Solabarrieta: «Tenemos sensación de incredulidad»

Solabarrieta: «Tenemos sensación de incredulidad»
Athletic Club

JAVIER BELTRÁNBilbao

Cariacontecido tras un envite accidentado y con una derrota inmerecida a todas luces (2-1) en la prolongación de la cita ante la UD Logroñés, lo que prorroga la agonía lejos de Lezama, se explicaba Aritz Solabarrieta en las entrañas de Las Gaunas: «Nos han vuelto a hacer un gol en el minuto 95, en la última jugada del partido, y hemos vuelto a perder».

Se reclamó un penalti sobre Nolaskoain, pero Solabarrieta no busca excusas en causas externas. «No sirve de nada valorar al árbitro, bastante tengo con valorar al equipo, a los jugadores, mirarme a mí. Creo que hemos hecho un partido muy bueno, sobre todo la segunda parte en la que no nos han generado absolutamente nada, pero hemos vuelto a perder», reiteraba el técnico ondarrutarra, que anhela un cable: «A veces es necesario el resultado para poder ayudarte a reafirmar. Si pierdes se hace mucho más complicado. Ha sido duro otra vez, sí», lanzaba el técnico del Bilbao Athletic al que se le resiste vencer a domicilio pese a merecerlo en varios de los seis encuentros neutralizados. En Logroño se mascó, al menos un empate que hubiera esquivado esta racha endiablada.

Solabarrieta, con la voz entrecortada por momentos, recordó que en partido Gernika les «pasó lo mismo en la última jugada del partido (gol de Abaroa), aunque el partido no fue bueno. En Logroño nos ha vuelto a pasar. Es una sensación de incredulidad. Es evidente que necesitamos hacer algo diferente porque llevamos seis derrotas fuera de casa (en paralelo a cinco victorias en Lezama) y así no es fácil engancharse arriba».

El exleón, que busca dar con la tecla para equilibrar los resultados que se sonríen con suficiencia en Lezama, sostiene que pese los intentos reiterativos a domicilio, debe perseverar: «Necesitamos cambiar, es evidente. Cuando tienes este déficit fuera de casa, intentas cambiar cosas, cambiar jugadores, aunque manteniendo unos principios que tenemos», desliza Solabarrieta, que insiste en lo mismo: «Es curioso que en casa nos está yendo bien y fuera, en resultados, no, aunque ante el Logroñés hemos hecho un buen partido», zanjaba un Solabarrieta que prefiere no profundizar en la nueva derrota «en caliente» y seguir percutiendo en la formación y la competitividad de los cachorros.