Victoria in extremis en Oviedo

Un lance del choque en El Requexón/Alex Piña
Un lance del choque en El Requexón / Alex Piña

PABLO JIMÉNEZOviedo

El Barakaldo venció de penalti, y en el último minuto, el duelo directo ante el Real Oviedo B. Tres puntos que saben a gloria para los de Aitor Larrazábal tras un partido muy igualado y disputado, que pudo caer para cualquiera de los dos bandos con un resultado ajustado, pero donde lo más justo, quizás, hubiera sido el empate.

Este triunfo mantiene a los gualdinegros a cuatro puntos del liderato y con seis puntos de ventaja sobre la U.D. Logroñés, que es el quinto clasificado, y que será el próximo enfrentamiento del Barakaldo, el domingo, a partir de las 17 horas, en Lasesarre.

Cuarto y tercer clasificado, distanciados por dos puntos, se enfrentaban en El Requexón en uno de los partidos más atractivos de la jornada. El encuentro no defraudó en cuanto a intensidad y emoción hasta el pitido final, a pesar de ser un choque muy táctico.

0 Oviedo B

Lucas Díaz; Jorge Mier, Lolo González, Ugarte, Lobato; Jimmy, Edu Cortina («Casi» Ruiz m. 83); Roberto Alarcón (Dani Sandoval m. 87), Ernesto Gómez, Borja Sánchez; Steven Prieto (Javi Mier m. 66).

1 Barakaldo

Viorel; Agirrezabala, Prats, Erik, Royo; A. Sánchez, Jurgi (Sergio García m. 87); Villacañas, Barbosa, De Paula (Fernán m. 69); Fran García (Dopi m. 77).

goles:
0-1 m. 93 Sergio García (p.).
árbitro:
Muñiz Ruiz. Comité gallego. Amonestó a los locales Lobato, Ugarte, Edu Cortina y «Casi» Ruiz, y a los visitantes Prats, Erik, A. Sánchez y Sergio García.
incidencias:
El Requexón. Campo nº 1. Terreno de juego en perfecto estado. 450 espectadores, con presencia de medio centenar de aficionados gualdinegros.

La primera parte transcurrió, principalmente, en la parcela central, sin un dominador claro y pocas llegadas a las áreas. El filial oviedista tuvo una buena oportunidad para adelantarse en el marcador en el minuto 8, pero Lolo González no atinó a controlar el balón en el área pequeña, cuando tenía la oportunidad de rematar a placer un córner botado por Lobato. El Barakaldo no inquietó a Lucas Díaz, aunque se mostró siempre peligroso a balón parado.

Si la primera parte fue intensa, la segunda aún lo fue más. Las entradas duras y las tanganas se sucedieron en un partido bronco, donde el colegiado mostró siete de las ocho tarjetas amarillas en la reanudación. Villacañas, el más destacado de los gualdinegros, disfrutó de la mejor ocasión visitante en el minuto 47, con un tiro desde la frontal que desbarató Lucas Díaz.

El Vetusta tuvo sus opciones. Ugarte cabeceó alto una falta bien colgada por Lobato y, poco después, Roberto Alarcón envió un derechazo a la parte exterior del poste de la meta defendida por Viorel.

Cuando el partido parecía abocado al empate sin goles, un saque de esquina en el área local acabó en un penalti por agarrón de «Casi» Ruiz sobre Antonio Sánchez. Sergio García, recién entrado al terreno de juego, fue el encargado de convertir la pena máxima con un golpeo raso y a su derecha, engañando al meta oviedista.

El gol fue muy celebrado por todo el equipo y los aficionados desplazados a El Requexón, al igual que el pitido final unos minutos después, tras varios achuchones locales que no se tradujeron en peligro para Viorel, pero que mantuvieron la incertidumbre en el marcador hasta que Muñiz Ruiz señaló el final del encuentro.

Más información