Sánchez Murias se estrenará como técnico del Sporting B en Lasesarre

Sánchez Murias se estrenará como técnico del Sporting B en Lasesarre
El Comercio

El director de fútbol base de Mareo sustituye al recién destituido Ismael Piñera al frente del banquillo del filial sportinguista

PERU OLAZABALBarakaldo

El siguiente rival al que se tiene que enfrentar el Barakaldo es el Sporting de Gijón B, que visitará Lasesarre el domingo a las 17:00 horas. Los rojiblancos han pasado de ser uno de los rivales directos por el play-off de ascenso al finalizar la primera vuelta, a luchar por no descender, en estos momentos. No han conseguido ninguna victoria en los últimos diez encuentros, lo que ha provocado la destitución de Ismael Piñera como entrenador del segundo equipo gijonés. Su sustituto en el cargo es Manolo Sánchez Murias, que mantiene su función de director de fútbol base de Mareo.

Tras la derrota frente al colista, la Cultural de Durango por 1-2, el Sporting anunció el pasado lunes el despido de Ismael Piñera. No obstante, el exfutbolista y entrenador asturiano continuará desempeñando su labor en la secretaría técnica del club. De esta manera, Sánchez Murias se convierte en el tercer técnico que pasa por el banquillo del filial gijonés. El primero fue José Alberto López, que estuvo al mando las primeras trece jornadas con un balance de seis triunfos, cinco empates y dos derrotas. La destitución de Rubén Baraja propició su ascenso al primer equipo, momento en el que el Sporting B pasó a las manos de Ismael Piñera, que no ha tenido mucho éxito en esta experiencia. Solo ha logrado vencer a Bilbao Athletic (3-1) y Amorebieta (0-1), además de firmar tablas en tres ocasiones y perder hasta once encuentros.

Los fabriles tendrán delante a un rival muy tocado, pero a su vez, renovado y con la necesidad de alzarse con la victoria. Actualmente, son decimoterceros a solo a un punto del play-out y a tres de la zona de descenso. Su situación es muy delicada y Lasesarre será la primera prueba de fuego para Manolo Sánchez Murias, el encargado de resucitar a los gijoneses, que tratarán de repetir el resultado de la primera vuelta (2-0) ante un Barakaldo que no debe relajarse para asegurarse su plaza de play-off.