El Bilbao Athletic, a romper la endemoniada racha

Los rojiblancos quieren volver a la senda de la victoria. /Juan Echeverria
Los rojiblancos quieren volver a la senda de la victoria. / Juan Echeverria

Los cachorros llegan al choque con Sancet, Baqué, Seguín, Asier Benito y Areso en talleres

JAVIER BELTRÁNBilbao

El equipo de Garitano, imperial las primeras cinco jornadas, con liderato incluido, no ha ganado en las últimas cinco. Ha obtenido un empate como botín ante la UD Logroñés y cuatro derrotas (Oviedo B, Mirandés, Real Sociedad B y Arenas), la última en la jaula de Gobela en un barullo postrero dentro del área ya sin tiempo de reacción. Este sábado (16:00h, ETB 1) recibe la visita del correoso Izarra en Lezama, con la única intención de soterrar esta endemoniada racha de 1 de los últimos 15 puntos. El fútbol les debe una.

Un envite ante el rival navarro en el que siguen en talleres por parte del Bilbao Athletic: Sancet, Baqué, Seguín y Asier Benito, más Areso con problemas físicos, mientras que el Izarra viene incrustado en un sector cómodo tras empatar ante el Real Unión. En su seno, con Rodrigo Hernando de entrenador, militan Maestrecasas, excentrocampista de contención del Sestao River, o el excachorro Gorka Laborda, que es seria duda por una avería muscular ante los fronterizos. Su 2 habitual Aritz Eguaras, hermano de Iñigo Eguaras, ahora en el Real Zaragoza, es baja por una operación de menisco. El Izarra se ha entrenado en Sesma para aclimatarse al césped natural que se encontrará en Lezama.

Gaizka Garitano reconoce que los resultados esquivos no se corresponden al juego desplegado por su plantilla. Un Bilbao Athletic que se mueve ahora en la panza de la tabla anclado con 14 puntos. Es más, considera que el juego de sus pupilos ha mejorado en paralelo con unos resultados que se han torcido por una concatenación de circunstancias: «El fútbol está siendo muy cruel con nosotros en las últimas jornadas, estoy orgulloso de mis jugadores, estamos generando, pero nos está faltando el gol. El año pasado teníamos más pegada. Estamos sufriendo mucho castigo». El hándicap que les persigue, sobre todo, responde a los goles encajados en los últimos instantes, como le ha ocurrido en las derrotas ante el Mirandés, con Yanis Rahmani de ejecutor, Real Sociedad B en Zubieta tras un partido soberbio de los cachorros, y de Uche en Las Arenas cuando se mascaba un empate. «Hay que seguir, no queda otra. Ahora los jugadores están viendo el lado oscuro del fútbol», comenta el técnico de Derio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos