Duelo directo de equipos al alza en Tudela

Enziondo protege la pelota ante un jugador del Tudelano. /F. Romero
Enziondo protege la pelota ante un jugador del Tudelano. / F. Romero

Gernika y Tudelano, inmersos en buenas dinámicas de resultados, miden sus fuerzas en un encuentro clave en la lucha por la permanencia

FERNANDO ROMEROGernika

Un Gernika enrachado arranca este fin de semana con su particular trilogía de enfrentamientos ante rivales directos en la lucha por eludir el furgón de cola de la clasificación. Una serie de encuentros que pueden abrir una pequeña brecha y servir de espaldarazo en pos del objetivo de la permanencia. Los forales abren fuego este domingo a partir de las 16.15 horas ante el Tudelano, en un desplazamiento en el que los de Urtzi Arrondo deberán mostrar su versión más sólida para tumbar a su rival, sobrepasarle en la clasificación y, de paso, llevarse el average particular, por lo que pueda pasar al final del curso. «No nos fijamos a tres partidos vista. Jugamos éste, que es el más importante. Lo afrontamos como los demás, no nos vamos a cargar de presión. Sabemos que quien pierda sale más tocado, perdería también el average porque en Urbieta empatamos… pero aún quedaría mucho», indica el técnico foral.

Ese objetivo pasa por lograr la que sería su segunda victoria consecutiva, algo que aún no han conseguido en el presente curso, y también el segundo triunfo como visitante, que también se les resiste. Los de Urtzi Arrondo, desde que vencieron en el derbi de Tabira a la Cultural antes del parón navideño, han mejorado su rendimiento lejos de casa, cosechando importantes empates en Mareo y Stadium Gal. Pero necesitan mejorar esa faceta, y hacerlo con un triunfo ante los de José María Lumbreras sería una importante inyección de moral para afrontar este último tercio de competición. «No hemos conseguido aun dos victorias seguidas en la temporada. Es un reto importante y bonito. El equipo, en los últimos 8 partidos, solo ha sufrido una derrota. Creo que estamos en buena dinámica. Incluso en los partidos de Irún o Gijón merecimos más, hemos merecido ganar fuera. A ver si ahora hacemos un buen partido también y podemos sumar los tres puntos», lanza Arrondo.

Vizcaínos y navarros atraviesan probablemente su mejor momento de la campaña, al menos en lo que a los resultados se refiere. Si los de la Villa Foral han logrado sumar 12 puntos en sus últimos ocho encuentros, para el Tudelano la dinámica es aún mejor. 15 puntos en el mismo periodo. Como los forales, solo han perdido uno de sus últimos ocho enfrentamientos, lo que les ha valido para salir de la zona de descenso y colocarse con 26 puntos en su casillero, uno más que el Gernika. «Ellos también están en buena dinámica, quitando el tropiezo ante el Amorebieta. Para ellos también estará marcado en rojo el partido. Medirse a un rival directo al que le puedes meter una brecha de cuatro puntos y el average, para ellos también será importante», apunta el técnico de Beasain.

Ambos equipos llegan a esta 'final' tras haber logrado sendos triunfos de campanillas. El Gernika festejó por todo lo alto su victoria sobre la bocina ante el Bilbao Athletic con el doblete anotador de Abaroa, un derbi de máxima exigencia en el que el equipo volvió a demostrar su solvencia en Urbieta. Y eso que tuvieron que disputar casi toda la segunda mitad con un jugador menos por la expulsión de Gorka Larruzea. Una roja que le ha acarreado al centrocampista gernikarra una sanción de dos partidos. Será una baja importante puesto que el menor de los 'Larru' es un fijo en el esquema de su entrenador, además de un especialista en el balón parado, como demostró con sus dos golazos de falta directa ante el Calahorra. «A ver si el partido del otro ida sirve de punto de inflexión. Conseguir levantarlo después de cómo se puso... Yo siempre he dicho que este equipo es muy fuerte mentalmente. Ha pasado por malos momentos en los partidos, pero nos estamos levantando, los estamos dando la vuelta», enfatiza.

El Tudelano, por su parte, cosechó también el triunfo ante el Leioa en Sarriena. Frente a los azulgranas, Gabarre -autor precisamente también del gol en el choque de Urbieta y máximo artillero del equipo, con 8 dianas-, adelantó muy pronto a los suyos, antes de completarse el primer minuto de juego. En el tramo final, los de Lambea lograron empatar, pero el cuadro navarro reaccionó con su segundo gol apenas cinco minutos después. Para respiro del Gernika, el artillero Toni Gabarre vio en ese encuentro su quinta amarilla, por lo que no podrá estar el domingo sobre el terreno de juego. Lo mismo que Royo, que también cumple ciclo.

«El Tudelano es un equipo experimentado, con gente veterana, gente importante en la categoría. Arrancó bien la temporada, luego entró en crisis de resultados, cambiaron de entrenador. Les costó arrancar, pero es gente de mucho oficio, difícil de ganr en su casa, tienen muchas variantes en la zona ofensiva. Es un equipo peligroso», describe Urtzi Arrondo. «Les gusta tener el balón, pero más de medio campo en adelante. No es un equipo que lleve mucho la iniciativa del juego, aunque querrán llevarla en casa. Es un equipo con gente con mucha velocidad y calidad. Tenemos que hacerles sentir incómodos, jugar lo más lejos posible. Seguro que tendremos nuestras situaciones, tendremos que aprovecharlas» ahora que el Gernika está «viendo más portería, o con más facilidad».

Así pues, en el Municipal de Tudela se vivirá un duelo entre equipos que cotizan al alza y con trayectorias similares en las últimas semanas. No en vano, si la competición hubiera arrancado con la segunda vuelta, ambos estarían peleando por la zona de play-off de ascenso. La realidad es mucho más dura, y ambos están enzarzados desde el comienzo del curso en la pelea por eludir la zona caliente. «Hay equipos ahí que pueden caer en esa lucha. Pero esto es largo. El equipo que entre en crisis, luego tiene que darlo la vuelta. Nosotros creemos que el mal momento ya lo hemos pasado, y ahora vamos a seguir sumando. Sabemos que todavía hay que sumar mucho, que no nos vamos a salvar de aquí a seis u ocho partidos, que esto va a ser muy largo. Hay que estar preparado para ello», concluye.