Cuarta jornada para salir del sótano

La Cultural de Durango se enfrenta al Arenas en Gobela./Borja Agudo
La Cultural de Durango se enfrenta al Arenas en Gobela. / Borja Agudo

Nuestros equipos buscan triunfos que les permitan remontar el vuelo en la tabla.

JAVIER BELTRÁNBilbao

La clasificación no engaña, es tozuda, aunque se hayan dirimido solo tres jornadas de la competición. Se ha empinado para una armada vizcaína que confía, sin embargo, en que a la cuarta sea la vencida, aunque se cruzan dos de los implicados en la zona roja en un derbi de infarto entre el Arenas y la Cultural de Durango (Gobela, sábado, 18:00h.). Junto a ellos, SD Amorebieta y Gernika tratarán de despegarse del inquietante sótano del Grupo II.

Un Arenas que suma un punto, lo mismo que la Cultural, y que no puede dejar más pluma en su jaula tras el bofetón en El Sardinero. Los delanteros han dispuesto de oportunidades, pero no se terminan de concretar. Jabi Luaces trata de buscar vías para cristalizar el dominio, sin dejarse obsesionar por la asignatura pendiente del dichoso gol, el grano que alimenta el fútbol. Solo el CD Vitoria sigue huérfano del mismo en una tabla aún comprimida y dispuesta a desatarse.

También el sábado, en Sarriena (16:00h.), se citan dos equipos que no pasan por ningún apuro clasificatorio, SD Leioa y Bilbao Athletic. Un derbi en el que el equipo local cuenta con hasta 14 jugadores, además del técnico, Jon Ander Lambea, con pasado en Lezama. Los últimos en aterrizar, Cris Atangana como cedido desde el Bilbao Athletic, aunque aún no ha debutado por la consistencia de Iturrioz bajo palos, Jon Iru, Luariz, Garay y Bengoa. Los locales presumen con 5 puntos, mientras que los cachorros, con 7, ya se han colocado en el sector aristocrático. Pero Gaizka Garitano reclama más pulcritud defensiva, no le vale con las pinceladas de talento de los Iñigo Vicente o Iñigo Muñoz, ni con los goles de Villalibre. Reclama más solidez y concentración. Tiene listos para la causa a Asier Benito y Gorka Pérez, aunque siguen en boxes Sancet, Seguín, Víctor San Bartolomé y Thaylor Aldama.

La SD Amorebieta, farolillo rojo, se mide a las 17:00 h. en su campo de Urritxe a un Tudelano que presume de Gabarre, uno de los goleadores del Grupo II con tres tantos, los mismos que el mencionado Villalibre y Mikel Orbegozo. El equipo navarro es sexto en la tabla, con 6 puntos, demostrando, como el Calahorra, que van muy en serio a competir con los clubes cabeceros sin ningún tipo de complejo.

Ya para la jornada del domingo, el envite de Miranda tiene miga. La buena noticia para el Mirandés, no quizás tan boyante para el Barakaldo, estriba en la recuperación del excapitán fabril Galder Cerrajería para este domingo a las 18:00h. en Anduva. El centrocampista rojillo ahora, e histórico en Lasesarre tras debutar en el Athletic, acabó con molestias en el estreno de Liga en Estella frente al Izarra. Ha permanecido al margen del grupo purgando unas molestias musculares en la parte posterior del muslo derecho. Cerrajería ha trabajado intensamente y de manera ininterrumpida junto a los fisios y desde el lunes trabaja con el lote. Por su parte, Pitu Camacho es baja por una lesión de ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda. Larrazabal tiene el hándicap de adaptarse a la ausencia de laterales izquierdos. Con Galán en la enfermería mes y medio por una luxación de hombro, con Arencibia y Agirrezabala en talleres, deberá improvisar media defensa, con Prats de 3 o escorar al central Erik Ruiz. Un Mirandés que presenta una tarjerta de visita notable, con el mayor número de goles a favor (6) del grupo junto a Racing y Calahorra en los tres partidos disputados hasta la fecha.

En Gernika, con los ecos de una Copa frustrada ante el Sant Andreu con polémica de un penalti regalado en la prórroga, con lluvia para exportar y un viaje accidentado. «Qué duro mirar es a estos héroes y ver sus caras. Orgullosos de cada uno de vosotros, no cabían más palos en la ruedas. Nos ponemos de pie, sois un ejemplo de lucha contra la adversidad», lanzaba desde su cuenta corporativa el club foral, siempre entregada con su oriunda plantilla. Pero la vida sigue y el equipo de Urtzi Arrondo se mide al Real Unión (18:00h. Urbieta) con ese punto en el casillero y seguro que rotando el banquillo para dosificar los esfuerzos derivados del tiempo extra sobre el verde empantanado del Narcís Sala. Los fronterizos, décimos con cuatro puntos, son una incógnita en una campaña de transición en la que se deben posicionar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos