Gorka Pérez: «Me quiso el Deportivo, pero aposté por quedarme»

Gorka Pérez: «Me quiso el Deportivo, pero aposté por quedarme»

El futbolista de Gordexola deja este verano el Bilbao Athletic

JAVIER BELTRÁN

Gorka Pérez Garai (19-6-95), que deja este verano la disciplina del Bilbao Athletic, busca su sitio. De momento, disfruta de unas vacaciones sosegadas en su pueblo, Gordexola, donde cultiva su cuerpo y mente, aunque pendiente del móvil. Termina sus exámenes de Magisterio de Educación Física. «Tranquilidad, y cuando llegue el momento, pensar en las ofertas que puedan llegar», lanza en una entrevista con EL CORREO un zaguero que no ha sido expulsado ni una sola vez en su carrera.

- ¿Esperaba quedar cortado en el seno del Athletic tras su campaña en el filial?

- Por la edad y demás era lo que tocaba. Si no saltas al primer equipo no tiene sentido un año más en el filial. Ya se habló en su día que esa iba a ser la decisión y sin ningún problema.

- Hace dos veranos firmó por dos campañas más en Lezama cuando el Deportivo le ofreció ser el cuarto central de su primer equipo, y jugar regularmente con el filial coruñés...

- Sí, le llamaron y mostraron mucho interés. Me dijeron para hacer la pretemporada con ellos, ser el cuarto central e integrarme en su dinámica para ganarme el puesto y poder ser parte del primer equipo. Aposté por quedarme aquí, donde siempre había estado. Igual no ha salido todo como quería, pero estoy muy tranquilo.

- Le convenció Amorrortu.

- Sí, hablamos, me gustó el proyecto. Estoy muy orgulloso y no lo cambiaría por lo que hubiera pasado.

- Hace dos cursos una lesión de ligamentos le dejó fuera de combate.

- Sí, fue duro, y cuesta. Sabes que tienes siete meses para recuperarte y que cuesta volver. Al final, trabajé mucho en Lezama y aparte por mi cuenta, todo el verano pasado trabajando fortaleciendo la rodilla derecha. A día de hoy estoy perfectamente.

- Este último curso ha jugado 17 partidos con el filial, más los de la Premier U23, pero dos lesiones en la escápula del hombro y después en el isquio le han laminado.

- Con el hombro estuve parado poco. Fue ante el Mirandés, no salía que tenía rota la escápula. Al final, las pruebas dieron que la tenía rota. Y en la Premier me fastidié el isquio y fue un calvario. Con dos recaídas se alargó hasta tres meses...

- Cuando ha estado disponible, tanto Garitano como Solabarrieta han apostado por usted.

- Sí, he jugado todo y he acabado el año muy bien, con muy buenas sensaciones, muy recuperado y con muchas ganas de empezarla temporada que viene. Se me ha quedado corta.

- Lo malo es que arriba, con Iñigo Martínez, Yeray y Unai Núñez, era exigente promocionar como cuarto central.

- Sí, está claro que es muy complicado entrar ahí. Lo están haciendo muy bien y si quieres entrar lo tienes que hacer todavía mejor... Hay una plaza como cuarto central, pero si no juegas nada no creo que sea lo mejor.

- Dani Vivian, del 99, sube a la pretemporada, ¿qué le parece?

- Sí, nos llevamos muy bien y espero que se haga un sitio. Es joven todavía, no debe tener prisa y seguro que tiene la oportunidad.

- ¿No es contraproducente subir y bajar como Nolaskoain o Guruzeta?

- Bueno, al final no es fácil. Aunque si no juegas en el primer equipo es mejor bajar y tener minutos que estar allí sin jugar nada. Debes de estar preparado por si acaso.

- Un curso complicado en el filial con las lesiones graves de Baqué, Sancet y Sillero.

- Sí, llevamos dos añitos, tres con bastantes cruzados, como Undabarrena y yo. Es preocupante y eso que los campos están muy bien en Lezama y cuesta entenderlo. El fútbol es muy exigente y te pide más, el nivel ha subido mucho y todos los equipos están preparados físicamente.

