«Yo no he visto falta en el penalti», protesta Larrazabal

El Correo

P. OLAZABAL

Aitor Larrazabal se mostró «cabreado» con él mismo, con sus jugadores y sobre todo, «por las circunstancias que se han dado durante el partido», declaró. «Hemos controlado el partido durante 85 minutos», expresó. Sin embargo, el dominio ejercido y los dos goles anotados por Raúl Hernández y Álvaro Barbosa no fueron suficientes para llevarse los tres puntos en el duelo que les enfrentó al Vitoria.

El guion del partido cambia por completo cuando el colegiado señala un penalti a favor del filial del Eibar en el minuto 86. El técnico fabril insistió en que él no había apreciado que la pena máxima estuviese bien pitada. «Yo no he visto falta en el penalti», remarcó en repetidas ocasiones. El Vitoria recortó distancias desde los once metros y cinco minutos después marcó el 2-2 definitivo. La concesión del penalti tuvo mucho que ver en ese segundo tanto por parte de los vitorianos, según Larrazabal. «Si una acción que no es falta origina ese penalti, ellos no tienen nada que perder y las prisas y la incertidumbre están en nuestra parcela defensivamente», manifestó.

Además de cargar contra el árbitro, también lamentó los nervios sufridos por su zaga en los últimos minutos. «Es un error en la apreciación de falta, pero una vez pitado el penalti, tendríamos que defender mejor las acciones», indicó. No obstante, transmitió que estaba «satisfecho» con la labor ofensiva de su equipo, que por fin pudo hacer más de un gol en 90 minutos. Un logro, ya que como afirmaba Larrazabal, «buscamos tener más acierto en portería contraria».

El míster de los gualdinegros tachó el empate como «un mazazo» y considera que el conjunto dirigido por Iban Fagoaga «se ha llevado un premio muy gordo» de Lasesarre. Aitor Larrazabal ha hecho hincapié en la dificultad que entraña cada rival de este grupo y ha deseado que este empate «no nos afecte en lo psicológico» de cara al próximo choque en el que se medirán al Langreo.