Derbi de contrastes en Urbieta

Derbi de contrastes en Urbieta
Maika Salguero

El Gernika, que trata de huir de la zona de descenso, recibe al Barakaldo, en puestos de playoff de ascenso

FERNANDO ROMEROGernika

Urbieta dirime este domingo (18:30) un derbi entre dos rivales que pelean por objetivos diametralmente opuestos. El anfitrión, el Gernika, está inmerso en la apretada lucha que se vive en el furgón de cola de la tabla. Fuera de la zona de descenso, buscará el triunfo ante los fabriles para tratar de abrir una mínima brecha. Por su parte, el cuadro visitante, el Barakaldo, es tercero en la clasificación, y en su punto de mira está lograr el ascenso de categoría. O, al menos, pelearlo hasta el final.

Dos luchas y dos objetivos opuestos, pero que poco o nada se dejaran notar una vez que el balón eche a rodar. Los forales buscarán mantener la tónica de los últimos cuatro encuentros en su feudo, en los que han sido capaces de sumar dos victorias ante Real B y Arenas y un muy meritorio empate ante el líder, Racing, además de otras tablas ante el Oviedo B. «Tenemos la ventaja que jugamos en casa, que nos hace estar más cómodos y con más seguridad. El equipo está compitiendo bien en Urbieta. Llevamos tres buenos resultados, con portería a cero. Tenemos que salir con esa intención», señala Urtzi Arrondo.

Del conjunto gualdinegro, el preparador foral comenta que «la clasificación ya lo dice todo. Fuera de casa también es un equipo poderoso. No genera muchas ocasiones, pero también es difícil hacerle gol. Propone partidos bastante cerrados». «Tiene jugadores con mucha experiencia, que suelen aprovechar el mínimo despiste para adelantarse y luego mantener el resultado. La idea será esa, no cometer errores e intentar que ellos no materialicen», añade el de Beasain.

«En muchos partidos están dominados por el rival, pero te hacen gol con muy poco. Debemos estar atentos. No creo que sea un rival que nos domine, porque no lo está haciendo. No nos van a querer dominar en juego, pero te dominan con el espacio», reseña Arrondo. «Los partidos en Urbieta siempre son muy disputados, eso es difícil que deje de serlo. Aunque creo que éste será algo más cerrado que otros partidos, con muy pocas ocasiones. Nosotros tenemos que hacer nuestro partido, ser protagonistas en campo rival. Y ser valientes», lanza el técnico de los blanquinegros.

Desde el banquillo del Barakaldo, Aitor Larrazabal señala sobre este derbi ante el Gernika que «nos van a poner las cosas complicadas, somos muy consientes de que el partido será muy, muy difícil». «Ellos en los dos últimos partidos están teniendo mucha intensidad y en casa llevan una buena racha», añade. Una de las principales preocupaciones del técnico fabril será adaptarse rápidamente el terreno de juego de Urbieta, «donde el balón bota bastante y se prima mucho la segunda, la tercera o hasta la cuarta jugada». Asimismo, reclama a los suyos más acierto de cara a puerta: «Generamos mucho pero no podemos tener cuatro ocasiones para meter una, en el mejor de los casos».

 

Fotos

Vídeos