El Bilbao Athletic, con Nolaskoain, va a por el 13

Un lance entre rojiblancos y blanquinegros de la pasada campaña./Maika Salguero
Un lance entre rojiblancos y blanquinegros de la pasada campaña. / Maika Salguero

El central, descartado por Berizzo para esta jornada, es la principal novedad de un filial que busca mantenerse invicto en Lezama

JAVIER BELTRÁNGernika

Con dos cedidos del Athletic y hasta 13 jugadores con pasado rojiblanco, el Gernika visita Lezama (19:00h.) este sábado para medirse al líder del Grupo II, el Bilbao Athletic. La motivación está asegurada en un fortín para los de Gaizka Garitano, que no pierden en su cancha desde la primera jornada del curso pasado.

El Bilbao Athletic luce en la cima de la tabla orgulloso y atractivo con sus 10 puntos, dos más que sus inmediatos seguidores Racing, Calahorra, Barakaldo e Izarra. Tres partidos ganados, uno empatado en Torrelavega, y 9 goles a favor y solo 2 en contra. Una buena tarjeta para recibir en Lezama a un Gernika que, de momento, coquetea con los puestos de descenso tratando de recuperar sus tradicionales señas de identidad: compromiso, solidaridad y robustez. Falta acertar arriba para remontar el vuelo.

Por su parte, Gaizka Garitano, que reclama aún mayor competitividad a sus cachorros, no podrá contar con los lesionados Sancet, Aitor Seguín y Thaylor Aldama, aunque ha recuperado en las últimas fechas al resto de tocados. La principal novedad será la presencia de Peru Nolaskoain, a quien Berizzo ha descartado para el choque ante el Betis por decisión técnica, indicando además su deseo de que actúe con el filial este fin de semana. Asimismo, Víctor San Bartolomé entra en las rotaciones de la zona ancha con Unai Vencedor y Baqué; Gorka Pérez, que se ha hecho con el puesto de central robusteciendo la zona, y el lateral derecho Jesús Areso, que irá adquiriendo minutos en un once ya bastante definido con Sillero de 2.

Un Bilbao Athletic que suma hasta 14 partidos consecutivos vencidos en su feudo, solo afeado por la derrota ante el Villarreal B en el pasado playoff de ascenso a Segunda División, aunque ese envite se disputó en San Mamés. La última vez que empataron en la factoría rojiblanca data de noviembre de 2017 con la SD Amorebieta. Para la última derrota hay que remontarse a agosto del año pasado ante la UD Logroñés en la primera jornada de Liga.

Un Gernika que se debe ir familiarizando con su nuevo míster, Urtzi Arrondo, con los Larruzea de improvisados goleadores, con 2 tantos a favor en la Liga y 5 en contra para los forales en el cómputo global. El empate ante el Real Unión, tras la odisea copera ante el Sant Andreu, supo a poco por los méritos contraídos. Pero un grupo tan equilibrado deja al descubierto este tipo de circunstancias. Todos sus jugadores están sanos menos Ibon Enziondo, tocado, que será baja para este sábado en Lezama. Un derbi ante los cachorros que tradicionalmente deja detalles de calidad y de cierta competitividad entre canteras, además de que muchos de los actuales jugadores del Gernika, hasta 13, pasaron paralelamente en su día por los escalafones inferiores de Lezama. Ahora mismo juegan en Urbieta en calidad de cedidos Aitor Gandiaga y Xabier Garai. Asier Parra llega por su parte libre de ataduras. La estimulación será enorme.

 

Fotos

Vídeos