Derbi con dedicatoria a Sancet

Los 'cachorros' se ejercitan en un entrenamiento en Lezama./Jordi Alemany
Los 'cachorros' se ejercitan en un entrenamiento en Lezama. / Jordi Alemany

El Bilbao Athletic recibe este sábado en Lezama al colista Amorebieta con el recuerdo presente de Oihan Sancet, que permanecerá de baja unos seis meses

JAVIER BELTRÁNBilbao

Cuando el sábado pasado, en Tanos, ante la Gimnástica, en un mal gesto, en una disputa en ataque, Oihan Sancet caía en desgracia con una lesión grave de ligamento cruzado, algo de apagaba en el Bilbao Athletic. El mazazo se intuía. Salvaron los muebles, pero su futbolista franquicia pasa este viernes por el quirófano. El sábado, en Lezama, sus compañeros tratarán de dedicarle la victoria, o el empate, ante la SD Amorebieta (17:30 h.), con Mazo Maruri como colegiado. Lo importante es que el mediapunta navarro se recupere y vuelva a deslumbrar. Le queda mucho recorrido por delante y será el resto quien deba tirar del carro en su ausencia. La Segunda B no da tregua.

Un derbi ya clásico en la factoría rojiblanca que, pese a lo prematuro del caso, cruza en el verde a dos trayectorias equidistantes. Por un lado, la del equipo de Gaizka Garitano, tercero en la tabla con cuatro puntos tras la victoria en el arranque de la competición ante el Tudelano y la equis en Cantabria. En la otra esquina, una SD Amorebieta que cierra la tabla, con el casillero a cero, con las dos derrotas a cuestas, sin estrenarse cara a puerta y con cinco tantos en contra. Parece que las lesiones de Iker Seguín y Mikel Álvaro, dos de sus baluartes, las está acusando, con el exleón Iñigo Vélez de Mendizabal debutando en Segunda B desde el banquillo.

Se exige la lógica paciencia en un proyecto que debe empastarse. Tampoco ayuda la deuda heredada de 175.000 euros que va subsanando el club, con un plantel bastante remozado y joven. Lezama no es es ajeno a Jon Aurtenetxe, que de momento echa un cable al equipo de su pueblo antes de embarcarse en una nueva aventura tras la de Escocia, como tampoco lo es para los excachorros Tascón, cedido en los Azules, y Andoni Fernández, Oli. La motivación, desde luego, no les va a faltar a ninguno de los tres. En el caso del extremo tiene su morbo por el ruido que se montó cuando en su despedida destapó sus sensaciones esquivas por su escasa cuota de minutos.

En el bando rojiblanco, Garitano ha confiado prácticamente en el mismo once (Murua por Luengo) en estas dos primeras jornadas, que ante el Amorebieta deberá retocar. Para el central Oier Luengo, captado en verano desde Urritxe, se acomete una cita especial ya que brotó de la cantera zornotzarra desde alevines. El zaguero Gorka Pérez ya está recuperado, como corroboraron los 45 minutos que disputó en el bolo ante el Real Valladolid con el primer equipo de Berizzo, mientras que Aitor Seguín y Víctor San Bartolomé continúan reparando sus respectivas lesiones. Unai Vencedor y Baqué se quedan sin su socio de la zona ancha en este Bilbao Athletic 2.0, pero Garitano exprimirá sus diferentes fórmulas para no descolgarse de la zona noble.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos