Pinchazo inesperado del Barakaldo

Pinchazo inesperado del Barakaldo
Luis Ángel Gómez

El Sporting de Gijón B se impone al Barakaldo en un duelo con más sombras que luces

PERU OLAZABAL

Partido muy áspero entre el Barakaldo y el Sporting de Gijón B donde saltó la sorpresa. Los asturianos acumulaban diez encuentros sin conocer la victoria, pero asún así se hicieron con los tres puntos en Lasesarre gracias a un solitario gol de Pablo Villalón. Los fabriles, que no perdían como locales desde el pasado 20 de enero, no fueron capaces de crear apenas ocasiones de verdadero peligro en todo el encuentro. Con esta derrota, los gualdinegros pierden la oportunidad de ampliar la ventaja respecto a los aspirantes a esa cuarta plaza, que tampoco han vencido en sus respectivos enfrentamientos de esta jornada.

En los primeros compases del encuentro, ya se podía intuir que sería el Barakaldo quién llevaría la iniciativa, aunque en este tramo ninguno de los dos conjuntos ejerció un claro control y no se apreciaron apenas jugadas destacables. La única opción para anotar en toda la primera mitad la protagonizó Raúl Hernández a los ocho minutos, al armar un disparo desde la izquierda del área que se le marchó levemente desviado.

0 Barakaldo

Viorel; Jon Aguirrezabala, Picó, Erik Ruiz, Óscar Prats; Jurgi Oteo (Álvaro Barbosa, min. 64), Carles Marc, Antonio Sánchez, Raúl Hernández ( De Paula, min. 77); Dopi (min. 64) y Sergio Benito.

1 Sporting B

Christian Joel; Ramón Riego, Pelayo Suárez, Pablo Villalón, Carlos Cordeiro; Pablo Fernández , José Grabera, Pedro Diaz, Pelayo Morrilla (Miguel García, min. 64); Christian Borrego (Iván Elena, min. 64) y Gorka Santamaría (Rubén Sánchez, min. 85).

goles:
1-0; Pablo Villalón (min. 71)
árbitro:
Fernando Román Román, del comité castellano-leonés, amonestó a los locales Antonio Sánchez (min. 79) y Jose Picón (min. 79) y Jon Aguirrezabala y a los visitantes Pelayo Morrilla (min. 53), Iván Elena (min. 75) y Carlos Codero (min. 89).
incidencias:
1.000 espectadores en Lasesarre

El conjunto asturiano no probó suerte hasta el minuto 25 por medio de Gorka Santamaría, que fue capaz de zafarse de la defensa y darse la vuelta para entrar en el área de los fabriles. Sin embargo, a la hora de finalizar, disparó muy alto. Durante todo el primer tiempo se repitió el mismo guión. Reparto de la posesión en el centro del campo, pugnas por hacerse con el balón, pero ni vizcaínos ni asturianos tuvieron opciones de desequilibrar el resultado y los porteros no tuvieron trabajo en los primeros 45 minutos.

En la segunda parte, los gualdinegros comenzaron a buscar mucho más el área contraria y atosigaron en su propio campo al filial gijonés. Los de Larrazabal adelantaron las líneas de presión y pusieron en mayores aprietos a sus rivales. De hecho, en el minuto 57, los fabriles realizaron una buena combinación en tres cuartos de campo, que terminó con Jurgi Oteo delante del arquero. El extremo barakaldés finalizó como pudo y Christian Joel intervino por primera vez para evitar que los de Lasesarre abrieran la lata. Fue el único disparo a puerta que ejerció el Barakaldo en todo el partido.

A pesar de que los fabriles estaban siendo superiores y habían logrado hacerse con la batuta del duelo, fueron los asturianos los que se pusieron por delante en el minuto 71. El Sporting B botó un saque de esquina al corazón del área, Viorel salió de su portería para despejar de puños, pero el balón le cayó a Pablo Villalón, que remató de chilena desde el suelo para que la pelota se colara en las redes. El cuadro gualdinegro no se supo de reponer de este golpe y no tuvo ninguna oportunidad para devolver las tablas al marcador. El Sporting de Gijón B tuvo otras dos opciones más para aumentar la ventaja en el tramo final, pero resolvió sin problemas el portero local.