El Bilbao Athletic se desmorona en el Reino de León

Un momento del partido./Athletic Club
Un momento del partido. / Athletic Club

Los de Joseba Etxeberria caen con claridad ante uno de los favoritos al ascenso

JAVIER BELTRÁN

El Bilbao Athletic, tras noquear al Haro y empatar con el Calahorra, se topó con un vendaval en el Reino de León. La Cultural Leonesa cosechaba su primer triunfo del campeonato batiendo a los cachorros (5-2) superándoles por poso, velocidad, ambición y tino, dejando patente que es un aspirante claro al playoff de ascenso. Los fogonazos de Sancet, con dos tantos, fue lo más rescatable del filial.

Dos cambios insertaba Etxebe en el once respecto al envite ante el Calahorra. Entraba Murua por Areso ya que Sillero se escoraba al lateral y Asier Córdoba entraba por el lesionado Tascón en punta de lanza, que no es su puesto natural, apoyado en la posición por Jon Morcillo, más en la izquierda, en una zona delantera del Bilbao Athletic muy mermada en este irregular arranque de Liga. Demasiada ventaja para el poderío de la Cultural, que estaba en deuda con su afición.

5 Cultural Leonesa

Leandro; Aitor, Virgil, Iván Glez, Castañeda; Alfonso (Montes, min.60), Marcos, Pichín; Luque, Kawaka (Gudiño, min.57) y Dioni (Sergio Benito, min.83).

2 Bilbao Athletic

Ezkieta, Sillero, Murua (Areso, min.56), Vivian, Rojo; Vencedor, San Bartolomé, Sancet; Zarraga (Artola, 64'), Morcillo y Córdoba (Baqué, 71').

Goles
: 1-0 (17'), Kawaya; 1-1 (31'), Sancet; 2-1 (35'), Luque; 3-1 (56'), Dioni; 4-1 Gudiño (58'); 5-1 (79'), Dioni, de penalti; 5-2, Sancet (min.86).
Árbitro
: Jaime Ruiz Álvarez (asturiano). Amonestó a Alfonso Martín (40'), Iván Glez (63'), Sancet (63').
Campo
: Reino de León

La Cultural se quiso poner las pilas casi de saque con triangulaciones rápidas y presión a la salida de balón de los cachorros, con Vivian multiplicándose con su velocidad de reacción. Pichín avisaba en el minuto 2, y después de que Morcillo casi marcase, Kawaya se fue por piernas tras un despeje a la salida de un córner de los rojiblancos, y con Jon Rojo encimándole se sacó un chut seco y esquinado que batía a Ezkieta en el 1-0. La Cultural no se conformaba y Dani Pichín casi ponía el segundo en el tanteador del Reino, pero su tiro se fue desviado a la derecha del palo de Ezkieta. Cuando peor estaba el filial, Zarraga metió un balón al corazón del área y Sancet, pleno de facultades, se revolvió para batir a Leandro de un zapatazo dentro del área.

Corría la media hora, y el equipo rojiblanco tuvo su minuto de oro con otro ramalazo de Sancet y de Morcillo que casi acaba en la red leonesa. Pero fue un oasis. En otro error defensivo, centraba Pichín desde la derecha, Dioni remataba de cabeza, salvaba Ezkieta con una excelente intervención, pero libre de marca, Julián Luque sí acertaba llegando en segunda línea para sellar ese segundo tanto local.

Desde el 97, hace 22 años, que el Bilbao Athletic no vencía en el Reino de León, aunque muchas temporadas encuadradas en ese periodo en distintos grupos. Una estadística que parecía pesaba como una losa. En el segundo acto, la Cultural siguió percutiendo, con Sancet y Morcillo poniendo el talento entre líneas que, al menos, anunciaba que el filial continuaba con las constantes vitales alerta. Pero pronto se desdibujó de nuevo. Una internada del pizpireto Luque, por piernas, centraba desde el flanco derecho para que Dioni Villalba, por pura fuerza, rubricara el tercero de la tarde. Para colmo, Gudiño, nada más suplir al lesionado Kawaya, en su primer balón tocado, anotaba el cuarto. Casi a placer, al segundo palo, batía a Ezkieta y atornillaba definitivamente a los cachorros.

Se gustaba el equipo de Aira, que quería más, voraz, con contragolpes veloces y continuas llegadas en oleadas. Etxebe daba entrada en el 64 a Juan Artola, que acaba de superar una lesión en el cuádriceps y necesita rodaje arriba y a Baqué, también con necesidad de minutos, por Asier Córdoba, para evitar un mayor descalabro. Dioni puso a prueba de nuevo a Ezkieta en una Cultural que, con los cambios, sacó pecho con su ilustre fondo de armario. Un penalti en el tramo final por mano dentro del área no lo desperdició el infalible Dioni. Sancet resucitó de nuevo, ya casi sobre la bocina, con otro remate desde la frontal con la derecha para maquillar el tanteador, al que casi acompaña Morcillo con un postrero remate desviado por centímetros.

Temas

Fútbol