La clasificación ya da respeto en Segunda B

Lance del encuentro entre Bilbao Athletic y Amorebieta. /Mireya López
Lance del encuentro entre Bilbao Athletic y Amorebieta. / Mireya López

Gran parte de la armada vizcaína se ha instalado inquietantemente en el furgón de cola tras la tercera jornada

JAVIER BELTRÁN

La clasificación asusta, o, cuando menos, infunde respeto. De hecho, apetece darle la vuelta, como si fuera un calcetín. Es verdad que la Liga del Grupo II de Segunda B acaba de arrancar, que son apenas tres jornadas, pero gran parte de la armada vizcaína se ha instalado inquietantemente en el furgón de cola tras una jornada, de nuevo, bastante esquiva. Del puesto 17 al 20 se ubican en zona roja de la tabla: Gernika, Arenas y Cultural, con un solo punto, y cierra la cremallera el Amorebieta tras ser abofeteado en Lezama, con ninguno.

Con el Racing en la cúspide y el Calahorra, que va en serio con una plantilla muy interesante, segundo, se salvan de la quema en la clasificación virtual el Bilbao Athletic, tercero en la tabla con 7 puntos, que noqueó sin piedad a un todavía blando Amorebieta, aunque Gaizka Garitano trate de bajar los humos a los cachorros exigiendo mucho mayor rigor defensivo. También el Barakaldo, cuarto, resarciéndose de la dolorosa eliminación de Copa, con esos mismos siete puntos, tras deshacerse del siempre feroz Real Sociedad B, pese al peaje de perder a su único lateral zurdo, Xabi Galán, con una luxación de hombro. «Ojalá el equipo siga rindiendo a este nivel», deslizaba un Larrazabal satisfecho de la competitividad de un plantel muy remozado que se crece ante la adversidad y que dedicó la victoria a su compañero averiado.

Cabe resaltar además el rendimiento sostenido del Leioa de Jon Ander Lambea, octavo con cinco puntos después de asaltar el Stadium Gal (1-2), que le sirve para seguir con la línea de regularidad que le ha mantenido a flote estas últimas campañas en el fútbol de bronce. Yurrebaso, siempre atento, y una falta lejana de Adrián Crespo anotaron en Irún, orillando el tanto de Alain Eizmendi.

En el polo más negativo pese a la voluntariedad y laboriosidad, la Cultural de Durango, que le ha tocado de saque tres rivales de empaque, el último lidiar con la insultante pegada del Mirandés: «Nunca hemos bajado los brazos», lanzaba su técnico Igor Núñez, sabedor que vendrán tiempos mejores.

El Calahorra, un recién ascendido atípico, con músculo financiero, noqueó al Gernika (3-1) en La Planilla. Guarrotxena y Enziondo merecieron poner en apuros a los riojanos. Los forales, sin embargo, siguen con un solo punto. El mismo que atesora el Arenas, que no logró amortiguar el potencial de un Racing imperial, con pegada (cuatro goles en El Sardinero, el último de Jon Ander Pérez) y una plantilla de ensueño llamada al ascenso a Segunda. Y eso que el equipo de Luaces dispuso de tres ocasiones claras por parte de Ramos, Dani López y Etxaniz, pero no hubo manera de recortar distancias.

En la clasificación de goleadores se destacan tres delanteros con 3 tantos: Asier Villalibre, que vuelve por sus fueros de nuevo en el filial tras su cesiones en Valladolid y Lorca, Mikel Orbegozo, ahora en el Real Unión tras un amplio historial, entre otros en el Bilbao Athletic, y Gabarre, ariete de Tudelano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos