Resbalón del Barakaldo en la recta final

Resbalón del Barakaldo en la recta final
Pedro Urresti

Los fabriles dejan escapar la victoria en Lasesarre en los últimos minutos del encuentro

PERU OLAZABALBarakaldo

Al Barakaldo se le escapan dos puntos en los minutos finales del duelo frente al Vitoria en Lasesarre. El cuadro fabril llevó la batuta del encuentro hasta encarar los últimos instantes. Todo parecía indicar que los gualdinegros se alzarían con el triunfo de una forma cómoda tras los tantos de Raúl Hernández y Álvaro Barbosa, pero todo cambió con la concesión de un penalti polémico a favor del filial del Eibar en el minuto 87. Cipetic lo transformó y, ya en el descuento, Miguel Marí marcó la diana que suponía el 2-2 definitivo.

El partido comenzó con anécdota. Por aquello de la coincidencia de colores, el colegiado obligó a los visitantes a cambiar sus pantalones habituales, por lo que vistieron unos amarillos, pertenecientes a la segunda equipación del Barakaldo. En referencia al juego, durante los primeros compases, ambos conjuntos aprovechaban la velocidad de sus hombres de ataque para tratar de hacer daño al contraataque. La fluidez del juego brillaba por su ausencia y ninguno dominaba con claridad.

2 Barakaldo

Viorel; Óscar Prats, Picón, Erik Ruiz, Manel Royo (Jon Aguirrezabala, min. 71); Raúl Hernández, Carles Marc, Antonio Sánchez, Álvaro Barbosa (Fran García, min. 83); Dopi (Fernán Ferreiroa, min. 77) y Sergio Benito.

2 CD Vitoria

Markel Areitio; Cipetic, Kaiser, Malón, Escoruela; Ángel López (Luis min. 64), Atienza (Alain Ribeiro, min. 81), Marí, Jaime Dios; Regis (Urko, min. 73) y Obieta.

goles
1-0; Raúl Hernández. 2-0 (min. 22). 2-0; Álvaro Barbosa (min. 58). 2-1; Cipetic (min. 88). 2-2; Marí (min. 93).
árbitro
Álvaro López Parra, del Comité cántabro amonestó a los locales Manel Royo (min. 3) y Antonio Sánchez (min. 87) y a los visitantes Ángel López (min. 43) y Urko (min. 90).
incidencias
1.100 espectadores en Lasesarre. Homenaje a Iñaki Galarraga en los prolegómenos del encuentro.

La primera acción destacable llegó a los cinco minutos. Una buena sucesión de pases entre Dopi, Raúl Hernández y Sergio Benito acabó con el punta madrileño frente a Areitio, pero no engatilló bien el balón y se perdió a pocos centímetros del poste. El gol se les resistió a lo fabriles pero, en el minuto 22, Sergio Benito realizó una galopada por banda izquierda, mandó un balón raso al área pequeña, donde lo rechazó Areitio y le cayó a Raúl Hernández, que hizo el primer tanto de la tarde a placer. El madrileño marcaba así su primer tanto del curso.

Los gualdinegros fueron mejorando con el paso de los minutos. Los únicos acercamientos con cierto peligro llevaron su firma. En el minuto 28, el que lo volvió a intentar fue Barbosa, que desde el costado izquierdo rompió hacia dentro, disparó bien, pero Malón se interpuso en la trayectoria del balón y lo rechazó a saque de esquina. A ocho minutos del descanso, Raúl Hernández, en su mejor participación con la elástica gualdinegra, pudo ampliar la ventaja con un tiro potente desde la frontal del área tras el rechace de un córner, pero respondió con grandes reflejos el arquero del Vitoria.

El segundo tiempo comenzó con menos revoluciones que el primero. El Vitoria logró hacerse con la posesión en los primeros minutos y buscaron con cierta asiduidad posiciones ofensivas, pero chocaban continuamente ante la solidez defensiva de los de Aitor Larrazabal. En el minuto 58, Barbosa cortaba aun más las esperanzas de los visitantes, al ampliar la ventaja de los suyos. El extremo izquierdo se coló veloz por su banda, pisó área y buscó hueco para disparar. No dudó e hizo el segundo para los fabriles. La acción fue muy similar a la que protagonizó la jornada pasada, en la que marcó su primera diana de la temporada y otorgó los tres puntos a su equipo ante la Cultural de Durango.

A partir de ese momento, el enfrentamiento se trastabilló por completo y parecía que la renta de dos goles de la que disfrutaban los fabriles sería definitiva para cerrar el choque. Pero los últimos minutos tenían una amarga sorpresa guardada para los de Lasesarre. En el minuto 87, el colegiado señaló un penalti muy protestado por mano de Antonio Sánchez, que transformó Cipetic para recortar distancias. Este tanto sembró dudas en el conjunto local, que vio cómo se le complicaba un partido que habían dominado desde el principio. Fue en el transcurso del tiempo de descuento cuando Miguel Marí aprovechó una serie de rechaces en el área del Barakaldo para meter el pie y empatar.