Bofetones para Cultural, Gernika y Bilbao Athletic e impulso del Barakaldo

Bofetones para Cultural, Gernika y Bilbao Athletic e impulso del Barakaldo
Juan Echeverria

JAVIER BELTRÁNBilbao

La jornada 35 no resultó productiva, sino todo lo contrario, para el grueso de la armada vizcaína, con derrotas de la Cultural en Urritxe, ya al borde del descenso automático, del Gernika ante el Izarra, del Bilbao Athletic en Lezama y del Arenas en Oviedo. Solo se salvan de la quema el Barakaldo, que se aferra al cuarto puesto, una SD Amorebieta sin cadena y una SD Leioa que sigue con gasolina para la Copa.

El sábado, el Racing se proclamaba campeón de Liga del Grupo II tres jornadas antes de acabar la competición, tras el 1-1 en Sarriena ante una SD Leioa que sigue peleando por la Copa. «Me voy disgustado porque tenía clarísimo que íbamos a ganar viendo al equipo», comentó el técnico del Racing, Iván Ania. «No haber hecho el segundo gol nos ha condenado. El partido queda manchado por esos últimos minutos. Un error te condena y pierdes dos puntos que eran más que merecidos. Sufres porque el Leioa, a base de balones directos y con tres delanteros, te fijan los centrales. En una disputa que no ganamos nos hicieron el gol», sellaba recordando el gol de Gorka Luariz en el minuto 87.

En Urritxe, la SD Amorebieta venció 3-0 a la Cultural, con lo que los azules terminan de hundir a los durangarras amparados en su brutal segunda vuelta dejando rivales por el camino. Dos goles sutiles de calidad de Iturraspe y de Soberón, que volvía al once, encarrilaron un derbi que culminó Ibarbia para dejar sin opciones a los pupilos de Igor Núñez. «El inicio de la segunda parte nos ha condicionado muchísimo. Un equipo en nuestra situación cuando recibe un golpe fuerte y remar contracorriente ante un Amorebieta en buena dinámica era difícil», comentó el míster de la Cultu, que lamentaba el segundo gol de los azules: «Ha supuesto un golpe importante», reiteraba. La permanecia está al límite: «Mientras matemáticamente estemos en la categoría seguiremos luchando, aunque tras esta derrota el vestuario era un funeral».

Ya en la jornada del domingo, el Bilbao Athletic se estrelló contra un muro y perdió ante el Sporting B (0-2) en una matinal aciaga, en el catalogado por su propio entrenador como «el peor partido en casa», y eso que en la 'era Solabarrieta' al frente del filial había vencido en siete partidos, con dos empates, sin derrotas. A los cachorros se les escapa el playoff de ascenso con la victoria del Barakaldo, que ya les saca ocho puntos a falta de tres jornadas: «Lo peor de todo ha sido la lesión de Gorka (Guruzeta). Le harán pruebas y esperemos que sea lo menos posible. En cuanto a lo de Vivian, que pensaba que se le había salido un hombro, y creo que se ha quedado en un golpe», señalaba el técnico ondarrutarra ante dos lesiones más de dos jugadores titulares en su esquema. No quiso profundizar a propósito de la polémica salida infructuosa de su segundo, Iñaki González. «Tengo dos opciones, entrar o no entrar, y no lo voy a hacer», despejó para no meterse en líos con el club.

El Barakaldo se impulsa rumbo al playoff de ascenso tras una brillante victoria en el estadio de El Malecón (1-3), con goles de Jurgi Oteo, Barbosa y Villacañas y que le hace mantenar a raya al Oviedo B (58 por 54 puntos), que sigue a 4 puntos tras noquear al Arenas sobre la bocina. «El arreón de la Gimnástica ha sido muy digno con un jugador menos. Han podido incluso hacer el segundo gol. Sabíamos que íbamos a tener nuestras opciones a la contra», relató el técnico fabril, Aitor Larrazabal. Por su parte, Borja Camus, autor del gol cántabro, lanzó que «nada nos ha ido de cara. Creo que la suerte este año no ha estado con nosotros. Por supuesto que hemos hecho cosas mal, hay que ser realistas», comentó sobre un desplome claro del equipo cántabro que apunta a la Tercera División, penúltimo en la tabla con 31 puntos.

El Gernika perdió fuelle en Urbieta. El 'rey del empate' no pudo sumar otro ante el Izarra por la permanencia ante un rival directo. Un solitario gol de Toni García en el minuto 82, tras haber estrellado un balón en la madera, dejaba a los forales hundidos en descenso, a cinco puntos del Real Unión en el puesto de playout y con la salvación directa casi imposible para los hombres de Urtzi Arrondo.

El Arenas, por su parte, se complicó la vida en el campo de El Requexón con un definitivo 3-2, obra de Javi Mier, para el filial del Oviedo en el tiempo de prolongación (minuto 93), que deja a los carbayones pendientes del Barakaldo y del playoff de ascenso. Los goles de Alberto González y de Aitor Ramos, que al filo de la media hora ponía el 2-2 en el luminoso, no bastaron. Un bofetón inesperado que deja al Arenas a solo tres puntos del puesto de playout a falta de tres envites. Ahora se la juega en Gobela ante el UD Logroñés, ya clasificado para el playoff de ascenso, pero que aspira a la segunda plaza.