Portugalete y Sestao, ante dos rivales exigentes como la Llagostera y el Toledo

Portugalete y Sestao, ante dos rivales exigentes como la Llagostera y el Toledo

Los jarrilleros buscan el ascenso directo ante uno de los rivales más fuertes de la categoría, mientras los verdinegros se miden a un clásico

Igor Barcia
IGOR BARCIA

El sorteo de ascenso a Segunda B no ha traído buenos premios para Portugalete y Sestao. En la eliminatoria de campeones, el club jarrillero deberá pelear contra un club dispuesto a recuperar el terreno perdido como es la Llagostera-Costa Brava, mientras los verdinegros viajarán a Toledo. Al menos, ambos tendrán la pequeña ventaja de disputar los encuentros de vuelta en casa.

La suerte ha querido que el Portugalete inicie este fin de semana un nuevo intento de ascenso ante uno de los rivales más complicados a priori. La Llagostera-Costa Brava, que en 2016 estaba todavía en Segunda División, trata de recuperar el terreno perdido y tras caer el pasado curso a Tercera, ha sido el dominador del grupo catalán en dura pugna con L'Hospitalet. El club gerundense ha vuelto a su campo municipal, después de que se trasladara a Palamós cuando subió a la División de Plata, y será una dificultad añadida para el Portugalete, un escenario de dimensiones reducidas donde deberá sobrevivir para buscar la sentencia en La Florida al amparo de su afición.

Óscar Álvarez ha sido el encargado de llevar las riendas de una plantilla que ha finalizado el curso con 83 puntos en 40 partidos. La Llagostera ha exprimido su potencial realizador para anotar 75 goles, el club más realizador del grupo catalán. Los de la Costa Brava siempre han estado en la pelea por el liderato, que han logrado para buscar al primer intento el regreso a Segunda B. Hay que recordar que el club gerundense fue la sensación temporadas atrás, cuando empezó a encadenar ascenso tras ascenso hasta hacer lo impensable, que fue llegar a Segunda División. En la temporada 2004-05 la Llagostera, de hecho, estaba en Segunda Catalana, y diez años después estaba en la División de Plata, donde obró el milagro de permanecer en su primera temporada con una novena plaza.

En cuanto al Sestao, los verdinegros afrontan una eliminatoria con sabor añejo y a tiempos mejores, ya que este fin de semana visitarán el Salto del Caballo para medirse al Toledo, cuarto clasificado del Grupo XVIII. No deberá fiarse el Sestao, puesto que el Toledo ha cuajado una destacada segunda vuelta para recuperar posiciones y colarse en el play-off, el gran objetivo de un club con urgencias para regresar a Segunda B. Los de Manu Calleja han finalizado cuartos con 70 puntos, 68 goles a favor y 43 en contra.

En caso de resolver sus compromisos el primer fin de semana de junio, el Portugalete ya estará en Segunda B, mientras al Sestao le quedarán otras dos eliminatorias si quiere seguir el mismo camino que sus vecinos.

Temas

Fútbol