El Bilbao Athletic sigue como factoría de centrales

Javier Murua./
Javier Murua.

Javier Murua, fichado desde Gobela en enero de 2016, es un futbolista regular, contundente, con notable juego aéreo y veloz al corte

JAVIER BELTRÁN

El Bilbao Athletic es últimamente una fuente de producción de centrales rumbo a la élite. Los Etxeita, Ramalho, Yeray, Unai Núñez, Nolaskoain, ya en el Deportivo, o Dani Vivian, el último activo ahora a caballo ahora entre el primer equipo y el segundo, tienen el relevo generacional asegurado en una posición muy bien cubierta. La plantilla de Joseba Etxeberria dispone este curso de Javier Murua, Julen Bernaola, Oier Luengo y Aitor Paredes, aunque este último jugará regularmente, aunque sea de inicio, en el Basconia pilotado este curso por Patxi Salinas. Además, en caso de emergencia, pueden hacer las veces de centrales Jon Sillero, Jon Rojo e Iñigo Baqué, por lo que el manantial de activos es inagotable. Etxebe tiene una gama amplia para elegir, empezando este domingo en Haro.

Javier Murua, cosecha del 97, ya se hizo hueco la temporada anterior por las lesiones de Gorka Pérez, enrolado en la UD Logroñés. Ahora, el exzaguero del Romo-Arenas tomará galones. Fichado desde Gobela en enero de 2016, el de Laukariz es un central diestro que puede escorarse de lateral derecho. Un tipo regular, contundente, con notable juego aéreo y veloz al corte. Julen Bernaola, del 99, ya debutó en el filial la temporada pasada junto a Oier Zarraga. Internacional Sub 16 junto a Víctor San Bartolomé, Sub 17 y Sub 18, realizó la pasada pretemporada con el filial de Garitano y había jugado la Copa Atlántico en 2017. Se trata de un central completo, que puede jugar en los dos perfiles, con aseada salida de balón y sin esquivar el juego de cabeza.

Oier Luengo (11-11-97) realizó una excelente temporada con la SD Amorebieta, formando el tándem más joven de la Segunda B junto al croata Simic, ahora en las filas del Lleida. Un canterano de los Azules fue captado por el Bilbao Athletic, pero cedido de nuevo a Urritxe el pasado mes de enero ante la competencia de los Vivian, Gorka Pérez y Murua. Regresa con energías renovadas. Central potente, enérgico y competitivo, además de rápido en las transiciones. Aitor Paredes, el más joven del lote, del 2000 como los Sancet, Vencedor y Asier Córdoba, es una de las promesas de Lezama al que se le quiere ver sumando minutos y tener cierto tiento para no precipitarse. Renovado por Ibaigane hasta junio de 2022, es un habitual de las selecciones inferiores de España hasta la disputa del Europeo Sub 19. Formado en la escuela de Arrigorriaga ha escalado desde los Alevines de Lezama, mide 1'86. Un central con talento y proyección.