sábado el escenario de una de las citas destacadas para el fútbol vizcaíno, sobre el que se disputará un atractivo derbi entre Gernika y Leioa. Blanquinegros y azulgranas acuden a este encuentro tras tropezar en sus anteriores citas, casualmente con idéntico resultado adverso (3-1) y con la necesidad de incorporar puntos a su casillero, aunque con objetivos bien distintos. En el caso de los dirigidos por Jon Ander Lambea, su lucha está en la zona alta de la tabla, con los puestos de Copa en mente. Y, por qué no, también la lucha por colarse en el play-off de ascenso. Para los de Urtzi Arrondo, en cambio, el objetivo es eludir el furgón de cola de la tabla, la pelea por salir del descenso, donde retornaron la pasada jornada tras su derrota y una serie de adversos resultados.

Sobre el papel, el duelo adquiere más importancia para los locales. El Gernika tiene mayores aprietos y necesidad de sumar. El cuadro foral estaba protagonizando una gran segunda vuelta, con siete partidos sin conocer la derrota. Pero hace una semana, en Urritxe, cayeron en el duelo directo ante el Amorebieta. Una derrota que, unido a que el resto de adversarios en esa lucha también sumó, les metió de nuevo en la zona roja. «Estábamos en racha y fue una pena perder el otro día. Era un partido importante. Estábamos jugando bien, pero fue un tropiezo», relata Mikel Abaroa. «Empiezas a mirar y ves que puntuaron todos los rivales... pues es 'jodido'. Ahora hay que mirar a este partido y tratar de recuperar la dinámica buena que teníamos y ver si podemos ganar», añade el atacante de Lekeitio. «Hasta ahora, estábamos empatando y sumando y los demás eran los que fallaban. Esta jornada que hemos pinchado, han sumado todos. A ver si esta semana es al revés», lanza el mediapunta blanquinegro. Lo apretado de la clasificación de la mitad de la tabla hacia abajo hace que los bailes de posiciones sean continuos semana tras semana. «Ganas un partido y parece que sales de abajo, lo pierdes y vuelves a caer… esto va a ser largo, vamos a tener que seguir luchando hasta el último partido», vaticina Abaroa, que anotó el gol del Gernika en el choque de la primera vuelta en Sarriena, saldado con empate (1-1).

También vio portería en aquel encuentro Gorka Luariz, atacante del Leioa, para quien el choque de este sábado «es muy importante, sobre todo para mí, que he jugado allí. Así que más ganas todavía de que llegue». El delantero azulgrana considera que para ellos lograr el triunfo también es vital de cara a salir del bache en el que están metidos «desde hace mes y medio, que no conseguimos ganar. Tenemos que intentar revertir esta situación cuanto antes». Un bajón que ha llegado sin «saber realmente lo que nos pasa». «Íbamos bien, pero ahora nos está resultando complicado. Estamos haciendo errores que antes no cometíamos, y nos está pesando. De cara a gol, tampoco estamos como antes. Y cuando tú no metes y el rival sí, al final los resultados son negativos», desgrana. Los leioztarras, que no vencen desde hace seis jornadas, han perdido pie en la lucha por colarse en la zona noble de la tabla, aunque no pierden la esperanza de poder engancharse de nuevo. «No se puede estar todo el año al mismo nivel. Todos los equipos, en algún momento, tienen un pequeño bajón, y yo confío en que el equipo le va a dar la vuelta lo antes posible», asegura Luariz.

En ambos casos, tienen bastante claro que el de este sábado será un derbi eléctrico en el que puede pasar de todo y que se decidirá por detalles. «Yo, que he jugado allí, sé que los partidos son de mucha intensidad, mucha disputa, buscar las caídas... el Gernika, sobre todo en los primeros minutos, siempre sale muy intenso. Vamos a tener que igualarles en la intensidad. Porque ellos van a salir muy fuertes, y más aún en la situación en la que están, que van a salir a por todas a por los tres puntos», analiza el delantero guineano del Leioa. Una lectura con la que coincide Mikel Abaroa. «Será un partido complicado para nosotros. Ellos tienen un buen equipo, intentan jugar el balón. En nuestro campo, eso es un poco más complacido. Nosotros iremos a lo nuestro, que es estar atacando lo máximo posible para intentar ganar», señala. Sobre su rival, destaca que «el Leioa es un bloque serio, que tiene mucha pegada arriba. A ver si vienen más tranquilos. Tienen jugadores muy buenos, sobre todo en zona ofensiva, habrá que vigilarles».

A nivel personal, Luariz y Abaroa llegan a este encuentro en situaciones muy similares. Fijos en los esquemas de sus técnicos, tratan de ayudar al equipo con sus goles. En este caso, es el lekeitiarra quien posee una ligera ventaja. Partiendo desde zona de tres cuartos de campo, suma ya seis goles. Algunos de ellos, claves para dar puntos al Gernika, como el que anotó en tiempo de descuento ante el Bilbao Athletic. «Eso fue un subidón», reconoce. «A ver si puedo seguir también con esta racha. Esto suele ir por momentos, así que a ver si dura la vena goleadora», indica. Luariz, mientras, acumula cinco dianas, aunque en las últimas semanas le está costando algo más ver puerta. «Igual que el equipo, ahora estoy en un pequeño bache de cara a mi juego. Pero en general, estoy contento», relata el delantero azulgrana.

Gorka Luariz militó en el Gernika en el curso 2015/16, por lo que no llegó a compartir vestuario con Mikel Abaroa, que llegó en la campaña siguiente. «La verdad es que la mayoría son los jugadores de siempre, conozco a unos cuantos todavía. Pero con Mikel no llegué a coincidir», explica el azulgrana, que no duda en calificar a su contrincante como «un mediapunta con mucho gol, con mucho sacrificio. Aunque es un jugador alto, no está exento de calidad. Es un jugador al que hay que tener muy en cuenta a la hora de jugar porque suele hacer goles importantes para el Gernika». Del mismo modo, Abaroa señala sobre el delantero rival que «seguro que vendrá con ganas porque ya jugó aquí. Es un goleador, un peleón… para los centrales es un jugador incómodo».

Para el de Lekeitio, el objetivo es lograr una victoria con la que poder «agarrarse a los puntos para que no se escapen los rivales. Tenemos ganas de abrir algo de distancia con los de abajo y coger un poco de libertad para el final de temporada». Mientras tanto, Luariz señala que «no hay ningún partido fácil ni es sencillo sacar los tres puntos en ningún campo. A ver quién se lleva este derbi, ojalá que salga un buen partido». «Alguno de los dos seguro que saldrá contento», finaliza.