Sillero, KO, y Muñoz entra en liza

Muñoz cae ante un defensor del Tudelano. /Borja Agudo
Muñoz cae ante un defensor del Tudelano. / Borja Agudo

El lateral derecho estará de baja un mes por una rotura en el quinto metatarsiano, mientras que el extremo derecho reapareció ante la SD Amorebieta tras dos meses en talleres

JAVIER BELTRÁNBilbao

El Bilbao Athletic no termina de sacudirse el azote de las lesiones. Jon Sillero, el habitual lateral derecho del equipo, se encuentra en talleres por culpa de una lesión en el quinto metatarsiano, un hueso que se localiza en el borde externo del pie. Una fractura frecuente ante acciones de salto y cambios de ritmo y dirección como el que sufrió en el derbi ante la SD Amorebieta en Urritxe, curiosamente jugando de central. En el polo positivo, la reaparición dos meses después de Iñigo Muñoz, que saltó en el minuto 77 por Gaizka Larrazabal.

Ante la fractura y la dificultad para caminar, a Sillero, que tuvo que ser relevado por Murua a la media hora del juego en Urritxe, se le podía ver esta semana por las instalaciones de Lezama apoyado en unas muletas para no forzar la articulación. Es una lesión que generalmente responde bien al tratamiento conservador, pero que requiere un tiempo prudencial de inmovilización para su consolidación definitiva. Las muletas evitan la carga sobre el pie afectado. Se esperan unas cuatro semanas para salvar la fractura. El tratamiento quirúrgico está indicado únicamente en aquellos casos en los que se presenta una rotura por más de dos partes. Ahora el joven Jesús Areso (cosecha del 99) tiene el carril derecho a su servicio para expandirse. Se espera mucho de sus prestaciones tras abonar su cláusula a Osasuna (350.000) hace año y medio, con el consiguiente enfado del club rojillo.

Por su parte, Muñoz, apartado de los terrenos de juego desde noviembre por un tema muscular, con algunas recaídas que han retrasado su vuelta hasta la cita de Amorebieta, viene lanzado. El exextremo de Somorrostro y Gernika, formado en el Danok Bat, llegó a debutar en Copa con el primer equipo del Athletic en Formentera en octubre de 2017 junto a Óscar Gil, ahora central del Racing, e hizo la pretemporada con Berizzo. Fue descartado en medio de la misma junto con su compañero del filial Iñigo Vicente.

Aritz Solabarrieta ya se topó con una plantilla sin los lesionados Sancet, que ya toca balón, y Baqué, ambos con rotura del ligamento cruzado anterior. Sigue fuera Aitor Seguín, y tres meses ha permanecido entre unas cosas y otras el ariete Asier Benito, ya felizmente recuperado. También Gorka Pérez visitó la enfermería con una luxación de hombro, en un curso muy accidentado. Oier Luengo fue cedido a la SD Amorebieta, por lo que la zaga se queda ahora mismo, sin Sillero, bastante mermada. El domingo, tras una nueva derrota fuera de casa (solo han sumado 5 puntos de sus 31 totales) se mide en Lezama a la SD Leioa, revelación del campeonato con esa quinta plaza con 37 puntos. En el equipo de Lambea trata de ganarse el puesto cedido del filial rojiblanco el arquero Chris Atangana, con Iturrioz muy seguro bajo palos.