Sergio Benito, delantero de la Cultural Leonesa: «Vivian es muy rápido, ya me cubrió»

Sergio Benito, en un partido./E.C.
Sergio Benito, en un partido. / E.C.

JAVIER BELTRÁN

El joven delantero de la Cultural Leonesa Sergio Benito (23-3-1999), cedido desde el Rayo Vallecano y que la temporada pasada jugase en el Barakaldo en una situación calcada, se mide al Bilbao Athletic este domingo en El Reino de León. «El míster me ha pedido información del rival», confiesa a EL CORREO y remarca que conoce a Dani Vivian porque «ya me cubrió el año pasado» y a Tascón, repescado de las filas de la SD Amorebieta: «Pelea mucho y va muy bien por arriba», advierte.

El delantero madrileño, de solo 20 años, que había realizado la pretemporada del Rayo Vallecano, marcó el pasado domingo al Real Unión en el Stadium Gal. Benito saltó al verde en el minuto 60 y siete minutos después batía a Irazusta en uno de sus ramalazos de talento: «Empecé marcando y contento por ello», apostilla. La cesión a León no se la pensó al tratarse de un club grande con aspiraciones de ascenso: «Surgió como lo del Barakaldo. En el Rayo no iba a tener muchos minutos y era lo mejor para mí», señala la perla de la cantera vallecana.

Allí se ha topado arriba con Dioni, un jornalero más que contrastado en Segunda B que siempre garantiza goles en su casillero: «Estoy muy bien con él, nos asociamos muy bien», subraya Sergio Benito. Su compañero Sergio Moreno, que fue sondeado por el Athletic hace meses, salía también prestando del Rayo rumbo al Valencia B: «Sí, lo mismo que yo, para poder jugar minutos y partidos». Benito no promete una cifra de dianas, pero confía en no defraudar a la parroquia leonesa: «Eso es lo que espero, en Barakaldo hice 7 goles en Liga y uno en Copa, aunque estuve parado por una lesión de tobillo», rememora.

Buenos recuerdos de su paso por Bizkaia

Preguntado por su entrenador, José Manual Aira, por su experiencia ante los cachorros con la elástica gualdinegra, le comentó que «son chicos jóvenes que juegan muy bien a fútbol, y que a algunos conocía como a Dani Vivian, que ya me cubrió a mí ante el Barakaldo o a Tascón». Un central vitoriano, a caballo con el primer equipo, al que describe como un zaguero «muy rápido y contundente». Tira de precaución y comenta que el plantel leonés no piensa aún en el playoff de ascenso: «Vamos antes encarando cada partido para sacar lo mejor de nosotros».

Benito no se olvida del club fabril, al que sigue muy de cerca en su nueva trayectoria: «Han empezado muy bien con dos victorias. Me quedo con el cariño que me dio la gente, fue muy buena conmigo, también con el cuerpo técnico que tuve (Aitor Larrazabal y Germán Beltrán) y sobre todo, la afición», enumera. Regresar a Euskadi no lo descarta en el futuro: «Ya sabes cómo es el mundo del fútbol, hoy estás aquí, mañana allí, y no se puede saber, pero no me importaría para nada volver», desliza Sergio de su estancia en Bizkaia. Compartió un piso y experiencias vitales en la zona de Rontegi, cerca de Lasesarre, con otros dos futbolistas jóvenes de prometedor futuro como Toni Sánchez y Víctor Villacañas, uno ahora cedido del Mallorca en el Mirandés en Segunda y el otro en el filial del Oviedo.