Villalibre declina una cesión al Racing de Santander

Villalibre fue el autor del gol rojiblanco ante el Racing./Mireya López
Villalibre fue el autor del gol rojiblanco ante el Racing. / Mireya López

El delantero rojiblanco prefiere seguir centrado en el Bilbao Athletic a la esperar de poder dar el salto al primer equipo

JAVIER BELTRÁN

Asier Villalibre empataba el encuentro ante el Racing de Santander este sábado en Lezama con el pecho, batiendo en el segundo palo a Iván Crespo. Además, mantuvo en jaque a los dos centrales: Óscar Gil, al que conocía de sobra de su periplo en el Bilbao Athletic, y al experimentado Jordi Figueras. El delantero del Bilbao Athletic les volvió literalmente locos. En el conjunto cántabro ya sabían de su potencial y han tratado de captarle como cedido para este tramo final de campaña y para el playoff de ascenso en sustitución del lesionado de ligamento cruzado, Jon Ander Pérez. Además, el veterano David Barral tampoco está descollando pese a la inversión. La respuesta del club de Ibaigane y del propio ariete ha sido negativa. No sale. Quiere apurar las opciones por el cuarto puesto (a 7 puntos a falta de 7 partidos). El Racing, por su parte, también ha sondeado al excachorro Mario Barco, sin minutos en el Cádiz, quien también declinó esta vía.

Asier Villalibre, con sus 18 goles, supera de largo su mejor registro goleador que se elevaba a 12 tantos en 27 partidos en el curso 2016-17, antes de sus cesiones a Numancia, Valladolid y Lorca, las dos últimas escasamente productivas. En Pucela estaba el killer Jaime Mata y en Murcia el equipo era último y sin apanas opciones. En el filial ya ha superado a estas alturas a Sabin Merino y Azkorra, ambos con 17 tantos. Este curso ha jugado los 31 partidos de Liga, primero con Gaizka Garitano en el banquillo y después con Solabarrieta, todos ellos de titular, menos uno. El Athletic quiere que esté tranquilo, sin alteraciones, arropado por su familia y por su entorno, donde mejor rinde. En los datos queda patente.

Por reglamentación federativa, Asier Villalibre, de solo 21 años, no puede ascender este curso al primer equipo del Athletic por duplicidad de contratos con el primer equipo y luego con el segundo. Una decisión consensuada para foguearse de nuevo en Segunda B tras no convencer en la pasada pretemporada. Su registro anotador sólo lo soporta el veterano Yuri de Souza, en la Ponferradina de Bolo, también con 18 goles.

Villalibre debutó con el primer equipo hace dos temporadas, con solo 19 años. En la temporada 2016-17 actuó en ocho partidos con Ernesto Valverde, seis de Liga y dos de Europa League, dejando destellos de su potencial. El 30 de junio acaba contrato y aunque aún no ha recibido ninguna propuesta. Las dos partes quieren seguir vinculadas. Villalibre se siente muy bien en casa. Su etapa con el filial está, ahora sí, rentabilizada. Si no pasa el corte del primer equipo en una nueva pretemporada a las órdenes de Gaizka Garitano, será cedido de nuevo a Segunda.