Tablas en Lasesarre en un choque muy igualado

Un lance del choque en Lasesarre. /Pedro Urresti
Un lance del choque en Lasesarre. / Pedro Urresti

PERU OLAZABALBarakaldo

Barakaldo y Mirandés han empatado a un gol en un enfrentamiento en el que la igualdad fue la tónica dominante. Un reparto de puntos que deja las cosas como estaban, con los rojillos en la segunda posición y los fabriles cerrando la zona de play-off. Álvaro Rey marcó la diana para los burgaleses en un disparo de libre directo tras varios rebotes y Erik Ruiz hizo el gol del empate de cabeza, también tras una falta.

El Barakaldo desplegó todo su poderío ofensivo desde el pitido inicial. Los de Larrazabal comenzaron enchufados el choque y atacaron el área rival en repetidas ocasiones. La primera opción de anotar la tuvo Óscar Prats en el minuto tres. Los fabriles realizaron una buena jugada por banda izquierda, el balón se paseó de un lado a otro del área y término culminando el lateral derecho raso y potente, pero Limones logró rechazar el balón a córner.

El primer cuarto de hora de encuentro tuvo un claro dominio local. Los gualdinegros trataban de estrenar el marcador, acercándose muchas veces, aunque no con excesivo peligro, a la meta rival. Los burgaleses intentaban mantener la posesión, llevando a cabo las jugadas desde la línea defensiva, pero no sorprendían a los barakaldeses en ningún momento. Más adelante, los de Borja Jiménez ganaban en profundidad con varias internadas por banda derecha, aunque no tuvieron éxito.

1 Barakaldo

Viorel; Óscar Prats, Picón, Erik Ruiz, Manel Royo; Raúl Hernández (Sergio García,min. 75), Carles Marc, Antonio Sánchez, De Paula (Barbosa, min. 64); Fran García, Dopi (Jurgi Oteo, min. 75).

1 Mirandés

Limones; Paris, Onaindia, Sergio González, Quijera; Romero, Bravo (Hugo Rama, min. 61); Claudio Medina (Yanis, min. 69), Cerrajería, Álvaro Rey; Matheus.

goles:
1-0; Álvaro Rey, min. 51; 2-0, Erik Ruiz, min.80.
árbitro:
Pablo Fernández Pérez, del Comité asturiano. Amonestó a los locales Fran García (min.86), Jurgi Oteo (min. 86), José Picón (min.90) y expulsó al entrenador Aitor Larrazabal (min.86) ; mostró amarillas a los visitantes Galder Cerrajería (min. 69) y Yanis Rahmani (min 90)
incidencias:
1.500 espectadores en Lasesarre, aproximadamente un centenar de aficionados del Mirandés.

Poco a poco, el partido fue perdiendo en intensidad y el resto de la primera mitad transcurrió sin pena ni gloria. Los mirandeses prácticamente no dispararon a puerta en toda la primera mitad. Únicamente Galder Cerrajería probó suerte en el minuto 28 con un disparo que se fue desviado a la derecha de la portería de Viorel. Y justo antes del descanso, Paris dispuso de la ocasión más clara para los burgaleses con un disparo que se fue rozando la cruceta. No obstante, el dominio fabril se fue diluyendo con el paso de los minutos y apenas se percibía el fuelle y la intensidad que habían mostrado durante el primer tramo del duelo.

La segunda parte iba a cambiar inmediatamente el rumbo del encuentro, dado a que el Mirandés se iba a adelantar en el marcador en el minuto 51, en el primer disparo que realizaron a puerta. Álvaro Rey botó una falta al borde del área, que pegó en la barrera, desvió la trayectoria del tiro y logró despistar a Viorel, que tocó el balón pero no consiguió evitar el tanto del extremo derecho sevillano, que fue uno de los hombres más destacados del partido.

Justo después de que los visitantes abrieran la lata, los gualdinegros comenzaron a desplegar un fútbol mucho más ofensivo. A partir de este momento, la pelota circulaba la mayoría del tiempo cercana a las inmediaciones del área del Mirandés. Los fabriles buscaban el empate mediante disparos lejanos, que se marcharon por encima de la portería de Limones, y con internadas por la banda izquierda que hacían daño a los rojillos. Barbosa, que sustituyó a De Paula en el 64', se desenvolvió bien en su papel de revulsivo y pudo empatar con un disparo cruzado dos minutos después de saltar al césped, pero detuvo bien Limones.

La insistencia del Barakaldo tuvo su premio a diez minutos de la conclusión del partido. Tras una falta lanzada desde su propio campo, Erik Ruiz se elevó más que el resto en el área, Limones realizó una salida estrepitosa y lo aprovechó el central para rematar a puerta y empatar el duelo. El choque se animó de nuevo en los últimos minutos, con sendas oportunidades tanto para locales como para visitantes para volver a desigualar el encuentro. La mejor la tuvo Yanis, que gozó de un una ocasión clarísima tras quedarse solo frente a Viorel en el minuto 86, pero resolvió perfectamente el arquero moldavo.