«Me he quitado un peso de encima», admite Barbosa

«Me he quitado un peso de encima», admite Barbosa
Mireya López

El extremo madrileño, que anotó su primer gol ante la Cultural, reconoce que «arrastraba un gran lastre y tenía muchas dudas cuando estaba delante del portero»

PERU OLAZABALBarakaldo

Los jugadores que ocupan las posiciones ofensivas siempre desean el gol, en todo momento. Aunque en el caso de Álvaro Barbosa ya era una ambición mayor. El extremo izquierdo madrileño es uno de los fijos en los esquemas de Aitor Larrazabal, con quien solo se ha perdido tres encuentros. Ha disputado un total de 24 duelos, 17 como titular y otros siete entrando desde el banquillo, pero no había logrado anotar ninguna diana hasta esta última jornada.

En experiencias anteriores, Barbosa había demostrado ser un jugador de banda con grandes cualidades de cara a puerta. La temporada pasada, mismamente, fue el segundo máximo artillero del Navalcarnero al lograr siete tantos, y también partía desde el costado izquierdo. El atacante de 25 años asume que durante esta campaña «arrastraba una serie muy abultada de partidos sin hacer gol, y de la manera menos esperada y con mucha fortuna, al final ha llegado». Barbosa se refiere a que el tanto llegó de un disparo que rebotó en la zaga de la Cultural de Durango antes de colarse en el arco rival. La diana supuso tres puntos muy importantes para el Barakaldo -venció por 1-0- y, sobre todo, supone un incremento de confianza para el madrileño. «Me he liberado mucho, ahora me he quitado ese peso de encima», admite.

Barbosa ha estrenado su casillero goleador justo después del encuentro que les enfrentó al Racing de Santander en El Sardinero, donde perdieron por 1-0. Los cántabros lograron los tres puntos por la mínima en un duelo muy competido, en el que el delantero tuvo una clara ocasión que «podría haber cambiado el rumbo del partido», asume. El extremo no estuvo acertado en esa acción y reconoce que lo pasó «muy mal» porque era «un partido muy importante y podríamos haber sacar algo positivo».

El propio Barbosa asume que ha gozado de una inmensidad de ocasiones para marcar en todos los enfrentamientos anteriores. Sin embargo, «no he estado acertado de cara a portería». Cree que el factor principal de su falta de gol se debe a que «cuando llevas muchos partidos sin marcar, arrastras un lastre y en las jugadas que tenía delante del portero ya tenía más dudas». A partir de ahora, una vez superada esta barrera que le obstaculizaba a la hora de encarar, está convencido de que podrá ayudar más al equipo transformando alguna que otra diana más. «Espero tener las mismas ocasiones que hasta ahora porque ya no tengo esa presión», manifiesta.

Asimismo, Barbosa alaba el papel de su técnico, al que califica como un «gran entrenador» y, a su vez, agradece «los minutos de juego» que le ha ofrecido. «Confía mucho en mí y me lo hace llegar», indica. Aitor Larrazabal pide a sus pupilos en ataque que «seamos agresivos con balón, al igual que lo somos sin balón, para poder hacer goles y poder crear ocasiones», expresa el extremo fabril. Por el momento, esto no está dando sus frutos al cuadro gualdinegro, ya que solo hay cuatro conjuntos en el grupo con menos goles anotados -Arenas, Izarra, Gimnástica de Torrelavega y Cultural de Durango-. Para esta situación, «no hay una explicación posible porque durante toda la semana trabajamos mucho las definiciones y las llegadas, pero esto va por rachas y esperemos que a final de temporada vengan todos los que no hemos podido marcar antes», señala el futbolista madrileño.

Aún así, el Barakaldo continúa firme en su aspiración por alcanzar una plaza para los play-offs. Es cuarto, separado por cinco puntos de Langreo, Real Sociedad B y Oviedo Vetusta, sus principales perseguidores. Álvaro Barbosa mantiene que «por presupuesto, no deberíamos estar ahí arriba, pero por trabajo sí, y está teniendo su recompensa». A pesar de que al inicio de la presente campaña el club no les transmitió «ningún objetivo a corto plazo», «ahora debemos ser ambiciosos e intentar colarnos en posiciones de play-off», refrenda. «Al principio, todos habríamos firmado estar así, además por todas las condiciones, porque yo creo que el calendario nos favorece», sostiene. A decir verdad, los gualdinegros ya se han visto las caras con todos sus rivales directos en la lucha por los puestos de arriba excepto con el Langreo, al que se medirán en dos semanas. Barbosa, no obstante, apunta que solo piensa en el próximo partido, en el que será «muy importante sacar los tres puntos. A ver si es posible ayudar al equipo con otro gol».