Asier Benito ha vuelto

Asier Benito, en un encuentro contra el Amorebieta. /Jordi Alemany
Asier Benito, en un encuentro contra el Amorebieta. / Jordi Alemany

El delantero del filial se estrenó en el capítulo goleador ante el CD Vitoria después de recuperarse de dos lesiones

JAVIER BELTRÁNBilbao

«Es un delantero de un perfil diferente a Asier Villalibre, encantado de que haya marcado uno, y ha fallado otro», lanzaba el técnico del Bilbao Athletic, Aritz Solabarrieta, después del primer tanto de Asier Benito en esta temporada ante el CD Vitoria, lastrado por las dichosas lesiones. El delantero vitoriano ha vuelto. El curso pasado selló 12 tantos en 38 partidos, formando un triángulo letal con Guruzeta e Iñigo Vicente, clasificando al equipo de Gaizka Garitano en el playoff de ascenso. Entre los tres, que se entendían a la perfección permutando sus posiciones, marcaron 39 goles.

Benito saltaba al verde por Salado, en el minuto 68, y en el 74', en el segundo balón que tocaba, lo engatillalla desde la frontal, a pase del propio Villalibre, a la red. Resultó el 2-0 definitivo. Markel Areitio, el portero durangarra del filial del Eibar, que fue el mejor del encuentro, aún salvó otro remate de Benito en el área pequeña que pudo significar el tercero de la tarde en Lezama.

Ha sufrido mucho Asier Benito este curso. Solo ha podido actuar en 154 minutos repartidos en 7 envites. Primero por culpa de problemas en un gemelo en el arranque de la Liga y, después, por una lesión en un tobillo que no le está dejando despegar. Cuando había resuelto la primera contingencia, fue titular ante el filial del Oviedo, pero padecía un esguince fuerte por una rotura de ligamentos que le envió de nuevo a talleres antes del descanso. En total, le diagnosticaron dos meses y medio de baja que ya ha resuelto a base de tesón.

Ya Gaizka Garitano anhelaba un relevo para Villalibre, quien suma ahora 11 goles: «No podemos cambiar al delantero. Nos hace mucho daño que en esos últimos minutos no tengamos a ese jugador de refresco por Villalibre», deslizaba. Benito (11-2-95), con pasado en la cantera de Lezama en las categorías inferiores, etapa en el Aurrera de Vitoria y en el Alavés, desde donde apostó fuerte por regresar con seis meses limitándose a entrenar con su filial en Ibaia, es rojiblanco de cuna. Su ilusión es debutar en el primer equipo, es un bregador y posee el talento del gol en sus piernas.

Aritz Solabarrieta, tras el 2-0 ante el CD Vitoria, describió a sus jugadores como «buenos e inteligentes. Podemos jugar de diferente forma y lo vamos a hacer». Ante el filial del Eibar empleó tres centrales, con Sillero, Vivian y Gorka Pérez en el eje del área. El playoff de ascenso es el objetivo: «Es una realidad. Les digo a los jugadores que no nos conformemos, que no nos limitemos, que tiremos para adelante», señaló el técnico ondarrutarra, que ya dispone de Asier Benito como alternativa para oxigenar o acompañar a Villalibre en la punta de ataque.