Los socios están dispuestos al cambio

Los socios están dispuestos al cambio
El Correo

PERU OLAZABAL

Este miércoles, a las 19:00 de la tarde, se celebra una asamblea extraordinaria del Barakaldo que puede ser trascendental para el futuro de la entidad. Por el momento, se prevé que nadie se presente como candidato con el propósito de formar una Junta Directiva, por lo que la única vía que se contempla es la conversión del club en sociedad anónima deportiva. Este proyecto expuesto por Jesús María Isusi se presentará de manera oficial durante la asamblea. El exdirectivo hizo saber que los cuatro integrantes del proyecto «son cuatro empresarios y socios del Barakaldo», que cuentan con un aval de un millón de euros para impedir la entrada de capital extranjero en el conjunto fabril.

Antes de que se pueda producir cualquier tipo de cambio en la forma jurídica, dos tercios de los asistentes deben decidir si desean llevarla a cabo. «Hemos mantenido conversaciones con expresidentes, exdirectivos, exfutbolistas, peñas del Barakaldo y socios, y sabemos que la gran mayoría está favor», mantuvo Isusi en la entrevista realizada por EL CORREO. Pues bien, los socios parecen refrendar la afirmación del exdirectivo al mostrarse a favor de este posible cambio, que marcaría un antes y un después en la historia del equipo gualdinegro.

«No veo otra salida»

Jaime Cortázar, exjugador y exdirectivo del cuadro fabril, indica que «por nostalgia y por sentimiento me gustaría seguir así, pero no veo otra salida si queremos luchar por subir a Segunda División». El autor del libro 'Entre campas y entre hornos', que relata la historia del centenario del Barakaldo, es consciente del poder adquisitivo que poseen los equipos que aspiran al ascenso a la categoría de plata y, además, tacha de «inviable» continuar con la actual forma jurídica «por incapacidad económica» para afrontar los futuros gastos que entrañará la Segunda B. Sin embargo, estima que «no habrá una respuesta masiva de los socios para comprar acciones».

El historiador, que fue nombrado 'hijo predilecto' de Barakaldo en 2010, alega que todavía existe «mucha desinformación» acerca de quiénes lideran el proyecto junto a Jesús María Isusi, por ejemplo. «Hay que andar con pies de plomo», advierte. No obstante, deposita «toda la confianza del mundo» en el que de momento es la única cabeza visible de la idea de la reconversión del club en sociedad anónima.

«Es la única forma de ser competitivo»

Un socio gualdinegro como Xabier Zubiaurre manifiesta que «cada vez, la gente está más receptiva», aunque también relata que existe cierta división de opiniones en el pueblo. «Hay gente que lo ve claro y gente que es más reticente», explica. A su vez, mantiene que la mayoría de los que se muestran en contra de la reconversión se debe a «la desinformación acerca de muchos aspectos» que todavía existe, y que espera que se resuelvan en esta asamblea extraordinaria.

«Si se hacen bien las cosas y se presentan bien, no lo veo mal», expresa Zubiaurre. Incide que en estos momentos «es difícil conseguir más ingresos», por lo que la reconversión, a su juicio, «es la única manera que te permite competir por los puestos de arriba». «Todo lo que sea bueno para el club, bienvenido sea», concluye.

«Es sorprendente que cuatro socios avalen un millón de euros»

David, de Colectivo Gualdinegro, incurre en la desconfianza que le transmite que cuatro barakaldeses puedan avalar un millón de euros. «Habrá que esperar para saber quiénes son», amplia. También achaca la gran desinformación que hay. «Está todo muy verde». Al igual que el resto de interpelados, también confía en la figura de Isusi, con quien «no hay ninguna pega», aclara. Asimismo, piensa que «el actual modelo es inviable para competir y aspirar a algo», a pesar de la actual situación que atraviesa el equipo, cuarto en la clasificación.

«Si algo sale mal, ¿qué va pasar con el Barakaldo?»

Raquel Fernández, miembro de Baraka Gazte Taldea, admite que tiene «miedo de lo que pueda conllevar este cambio». Indica que, por el momento, solo saben de esta forma jurídica lo que Jesús María Isusi ha manifestado en los medios, pero lamenta que no tienen un ejemplo de un club cercano donde poder compararse. El desconocimiento por las consecuencias que puedan surgir en el futuro mantiene a esta socia expectante, prácticamente en un papel neutro si tuviera que elegir entre continuar como un club tradicional o transformarse en sociedad anónima. «Hay otras cosas que has visto en otros equipos que asustan», añade. Aunque hace hincapié en que en este caso será diferente, debido a que el proyecto lo encarrila «gente de Barakaldo».

Sin embargo, admite que «el hándicap del Barakaldo siempre ha sido el dinero» y con este posible cambio «tienes un colchón un poco más amplio para llegar a otras metas». «En algún momento todos los clubes tienen que pasar por esto», apunta, por lo que tampoco cree que haya que darle muchas vueltas a la cabeza con este asunto.