El Athletic negocia con Gaizka Larrazabal para su renovación

Larrabal con su padre Aitor, el mítico jugador del Athletic. /J.E.
Larrabal con su padre Aitor, el mítico jugador del Athletic. / J.E.

El rojiblanco, que cumple su segundo año enrolado en su filial, acaba contrato en junio y tiene ofertas de otros clubes

JAVIER BELTRÁN

Gaizka Larrazabal está muy cotizado. Acaba contrato en junio en el Athletic, donde cumple su segundo año enrolado en su filial. Varios clubes, algunos de Primera como el Alavés, han preguntado por su situación y le han deslizado ofertas. El Athletic, por su parte, ya negocia su renovación. Cuenta con él como proyecto de futuro, aunque falta sellar el acuerdo y las conversaciones se mantienen abiertas.

Podría realizar la pretemporada con el primer equipo junto a Sancet, Vencedor, Vicente y Villalibre, aunque al '9' hay que renovarle primero, e ir cedido a un club de Segunda División. Un extremo derecha con potencial, le pega con las dos piernas y con gol. Suma nueve en el filial rojiblanco, y eso que últimamente Solabarrieta se decanta por otras opciones, como la de escorar a Guruzeta. Ante la Cultural volvió al once, aunque el equipo rojiblanco cayó en Tabira (3-2) y se aleja el playoff de ascenso. Este sábado se la juega ante el Barakaldo, cuarto en la tabla marcando la frontera con la zona noble.

Diamante en bruto

Ibon Etxebarrieta, actual míster del River, captó a Gaizka para el Zamudio desde el Danok Bat, donde, casi como un diamante en bruto, despuntó. Gaizka Larrazabal, cosecha del 97, destaca por sus cabalgadas plenas de potencia, su instinto y su talento cara al gol. Su padre, el exleón Aitor Larrazabal, prefirió siempre tenerle tapado en la Ikastola Lauro, sin prisa ni urgencias, jugando con los amigos para divertirse. No fue hasta los 18 años cuando el Danok Bat lo reclutó por la intermediación de Egoitz Garai, ahora segundo entrenador del Deusto de Tercera con Gorka Bidaurrazaga, para su Juvenil de Honor.

Fue a prueba a Mallona para realizar la pretemporada, pasó el corte y superó unos inicios esquivos, con partidos de la primera vuelta sin convocar. Pero en la segunda vuelta se salió. Tanto que el Zamudio de Tercera le ató el siguiente verano, ascendido ya a Segunda B. Con solo 18 años, Larrazabal cuajó una excelente campaña que le avaló para ingresar en la factoría de Lezama.

Larrazabal es una de las sensaciones del Bilbao Athletic, aunque con notable margen de mejora. Tiene velocidad, uno contra uno, es difícil de parar en carrera y ha mejorado en la finalización. Unas cualidades muy apreciadas fuera del paraguas del Athletic, que le hace manejar varias alternativas para despejar su futuro a medio plazo. Tiene claro que en el equipo de Garitano su posición natural es la mejor cubierta: De Marcos, Susaeta, si renueva, Ibai Gómez, Lekue, Williams, si regresa al costado, y que la Segunda División será su destino más factible, en la pirámide lógica de su avance como futbolista. Esta temporada, Larrazabal ha jugado 27 partidos en el Bilbao Athletic en Segunda B de las 32 jornadas disputadas, 20 de ellos como titular, con 9 goles y un buen puñado de asistencias.