Combate nulo en Urbieta

Combate nulo en Urbieta
F. Romero

Blanquinegros y azulgranas se reparten los puntos tras concluir sin goles en un intenso y disputado derbi

FERNANDO ROMEROGernika

El derbi que medía a Gernika y Leioa en Urbieta para abrir esta 28ª jornada acabó como empezó: sin goles. Por méritos, fueron los forales los que se hicieron acreedores a algún premio mayor por insistencia y ocasiones, pero se toparon enfrente a un cuadro azulgrana bien armado atrás que no les dejó moverse con comodidad en zonas ofensivas. Así pues, séptimo encuentro consecutivo sin ganar para los leioztarras, que dieron por bueno el punto, y una igualada insuficiente para los blanquinegros, que deberán esperar al resto de marcadores de la jornada para ver cómo queda definitivamente la zona baja de la tabla.

La primera mitad arrancó con bríos, con los dos equipos peleando por la posesión de la pelota. En ese arranque, fue el Leioa el que gozó de la mejor ocasión para haber inaugurado el marcador. Apenas a los dos minutos de juego, Luariz fue objeto de una falta a un par de metros de la corona del área. Crespo fue el encargado de ejecutar el lanzamiento, con un zapatazo que hizo temblar el larguero de la portería defendida por Carrio. Apenas tres minutos después, los leioztarras tuvieron otra gran ocasión, tras un balón a la espalda de la defensa blanquinegra que Garai remató desviado.

0 Gernika

Carrio, Aimar, Arnáez, Koldo, Carracedo, Torrealdai (Ander Sáenz, 73'), Guarrotxena (Garmendia, 80'), Gorka Larruzea, Pradera, Abaroa y Santamaría (Gandiaga, 63').

0 Leioa

Iturrioz, Aguiar, Crespo, Córdoba, Fernández, Juaristi, Cortes, Garai (Mera, 87'), Luariz (Dieng, 82'), Magdaleno (Yurrebaso, 73') y Egiluz.

Árbitro
Pérez Fernández (comité castellano-leonés). Mostró amarilla al local Abaroa.
incidencias:
Urbieta, 500 espectadores.

A partir de ahí, el Gernika se fue haciendo con los mandos del encuentro poco a poco. Ante la dificultad de entrar por dentro, buscaron con insistencia las bandas y los centros al área. Sin embargo, les faltó algo de precisión en esos metros finales para terminar de incomodar a un Leioa bien asentado.

Al filo del cuarto de hora de juego, doble ocasión para los de Urtzi Arrondo. Primero, en una buena acción individual de Arnáez, que recibió en banda izquierda y se fue hacia la frontal, buscando sitio para un remate que finalmente se le marchó junto al palo derecho de la meta de Iturrioz. Apenas un minuto después, Guarrotxena se encargó de poner en apuros al guardameta azulgrana, que detuvo en dos tiempos su lanzamiento. En esa fase del encuentro, los forales encerraron a los de Lambea sobre su área, aunque sin éxito. Gorka Larruzea colgó una falta al área en el 17', pero ni Abaroa ni Pradera pudieron sacar provecho de esa acción. Una y otra vez, el Gernika buscaba las diagonales y los envíos aéreos, y una y otra vez el Leioa se encargaba de despejarlos.

Hasta pasada la media hora, no se pudo ver de nuevo a los de la Margen Derecha en ataque. Aguiar puso un centro tras una falta rechazada, pero sin opción de remate para sus compañeros. La respuesta de los forales llegó un par de minutos más tarde, con un cabezazo de Carracedo ligeramente desviado en un saque de esquina. En los minutos finales, se estiró de nuevo el Leioa. Luariz logró controlar rodeado de defensas y filtrar un pase al interior del área para la llegada de Magdaleno. Sin embargo, el envío fue demasiado fuerte y Carrio se encargó de proteger el balón hasta que se perdió por línea de fondo.

Tras el paso por vestuarios, fueron los de la Villa Foral los que entraron con mejor pie. En apenas un par de minutos, tuvieron dos buenas oportunidades. El capitán Lander Torrealdai peinó ligeramente de cabeza un centro lateral sin encontrar portería. Mucho más clara fue la de Pradera, cuyo remate picado abajo lo atrapó Iturrioz en una buena intervención. El Leioa, que buscaba algo más de pausa en el encuentro, tuvo la suya en un saque de esquina que Fernández cabeceó fuera en el primer palo.

Como ya ocurrió durante el primer periodo, fueron los locales los que más insistieron en ataque. A los diez de la reanudación, ante la ofensiva foral, fue Córdoba el que estuvo a punto de anotar en su propia portería en el intento de despejar un envío lateral. En el córner posterior, el Gernika tiró de pizarra para dejar solo a Santamaría, que recibió el envío raso en la frontal, pero estrelló su disparo en el cuerpo de un defensor. El Leioa no se estiró demasiado, y no fue hasta pasada la hora de este derbi vizcaíno cuando empezó a dar señales de vida en ataque. Bastante tímidas, eso sí.

En el minuto 70, Pradera tuvo de nuevo otra gran oportunidad para romper la igualdad en el marcador. Recibió el cuero dentro del área, de espaldas a portería, pero logró revolverse para sacar un disparo cruzado que se marchó por muy poco junto a la base del palo.

El partido se abrió en el tramo final, pero la iniciativa y las ocasiones siguieron siendo principalmente de un Gernika más incisivo. En un saque de falta, el central Koldo cabeceó libre de marca casi en punto de penalti, pero su testarazo no llevó buena dirección. La más clara para los azulgranas llegó en el 77', tras una cabalgada de Cortés, que llegó hasta línea de fondo dentro del área y buscó a Luariz, cuyo remate se estrelló en el lateral de la red.

El Gernika lo siguió intentando hasta el último aliento. En el minuto 83, y tras una buena acción colectiva de los forales, la pelota le llegó escorada a Arnáez que, pese a tener a compañeros en mejor posición, buscó el remate desde esa zona, sin éxito. En el 89', Abaroa estuvo a punto de protagonizar otro de sus ya 'habituales' goles sobre la bocina, pero su remate en posición muy forzada acabó siendo despejado. Y con el tiempo cumplido, Larruzea empalmó en la frontal del área un disparo que se marchó alejado de la puerta azulgrana.