Iñigo Muñoz, ex del Bilbao Athletic: «Mi idea es salir fuera, me va a venir bien para madurar»

Iñigo Muñoz, en Bilbao./
Iñigo Muñoz, en Bilbao.

El extremo bilbaíno debutó en Copa ante el Formentera

JAVIER BELTRÁN

Iñigo Muñoz (16-12-96) fue uno de los descartes del Bilbao Athletic por edad y por las dichosas lesiones, que le orillaron a rebufo de Gaizka Larrazabal. Ya licenciado en IVEF, busca experiencias no sabe «si fuera de España, pero sí fuera de aquí», desvela el extremo bilbaíno, que debutó en Copa ante el Formentera y que fue integrante de la pasada pretemporada con Berizzo a los mandos.

- ¿Qué tal el verano?

- Terminando la universidad (IVEF en Deusto), me falta sólo entregar un trabajo y ya termino la carrera. Estoy tranquilo, me iré unos días a Menorca con mi chica.

- ¿Se esperaba el corte de Lezama, por edad o porque no había jugado demasiado?

- Ambas cosas, el tema de Sub-23 ya es algo diferente para un filial y el tema de lesiones. No he tenido los minutos que esperaba. En su día ya hablamos las dos partes y acabamos genial. Ellos no tenían intención e renovarme y yo también tenía ganas de salir un poco de Lezama.

- Resuma su calvario de lesiones este último curso...

- He estado dos años en Lezama. El primer año tuve tres en el isquio, y este segundo año, otras tres, incluyendo la recaída, lo que te marca en cuanto a continuidad. Es díficil jugar así con tantas lesiones.

- Nunca se formó en Lezama: Danok Bat, Somorrostro, Gernika, ¿de qué le sirvió?

- Me sirvió para ver lo que hay fuera, el fútbol de verdad. En Lezama es muy difícil estar y pocos jugadores entran. Lo normal es estar fuera de Lezama en equipos como el Gernika, donde te encuentras también gente de nivel, gente que ha estado en Lezama antes, que te transmiten su experiencia. A nivel personal te permite un crecimiento. El año del Gernika fue estupendo. Con muchos de esos jugadores sigo teniendo relación, como con Madrazo o Enziondo, con los que hice muy buenas migas.

- ¿Su cénit en el Athletic coincidió más con su debut en Copa en Formentera o con la pretemporada con Berizzo?

- Lo de la pretemporada con el primer equipo me hizo mucha ilusión, es lo quiere todo el mundo. Nos descartaron en el primer corte (junto a Iñigo Vicente), nos dijeron que teníamos que bajar al Bilbao Athletic, y genial, ningún problema. Antes debuté con Ziganda en Copa, en la ida de Formentera. Venía de hacer buenos partidos con el filial, era el principio de temporada.

- Esta próxima temporada promocionan hasta seis de sus compañeros, ¿Cuántos cree que se quedarán finalmente en la plantilla de Gaizka Garitano?

- No lo sé. Hay muchos jugadores, no sé cuántos se juntarán, pero a la hora de decidir, conociendo un poco a Garitano, no va a tener en cuenta la edad, ni que suban del filial. Al final, quien haga méritos en el stage, no va a tener ninguna pega por Garitano en decidir el que se quede.

- Un puesto, el suyo de extremo derecha en el que la competencia era feroz con Larrazabal, Iñigo Vicente o incluso Guruzeta cuando bajaba del primer equipo...

- La parte de arriba, y más en esa banda, la competencia ha sido una pasada. Todos ellos van a la pretemporada y era difícil. Cuando además sales de lesiones..., te topas con mucho nivel. Aunque era una competencia muy sana. Con Larrazabal tenía muy buena relación personal y me alegro mucho por él.

- ¿Intuye en Gaizka Larrazabal hechuras como para agenciarse un puesto este verano?

- Creo que sí. Físicamente en un tío fuera de lo normal, un extremo diferente, físico, con fuerza y llegada. Este año ha metido diez goles, que es una pasada; muchos para un extremo. Garitano habrá tomado nota y valorado. Si está ahí es por los méritos que ha hecho y que se lo merece más que nadie.

- ¿No ha sido una pena que este Bilbao Athletic no se haya colado en el playoff de ascenso con una plantilla tan completa?

- Es verdad, nos ha faltado los números de fuera de casa, nos ha lastrado. Teníamos un equipo muy bueno. Aunque merecimos más puntos fuera, pero la racha era muy mala y estar ganando en casa y perdiendo fuera durante muchos partidos no consigues lo que quieres. Al final nos hemos quedado por poco (sextos) y hasta seis jugadores van a hacer la pretemporada.

- La derrota ante el Sporting B en Lezama fue clave, se habrían puesto a dos puntos del Barakaldo.

- Sí, sí, hay días que no sale y no sale. No todos los partidos se podían ganar en casa.

- ¿El cambio de entrenador (Solabarrieta por Garitano) pudo repercutir en algo?

- No, el cambio de Berizzo provocó el relevo. Vino otro entrenador con otra idea, pero no repercutió en entrar o no en el playoff de ascenso.

- Y ahora pendiente del móvil este verano...

- Andamos pendientes del teléfono, pero es lo que toca. Pero bien, estoy tranquilo, hay llamadas y tengo ganas que decidir, pero con calma, pensando la mejor decisión.

- ¿Va para largo?

- Espero que dentro de no mucho, que no se alargue mucho. Quiero decidir bien de las opciones que se me plantean, las posiciones de cada equipo.

- Hay equipos en los playoff de ascensos todavía, un buen vivero...

- Sí, está claro que alguno de esos equipos se pueden sumar, habrá que esperar un poco más, pero hay cosas y hay que decidir.

- ¿Cuál es su idea?

- Mi idea es salir fuera de Euskadi, no sé si fuera de España, pero sí fuera de aquí, tengo ganas. Me va a venir bien salir fuera, para madurar me vendrá muy bien.

- ¿Un club de Segunda sería lo ideal?

- Hombre..., buscamos eso, cuanto más nivel tenga el equipo, mejor. De lo que venga, veremos.

- ¿Qué cree que le falta para dar ese salto?

No sé, quizás la suerte de las lesiones. Un jugador como yo, por mi forma de jugar, explosivo, me han marcado mucho estos dos años. Está claro que todas las temporadas algo tienes, pero que te pase de manera tan continuada en dos años, casualidad no habrá sido. Esa pizca de suerte, tenerla ahora.