- ¿No ha sido una pena no colarse en el playoff de ascenso con el equipazo que tenía el Bilbao Athletic?

- La verdad es que el objetivo era meternos, claramente, aunque no es fácil. Había muy buen equipo, pero las lesiones han afectado mucho, gente bajando y subiendo, cambio de entrenador también, te adaptas a nuevas cosas y nos ha faltado un puntito. Si hubiésemos sacado algún punto más fuera de casa... El día del Sporting B, que volvía de la lesión, fue clave. Estábamos con el gancho. No podíamos perder ningún partido.

- Aunque lo han blanqueado un poco al final, ¿Qué diablos ha pasado fuera de casa?

- Nos ha costado, sí. Hemos merecido más de lo que hemos sacado. Con partidos muy buenos como ante el Real Unión, en Amorebieta... y al final de nos ha escapado por detalles, como ante el Arenas, que perdimos en el último minuto, contra la Real fue un partido de ganar en Zubieta y perdimos.

- ¿Qué opciones le da a los seis cachorros que harán la pretemporada en el Athletic, cree que alguno de los seis se puede quedar?

- Creo que sí, si hacen la pretemporada es por algo. Partirán como el resto de los jugadores del primer equipo y si lo hacen bien y convencen a Garitano tendrán sus opciones. La pretemporada dictará. No creo que Garitano mire la edad ni que vienen del filial.

- ¿Para Gorka Pérez esperamos un club de Segunda División?

- Cuanto mejor sea el equipo, mejor. Hay que esperar como acaban los playoff de ascenso y no perder la esperanza. Mirar el proyecto y si puedo tener minutos.

- ¿Y otro filial?

- Habría opciones, pero no lo contemplo tanto después de tantos años en el Bilbao Athletic.

- ¿Cuando ve que Unai Bilbao ascendiendo a la Primera División de México y Óscar Gil a Segunda con el Racing, que han sido sus compañeros de línea, se anima?

- Te alegras mucho por ellos. Le deseas lo mejor y te da moral lo que han conseguido nada más salir del Athletic.

- ¿Hace entonces menos frío de lo que parece fuera de Lezama?

- En Lezama estamos muy bien cuidados, la verdad. Todo a mano, tenemos lo que queremos. También he estado fuera de Lezama en la cantera del Barakaldo y cedido en el Gernika y he estado muy bien.

- En Gernika se fortaleció...

- Aprendí mucho. Estar rodeado de gente veterana que te apoya mucho, fue el año que más aprendí y más maduré. Era un grupo increíble de jugadores, lo recuerdo mucho. Me ha dolido mucho su descenso y espero que suban a Segunda B lo antes posible.

- ¿Qué cree que le falta a Gorka Pérez para dar ese salto de calidad definitivo para un central del estilo de Unai Núñez?

- Que me respeten las lesiones. Me ha faltado algo de suerte, intento ser un central completo tanto defendiendo con el balón, que no tengo ningún problema. Me gusta defender y atacar. Juego la pelota sin problema, no tengo ningún miedo.

- Y con un expediente impoluto: 0 expulsiones.

- Sí, la verdad. Entro fuerte, pero con nobleza, sin mala intención nunca. Sólo me han sacado algunas amarillas.

- En el fútbol moderno, a los centrales e lesa pide ser agresivos, rápidos y técnicos...

- Cada vez el fútbol evoluciona más y la exigencia es máxima. Te piden sacar la pelota jugada, en eso he mejorado mucho estos años en Lezama y ser rápido en una defensa adelantada y muchos metros a la espalda y más con los delanteros de hoy en día, que son atletas.

- No va a coincidir con Joseba Etxeberria de míster.

- Cuando estuve en el Basconia entrenaba él al juvenil, a veces entrenábamos juntos y hay muy buena relación. Creo que lo va a hacer bien en el Bilbao Athletic.

- ¿Se queda bien cubierta la posición de central con los Murua, Luengo, más Paredes y Bernaola?

- Sí, nos vamos unos, pero vienen otros y lo harán bien, seguro. El nivel es alto, no habrá problemas en ese puesto.