Sarkic acaba con la sequía del Barakaldo

Sarkic acaba con la sequía del Barakaldo
Pedro Urresti

Su gol en la recta final sirve para dar la victoria a los fabriles y acabar con la mala dinámica de resultados

PERU OLAZABAL

El Barakaldo vuelve a la senda de la victoria tras un partido de máxima exigencia frente al Izarra. El conjunto gualdinegro ejerció el dominio prácticamente en todo momento y en todos los aspectos, pero en su continua persecución por estrenar el marcador, se encontró habitualmente con grandes intervenciones de la zaga rival. Dopi y Sarkic, que entraron desde el banquillo, terminaron resolviendo el envite y haciendo justicia en Lasesarre.

Durante el tramo inicial del encuentro, ambos conjuntos probaban sus posibilidades buscando el fallo rival. Ninguno de los dos equipos cometía errores y eso provocó que en los primeros quince minutos no hubiese ningún disparo. Eso sí, el dominio lo ejercían con gran claridad los fabriles, que movían el cuero de un lado a otro en campo contrario, en las inmediaciones del área. Sin embargo, sus repetidas acometidas no tenían éxito. Levantaron por primera vez al público de Lasesarre en el minuto once, cuando Sergio Benito, en el área, estuvo a punto de encontrar a Barbosa en una posición muy ventajosa para conseguir la primera diana.

1 Barakaldo

Viorel; Prats, Arencibia, Picón, Royo; Carles Marc, Antonio Sánchez; Raúl Hernández (Dopi, min. 80), Sergio García (Sarkic, min. 68), Barbosa (Jurgi Oteo, min. 61); Benito.

0 Izarra

Julio Iricibar; Eguaras, Iván Casado, Galarza, Eneko Martínez; Maestresalas, Javier Alonso (Javi Areso, min.65); Valdo (Carlos Sagues, mi 73), David Eugenio, Antonio García (Chilunda, min. 82); Gorka Laborda.

goles:
1-0; Oliver Sarkic (min.81).
árbitro:
Álvaro Varón Aceitón, del colegio balear. Amonestó al local Óscar Prats (min. 90) y al visitante Álvaro Iso (min. 64)
Incidencias:
800 espectadores en Lasesarre

El Izarra se limitaba a defenderse de esas internadas, pero los navarros fueron quienes tuvieron la primera ocasión del choque. Fue en el minuto 19, con un disparo desde la frontal del área de Javi Alonso que terminó rechazando a córner Picón. Los gualdinegros querían ponerle una marcha más al partido, que estaba muy trabado. Superada la media hora, los fabriles realizaron una gran combinación que acabó en el área y, tras un error de Iricibar, la pelota se paseó rumbo a la portería, hasta que la zaga navarra lo rechazó a escasos centímetros de la línea de gol.

Sergio Benito fue el siguiente en probar suerte con un derechazo que rozó la cepa del poste en el minuto 41. Dos minutos después, Barbosa desde la izquierda, ejecutó otro disparo que detuvo el arquero blanquiazul. A pesar de todas las opciones de las que dispuso el Barakaldo, no pudo estrenar el marcador en la primera mitad.

La segunda parte no empezó con mucho más énfasis en ninguno de los sentidos. El enfrentamiento continuaba áspero, sin el ritmo suficiente para causar peligro. La primera ocasión la volvió a tener el Izarra, con una falta directa que botó Antonio García que se marchó cerca del palo izquierdo del arco de Viorel. Acto seguido, fue el cuadro gualdinegro el que volvió a hacerse con la iniciativa, con sendos acercamientos a la meta contraria, aunque no inquietaron a Iricibar.

El encuentro seguía desarrollándose en su vertiente inicial. El Barakaldo tenía la posesión y no paraba de intentarlo mediante buenas combinaciones entre sus hombres de ataque. Sin embargo, chocaban una y otra vez contra la muralla defensiva de los blanquiazules, que defendían el resultado inicial con uñas y dientes y demostraban ser un equipo sólido atrás.

No obstante, las sustituciones realizadas por Aitor Larrazabal y la gran insistencia mostrada por los locales durante todo el duelo acabaron dando su fruto. En el minuto 81, Dopi culminaba una gran carrera por banda izquierda con un pase casi al área pequeña, que remató Oliver Sarkic para lograr el único tanto del encuentro y dar la victoria al Barakaldo, que volvía a sonreír tras ganar un mes después de su último triunfo.