El Barakaldo se lleva el premio en Urbieta

Gandiaga avanza rodeado de tres jugadores fabriles./F. Romero
Gandiaga avanza rodeado de tres jugadores fabriles. / F. Romero

Un postrero gol de Fran García da la victoria a los fabriles en el derbi ante un batallador Gernika

FERNANDO ROMEROGernika

Derbi de poco fútbol pero mucha intensidad el disputado en Urbieta entre Gernika y Barakaldo, que se acabó llevando el triunfo merced al solitario gol de Fran García en los últimos coletazos del encuentro. Un choque áspero en el que los equipos se repartieron las mitades. En la primera, el cuadro foral estuvo mejor, sobre todo en la primera media hora. Y en la segunda, fueron los de Larrazabal los que mandaron con y sin balón ante un cuadro blanquinegro batallador en todo momento y que no mereció irse de vacío.

La victoria permite a los de la Margen Izquierda colocarse de nuevo en el segundo peldaño de la clasificación con 37 puntos, mientras que los de la Villa Foral pierden una posición pero se mantienen fuera de descenso. Están en puesto de play-out con 16 puntos, los mismos que Tudelano y Amorebieta.

0 Gernika

Garrantxo, Kevin (Garmendia, 89'), Arnáez (Parra, 70'), Koldo, A. Larruzea, Aimar, Gandiaga, Otiñano (Santamaría, 86'), Pradera, G. Larruzea y Enziondo.

1 Barakaldo

Viorel, Agirrezabala, Royo, Prats, Erik, Carles Marc, Villacañas (Jurgi, 73') , Sánchez, Dopi (Sergio García, 80'), Fernan (Barbosa, 62'), y Fran García.

GOLES:
0-1, m. 86: Fran García
ÁRBITRO:
Brull Acerete (colegio catalán). Amonestó a los locales Otiñano y Gorka Larruzea, y los visitantes Prats, Fernan, Carles Marc, Villacañas y Antonio Sánchez.
INCIDENCIAS:
Urbieta, 650 espectadores.

El choque arrancó con viveza. El Barakaldo quiso asustar nada más sacar de centro con una primera llegada veloz que acabó en saque de esquina. Pero a partir de ahí, el dominio pasó a ser de un Gernika más intenso y con más ganas de balón. La respuesta de los forales llegó en una serie de cuatro córners prácticamente consecutivos en los que tuvieron buenas opciones para marcar, pero faltó definir con mayor acierto. La más clara de todas ellas fue, quizás, la que se produjo cuando el crono marcaba el cuarto de hora, con un balón suelto en la frontal que cazó Koldo para soltar un zapatazo casi a bocajarro que se topó con una inmejorable respuesta de Viorel.

En el 20 de juego, fue el Barakaldo el que pudo adelantarse en el luminoso. Un error de entendimiento de los centrales blanquinegros a la hora de despejar el cuero permitió a Fran García salir veloz hacia el área de Garrantxo. Cuando se preparaba para el mano a mano con el meta donostiarra, apareció a tiempo un zaguero local para meter el pie lo justo y desviar a córner.

A partir de ahí, el dominio inicial de los de Urtzi Arrondo ya no fue tan claro y el choque entró en una fase más abierta de juego, aunque se echaron en falta más ocasiones de peligro. Pasada la media hora, una nueva contra del Barakaldo, en esta ocasión por mediación de Dopi, que volvió a deshacer con acierto la defensa local. Un chut de Fernan que se fue por encima del larguero y un centro de Enziondo que acabó en las manos de Viorel ya en tiempo de descuento fueron las últimas dos opciones de cierto peligro para cada bando antes del descanso.

En la segunda mitad, la producción ofensiva tanto de Gernika como de Barakaldo descendió aún más. Y eso que la reanudación parecía prometedora. Apenas cumplido el primer minuto, Garrantxo se tuvo que lanzar al suelo para atrapar un centro muy peligroso desde línea de fondo de Fran García. Un par de minutos después, Enziondo colgó una falta lateral que Pradera estuvo a punto de convertir, pero su testarazo se marchó rozando la madera. Y en el 49', buena acción individual de Gandiaga, cuyo centro raso al área lo remató Enziondo desviado por centímetros.

A los diez minutos de la reanudación, el Barakaldo gozó de una de sus mejores opciones. En una falta pegadita al vértice del área, centro muy cerrado al que no llegó nadie a rematar pero que aún así estuvo muy cerca de colarse en la meta defendida por Garrantxo.

A partir de ahí, el encuentro se diluyó y dio paso a muchos minutos de pelea y lucha pero lejos de las áreas. Además, fue adquiriendo un color más oscuro, dado que cada lance y cada disputa se protestó con excesiva vehemencia para lo que se estaba desarrollando sobre el verde de Urbieta.

En el tramo final, fue el Barakaldo el que gozó de una nueva ocasión, ya en el minuto 83'. Acción a la contra por banda izquierda protagonizada por un Barbosa que se internó en el área y disparó demasiado cruzado cuando estaba ya solo ante Garrantxo. Ya en el minuto 86, llegó el único tanto del derbi. Saque de esquina para los fabriles, pelota que queda muerta dentro del área y Fran García que mete la testa para enviarla al fondo de las mallas. Algunos jugadores del Gernika pidieron una mano previa pero el colegiado dio validez al gol.

Los de Urtzi Arrondo tocaron a rebato en los últimos compases buscando una igualada que no llegó, y eso que gozaron de una última ocasión para conseguirlo, en tiempo de descuento, con un zapatazo de Koldo desde la frontal que no encontró portería.

Más información

 

Fotos

Vídeos