Guarrotxena: «Necesitaba mentalmente un cambio, encontrarme a mí mismo»

Iker Guarrotxena posa con la camiseta de su nuevo equipo, el Pogon Szczecin. /El Correo
Iker Guarrotxena posa con la camiseta de su nuevo equipo, el Pogon Szczecin. / El Correo

El exrojiblanco milita desde este verano en las filas del Pogon Szczecin polaco

JAVIER BELTRÁNBilbao

El que fuera mediapunta del Athletic, para después militar en Tenerife, en calidad de cedido, Mirandés y Cultural Leonesa, se ha enrolado desde este verano en el Pogon Szczecin de la Primera División de Polonia. Afirma estar «encantado, es una gran experiencia». Iker Guarrotxena ha firmado por tres años y supone «un buen escaparate, quiero sentir lo que era capaz de hacer», lanza en una entrevista personal en EL CORREO.

- Vive cerca de Berlín, lo que es una ventaja...

- Sí, a hora y media. El cambio se hace mejor, el aeropuerto además está cerca para la conexión con Bilbao y, aunque no esté cerca de la familia, el camino no es tan largo como parece.

- ¿Le ha sorprendido gratamente el país y la liga polaca?

- Sí, porque no sabes muy bien lo que te vas a encontrar, salvo a algún jugador que conocía. Al llegar te das cuenta de que no es una Liga cualquiera. Se le da mucha importancia, las televisiones le dan mucho eco, los campos reformados, la prensa al día... te hacen sentirte futbolista de verdad, no un fútbol secundario. Es un buen escaparate para mí también.

- ¿Y qué tal es el Pogon Szczenin como entidad?

- Si la Liga me ha sorprendido gratamente, el club más, está muy profesionalizado. Estoy encantado, es una gran experiencia. El club tiene una estructura muy potente y que puede ir para arriba.

-¿Se informó de Polonia con el exleón Igor Angulo, que lleva tres años marcando goles por allí?

- No, era un cambio que necesitaba mentalmente, no estaba al cien por cien bien. Fui sin conocer mucho, pero ha sido un acierto.

-¿Cuál es su objetivo: marcar goles, meterse en Europa o destacar?

- Todo va unido. Al final si me encuentro conmigo es porque las cosas irán yendo bien, que los resultados son buenos y las sensaciones también. Lo que quiero es volver a sentir lo que yo era capaz de hacer en aquel momento y volver a hacerlo aquí. Me sentí que era importante y quiero conseguir esa faceta mía que sé que tengo.

-Se despidió de León apuntando que la oferta de Polonia era económicamente «irrechazable».

- Económicamente está bien, pero no es la prioridad, que es encontrar mi mejor versión y encontrarme a mí mismo. Creo que es uno de los mejores sitios que podía haber elegido y estoy muy contento.

- En León no terminó de despuntar el curso pasado. ¿Qué ocurrió, a qué lo achaca?

- En León pasaron ciertas cosas en mi vida personal, no estuve del todo centrado, no fue mi mejor año. No estaba con confianza, en el rendimiento se fue notando. Fui perdiendo protagonismo en los partidos.

- Lo de los tres descensos consecutivos (Bilbao Athletic, Mirandés y Cultural Leonesa) si que es mala pata para un futbolista.

- Sí, son cosas que pasan. Lo único que puedo ahora es mirar el presente y esperar un mejor futuro.

-Aquel año en Segunda con el Bilbao Athletic pudo ser la clave para dar el salto al primer equipo con Ziganda. ¿No le perjudicó el descenso?

- No fue un año cómodo. Pudo ser un punto de inflexión, pero no fue, y no puedo darle muchas más vueltas.

- Aquella generación del 92 que entraron en Lezama en alevines con los Bustinza, Sabin Merino, Aurtenetxe, Capa... Mucha dinamita.

- Compartimos mucho tiempo dentro y fuera del campo. Con Aurtenetxe estuve en clase, con Bustinza también, con Aurtenetxe después coincidí en Miranda. Aunque no tengas contacto diario con ellos, cuando nos juntamos es bonito.

-Y después se juntó al grupo Iker Muniain procedente desde La Txantrea. Casi nada.

-Muniain era ya un fuera de serie. No es normal, ya sabíamos que iba a seguir un camino diferente al resto, que nos ha tocado pico y pala.

- A sus 25 años, ¿qué objetivo se marca después de firmar por tres años en el Pogon Szczecin?

- Todavía no he dado mi mejor versión, no la he dado del todo y para eso estoy aquí. Es una situación idónea, en la que no siento presión, me siento con confianza, que soy parte del equipo y así me lo hacen sentir. No me pongo límites, ni nada, más que sentirme libre, con confianza.

- Su polivalencia le avala.

- El míster me está poniendo de todo: por la derecha, por la izquierda, de delantero, de mediapunta... Estoy a disposición del equipo. Intentaré aprovechar las virtudes. Con las lesiones he tapado huecos de lo que quedaba libre, pero yo, con tal de jugar y disfrutar, contento.

 

Fotos

Vídeos