Locura goleadora en Tabira

Locura goleadora en Tabira
Pankra Nieto

Cultural y Gimnástica firman un espectacular resultado que, sin embargo, no les ayuda demasiado en su lucha por eludir el descenso

FERNANDO ROMERODurango

Cultural de Durango y Gimnástica de Torrelavega, dos de los equipos con tasas anotadoras más bajas del grupo, se han dado un festín de goles en el choque que ambos dirimían en Tabira, con buena parte de sus opciones de permanencia en juego. El espectacular 4-4 es un reflejo de la necesidad de ganar de ambos equipos, que se desataron en la segunda mitad para anotar cinco dianas. Pero más allá de lo abultado del marcador, este empate les sirve para mantenerse vivos en esa pelea por salir de la zona baja, aunque con mucho menos margen de maniobra. A falta de cuatro jornadas, los durangarras se mantienen en el penúltimo peldaño de la tabla, con 30 puntos, a cinco del play-out, en poder de un Real Unión que jugará este viernes su partido ante el Sporting. Con uno más, 31, se quedan los cántabros, en situación igualmente delicada.

El encuentro arrancó de forma fulgurante, con la Gimnástica metiendo mucha presión al juego, buscando incomodar la salida de los durangarras y robar alto. No se habían cumplido los dos primeros minutos del duelo cuando los de Dani Mori dieron el primer susto. Tras una recuperación casi en la frontal del área, el balón le terminó llegando a Primo, que estrelló su zapatazo contra el palo izquierdo de la portería defendida por Errasti. En esa misma acción, algunos jugadores visitantes reclamaron un penalti del meta blanquiazul que el colegiado no estimó. Apenas un minuto después, nuevo aviso cántabro, esta vez en forma de un cabezazo de Palazuelos que se marchó alto.

4 Cultural Durango

Errasti, Jurgi (Aranda, 75'), Jagoba, Galarza, Txapu, Iparra (Abasolo, 84'), Amorrortu, Ekaitz, Pradera, Ekain y Unai (Javi Alonso, 77').

4 Gimnástica Torrelavega

Alex Ruiz, Fer, Fermín (Camus, 68'), Luis Alberto, Cristian, Cusi, Vitienes (Leandro, 68'), Palazuelos, Primo (Víctor, 85'), Alberto y Rozas.

goles
0-1, m. 19: Vitienes; 1-1, m.30: Pradera; 2-1, m. 43: Amorrortu; 2-2, m. 51: Primo; 3-2, 58: Amorrortu; 3-3, m. 61: Primo; 3-4, m. 69: Palazuelos; 4-4, m. 89: Cristian (p.p.)
árbitro
Catalá Ferrán (comité catalán). Mostró amarillas a los locales Jagoba, Galarza, Ekain y los visitantes Fermín, Alex Ruiz, Víctor, Camus. Expulsó a Ibon Ariz con roja directa por protestar desde el banquillo.
incidencias
Tabira, 750 espectadores.

A los de Igor Núñez les costó templar el juego varios minutos, pero poco a poco se fueron haciendo con los mandos del partido, aunque sin llegar a inquietar en demasía la portería rival. Apenas un par de tímidos acercamientos, como un disparo de Amorrortu que impactó contra la espalda de uno de los centrales. La Gimnástica, mientras, comenzó a buscar las transiciones rápidas para hacer daño. Aunque como realmente lo logró fue con una de esas acciones que son el 'abc' del fútbol. Saque de banda en largo al corazón del área, peinada hacia atrás y Vitienes que apareció totalmente solo en segundo palo para fusilar a Errasti por su lado. Era el minuto 19.

No se amilanó la Cultural de Durango a pesar del golpe. De hecho, se volcó aún más en ataque, gracias también en parte por el paso atrás dado por la Gimnástica. Mediado el primer periodo, Lucho evitó que Amorrortu pudiera rematar desde dentro del área. En el 27', Jagoba lo intentó con una falta directa por encima de la barrera, bien colocada pero algo escasa de fuerza, lo que dio tiempo a Alex Ruiz a reaccionar para estirarse y desviar a saque de esquina.

