Los goles de Villalibre no tendrán premio este año

Villalibre, durante un entrenamiento con el primer equipo. /Mireya López
Villalibre, durante un entrenamiento con el primer equipo. / Mireya López

Una normativa federativa impediría a Garitano contar esta temporada con el delantero del filial, autor de 15 tantos en 35 partidos esta campaña con el filial

JAVIER BELTRÁN

Asier Villalibre no podría ascender esta temporada al Athletic si así lo decidiera Gaizka Garitano, debido a una normativa que lo impide. Se trata de que habría sido de dado de baja federativa como futbolista de la primera plantilla esta campaña para acomodarse en el equipo filial, donde está protagonizando una gran campaña: 15 goles en 25 partidos.

Una normativa federativa que, en principio, se redactó precisamente para ayudar a los más jóvenes, pero que en este caso perjudica al interesado, que no puede ser reclutado esta temporada. A sus 21 años, Villalibre paladea su mejor momento, tranquilo y centrado en el seno del filial de Segunda B. Así estaba previsto y era lo deseado tras dos cesiones en Pucela y Lorca que no terminaron de cuajar. De hecho, en la pasada pretemporada se apostó en el organigrama técnico del Athletic por dos vías: la que indicaba que Berizzo se quedara con el fornido delantero en su plantilla si le convencía, o la de bajar al filial de nuevo, sin contemplar otra cesión a Segunda División. Finalmente ocurrió lo segundo, arropado por su familia y por sus compañeros, en un entorno favorable donde se esparaba que Villalibre rindiera al más alto nivel.

El delantero rojiblanco marcó de nuevo el pasado sábado en el 4-1 ante el Oviedo B y ya suma 15 goles esta campaña. Supera su mejor registro goleador, que se elevaba a 12 tantos en 27 partidos en el curso 2016-17, antes de sus cesiones a Numancia, Valladolid y Lorca. En el cómputo general, suma 29 tantos con el filial rojiblanco, el tercer máximo artillero del Bilbao Athletic en los últimos 25 años. Solo Gorka Azkorra (31) y Guillermo Fernández (30) le han superado. Hace 35 años, Julio Salinas anotó en Segunda División 15 en 25 partidos, con Butragueño de pichichi de aquella campaña.

Villalibre debutó con el primer equipo hace dos cursos, con solo 19 años. En la temporada 2016-17 actuó en ocho partidos con Ernesto Valverde en el banquillo, con seis de Liga y dos de Europa League, dejando destellos de su potencial en los minutos salteados. No desentonó y se le quiso foguear en Segunda como arancel para asentarse como león de pleno derecho.

Este mes de junio acaba contrato en el Athletic y, aunque aún no han llamado a negociar a su agente, la previsión del club es llegar a un acuerdo para ampliar su estancia en la entidad. Se ha fichado a Kodro, se cuenta con Guruzeta y con Williams, pero las dos partes quieren seguir vinculadas, aunque evidentemente su etapa con el filial ya está superada y rentabilizada una vez que acabe el actual curso. Villalibre despega de nuevo con el horizonte despejado para superar esta campaña la barrera de los 20 goles.