Los cachorros tienen un nuevo test ante el equilibrado Langreo

Los rojiblancos festejan un gol anotado esta temporada. /Fernando Gómez
Los rojiblancos festejan un gol anotado esta temporada. / Fernando Gómez

Garitano tiene que hacer encaje de bolillos para formar equipo ante las bajas de seis jugadores

JAVIER BELTRÁNBilbao

El UP Langreo, undécimo en la tabla con los mismos puntos que los cachorros, es un rival que rinde a un notable nivel este curso, con unos números muy equilibrados. Lezama (17 h.) recibe al equipo asturiano con el Bilbao Athletic décimo, con 19 puntos, con una racha que solo le ha permitido canjear 6 de los últimos 27 en juego. Aunque ha nadado a contracorriente, dejando detalles de calidad. Hasta seis titulares no se pueden alinear, lo que obliga a un encaje de bolillos por parte de Gaizka Garitano cada jornada.

Aitor Seguín, el ariete Asier Benito, Oihan Sancet, Iñigo Baqué, Gorka Pérez, ya con su escápula casi en orden y a una semana de reaparecer de nuevo al eje de zaga, e Iñigo Muñoz no saltarán al verde. El arquero titular Hodei Oleaga lucía el miércoles un vendaje en su pierna izquierda, aunque llegará en teoría a tiempo ante el Langreo. Los menos habituales se rodaron el pasado miércoles ante el filial del Red Bull Salzburgo, que les exigió bastante en un duelo muy bronco y que sirvió a Garitano para pulir algunos detalles y sacar conclusiones. Pero se trataba de un bolo. Ahora, el equipo asturiano, pilotado por Hernán Pérez, viene de un último empate ante el Real Unión (1-1) con gol de Allyson.

Los puntos que se esfumaron en los compases finales frente a Oviedo B, Real Sociedad B, Mirandés, Arenas, Racing y el domingo pasado en Barakaldo. Demasiada pluma perdida por el camino, que ha dolido y ha laminado al Bilbao Athletic. «Nos falta un poco más de temple para aguantar esos resultados que llevamos por delante cuando parece que somos más. Necesitamos hacer muchas cosas bien para ganar los partidos y los contrarios con no tanto nos penalizan», lanzaba Garitano tras el empate en Lasesarre.

El UP Langreo supone una estación propicia para romper constantes. Un equipo muy ordenado en su casillero, que casi calca los goles a favor y en contra (21 por 20) y el número de victorias (5), empates (4) y derrotas (5), que le coloca en la panza de la tabla. David González, con 4 goles, y Dani Ábalo, con 3, son los máximos artilleros del rival de los cachorros.

 

Fotos

Vídeos