A la media hora, la insistencia de los blanquiazules tuvo su premio. Pradera, en gran momento de forma en este tramo final, ganó la espalda al central, recibió en carrera y batió por bajo al meta en su salida para fijar el 1-1. El ariete estuvo muy cerca de anotar el segundo para los suyos un par de minutos más tarde tras un buen servicio de Jurgi desde banda derecha, pero el defensor se anticipó para despejar cuando se disponía ya a cabecear en posición franca.

Con la testa llegó precisamente el segundo tanto de los de Igor Núñez. Y por mediación de uno de los que, posiblemente, menos se podría esperar. El menudo Iker Amorrortu, habilidoso con el balón en los pies, fue el encargado de culminar en el 43' una larga acción de ataque de los durangarras con un remate de cabeza picado en la frontal del área pequeña, tras ganar la posición a su par. Ni él mismo parecía creérselo en la celebración.

En la segunda mitad, el partido se volvió totalmente loco. Cinco minutos para entrar en calor y, a partir de ahí, arrancaron las hostilidades. Comenzó golpeando la Gimnástica, que se aprovechó de un desafortunado error de Errasti. Al cancerbero se le escurrió el balón de las manos y Primo, que andaba por allí, no desaprovechó el regalo y anotó a placer el 2-2 en el 51'. Los del Duranguesado reaccionaron con rapidez. Antes de cumplirse la hora de partido, lograron adelantarse en el marcador de nuevo por mediación de Amorrortu, que picó por encima del portero tras una asistencia de Pradera, que había robado muy cerca de la frontal. En la siguiente acción, al poderoso 9 local le anularon un gol por un fuera de juego muy protestado por la afición de Tabira. Y un minuto más tarde, tras otra nueva recuperación en zona ofensiva, fue Ekain el que se dispuso a encarar en la media luna del área, pero le cerraron rápidamente tres defensores.

Cosas del fútbol, de lo que pudo haber sido y no fue, al empate de la Gimnástica. Primo controló en la frontal del área y, sin pensárselo, armó un duro disparo con el que batió a Errasti. La locura no terminó ahí. Con el partido roto, las llegadas se sucedieron en ambas áreas. Palazuelos pudo ampliar la ventaja de los gimnásticos en el 64', pero su cabezazo en segundo palo, libre de marca, se fue arriba. Los vizcaínos respondieron con otra rápida acción protagonizada por Amorrortu, que llegó hasta línea de fondo para poner un centro raso al centro del área pequeña, donde estaba Pradera listo para fusilar, pero se adelantó el defensa visitante. En el córner posterior, Ekain conectó una espectacular chilena, pero su remate tropezó en el cuerpo de un compañero. En esa sucesión de ataques, el premio cayó de nuevo del lado visitante. Palazuelos remató en área pequeña de cabeza un balón colgado desde banda izquierda, volteando el marcador hasta el 3-4. Ahí no había terminado todo.

A partir de ese momento, la Gimnástica cedió el balón a la Cultural para tratar de buscar las contras. Pudo sentenciar Luis Alberto en el 72', pero su remate de cabeza se fue alto. Muy cerca de la escuadra se marchó el testarazo de Ekaitz a la salida de un córner, dentro ya de los últimos diez minutos del choque. Un par de lances más tarde, Jagoba puso un centro al punto de penalti, donde apareció Pradera para lanzarse en plancha a por el balón, que rebotó en un rival antes de perderse por línea de fondo. La Cultural puso cerco al área cántabra, y Ekain estuvo a punto de aprovecharlo en el 87', cuando recogió una pelota suelta en la frontal, pero su golpeo con el interior se marchó por encima del travesaño. Con el partido agonizando, llegó el tanto del empate. Aranda, que había entrado al verde unos minutos antes, se incorporó al ataque por banda diestra y se sacó un centro chut que acabó dentro de la portería tras rebotar en un defensa cántabro. Con el tiempo ya cumplido, pudo incluso caer el quinto de los blanquiazules, pero el remate de Galarza a la salida de un córner se fue desviado por poco.