Fabri recomienda a Villalibre para Polonia: «Tiene que explotar»

Asier Villalibre/JUAN ECHEVARRIA
Asier Villalibre / JUAN ECHEVARRIA

Su extécnico en el Lorca dice que el jugador es un «chaval extraordinario»

JAVIER BELTRÁN

Asier Villalibre, con los dos goles que le marcó a la Cultural en Tabira, se afianza como pichichi (20 tantos) de los cuatro grupos de Segunda B. El delantero portugués de la Ponferradina, Yuri de Souza, suma 18 tantos en el equipo de Jon Pérez Bolo, dos menos que el ariete del Bilbao Athletic. Su extécnico en el Lorca, Fabri González, le ha recomendado para la Primera División de Polonia, desde donde le han pedido consejo sobre el cachorro para un club puntero. Ya triunfan en su competición Igor Angulo e Iker Guarrotxena: «Les he dicho que sí, que se lo podían llevar, tiene que explotar. Estoy convencido que puede jugar en Primera si alguien le da confianza que quizás el año pasado no la tuvimos», remarca el entrenador gallego desde su nuevo destino en Karpaty Lviv, en Ucrania. «Me alegro por él que haya metido 20 goles, es un gran chaval», relata.

Villalibre supera de largo su mejor registro goleador que se elevaba a 12 tantos en 27 partidos en el curso 2016-17, antes de sus cesiones a Numancia, Valladolid y Lorca, las dos últimas sin grandes réditos. En Pucela por la presencia de Jaime Mata y en Murcia porque el equipo se desfondaba en el sótano de la tabla. Sin embargo, su técnico allí, Fabri González, sólo tiene palabras de elogio hacia Villalibre: «Un chaval extraordinario, un chico muy correcto y profesional«, comenta. El técnico gallego explica un contexto poco alentador. »Venía de Valladolid sin jugar mucho, ni hacer goles. Llegó con nosotros y a lo mejor no tuvo las oportunidades que debiera o, si las tuvo, no las supo aprovechar del todo bien«, señala. Reconoce que el Lorca »para hacer goles era muy jodido, siempre se entrenó bien. No tuvo suerte de cara a puerta, pero tiene gol«, avanza.

Duplicidad de contratos

Por reglamentación federativa, Asier Villalibre, de solo 21 años, no puede ascender este curso al primer equipo del Athletic. La causa versa en una duplicidad de contratos con el primer equipo y luego con el segundo. Una decisión consensuada para foguearse. Está arropado por su familia, su principal palanca, su entorno y por sus compañeros. De hecho, el líder del Grupo II, el Racing de Santander, le ha reclamado como cedido hace una semana. Se ha declinado esta vía tanto por el club como por el propio delantero para que acabe su periplo en el filial rojiblanco.

Cristo, con 15 goles, en el filial del Real Madrid, Pedro, del Lleida, también con 15, y Elady, del Cartagena, rivalizan, de lejos, con el Búfalo de Gernika, que en el Grupo II ha dejado ya muy atrás a Mikel Orbegozo, del Real Unión, anclado con 13 tantos, junto a Gabarre (Tudelano) y Ernesto (Oviedo B), con la misma cifra. Villalibre acaba contrato el 30 de junio y aunque aún no se han sentado a negociar, las dos partes se inclinan a seguir vinculados y el acuerdo se producirá. Este curso, Villalibre ha jugado los 32 partidos de Liga, primero con Gaizka Garitano en el banquillo y después con Solabarrieta, todos ellos de titular, menos uno. Si no pasa el corte del primer equipo será cedido de nuevo a un Segunda División gestionado esta vez con posibilidades reales de ser titular y de sumar minutos en la categoría de plata.