Arrondo:«El equipo se está manejando bien en situaciones de presión»

El Correo

FERNANDO ROMEROGernika

La victoria sobre la bocina del Gernika sobre el Bilbao Athletic le daba tres puntos muy importantes al conjunto foral, que se mantiene en el filo de la navaja en esa lucha por no caer a las posiciones de descenso directo. Un triunfo trabajado para los blanquinegros, que lo festejaron por todo lo alto sobre el césped. «Esto es Urbieta, y en Urbieta ya sabemos lo que hay», resumía Urtzi Arrondo. «Estamos jugando finales desde septiembre, y el equipo se está manejando bien en situaciones complicadas de presión. Y hoy ha sido un ejemplo. Es el quinto partido seguido sumando, con victoria. Estamos felices, con ganas de ir a Tudela», reseñaba el técnico.

«Está el tema muy apretado. Hay equipos que se van a meter ahí seguro. Es una carrera larga que se va a decidir en mayo. El equipo está preparado para ello. Y vamos a seguir ahí. Que no nos den por muertos», afirmaba rotundo el preparador de los forales, que considera que «ese plus que nos puede dar ganar un partido que se ha puesto difícil, en la última jugada, te va a hacer afrontar la semana con esa sensación y confianza de que las cosas están saliendo mejor».

Sobre el desarrollo del encuentro, Arrondo comentaba que «ha sido un partido de muchas vueltas. No hemos entrado bien, nos han hecho una ocasión clara nada más empezar... Luego, según el partido ha ido hacia delante, estaba como queríamos, jugando en su campo. Hemos tenido alguna ocasión clara, y ellos apenas nos han estado inquietando. Luego ha venido el gol». «Teníamos un plan para la segunda parte, de cómo podíamos hacerles daño cambiando el sistema, pero la expulsión nos ha matado un poco», lamentaba el de Beasain. «Desde donde estoy yo, ha podido ser expulsión. Pero es fácil pitarnos. Luego ha habido alguna situación para expulsar a Murua, dos veces, y no lo ha expulsado», protestaba.

«Con uno menos, se te complica el partido. Yo creo que les hemos ajustado bien, pero ha venido ese gol en una serie de rebotes, y el partido ha entrado en una dinámica difícil para nosotros, porque la cabeza te dice que era un partido que queríamos ganar, pero teníamos que valorar el punto», explicaba. «Sabíamos que íbamos a tener situaciones de peligro, sobre todo en acciones de estrategia. Y luego la locura. En el descuento, Pradera ha tenido una clarísima.Y ya cuando pensábamos que moría el partido, ha venido ese gol de Abaroa, con la ventaja de que no han podido ni sacar de centro», añadía.

«Ahora tenemos un partido con un rival directo. Hay que ir con ganas, a seguir la buena línea de los últimos partidos fuera de casa, tres seguidos sin perder. Haremos un partido serio. El fútbol está ajustado, cada vez más. Hay que seguir», concluía.