«Ha sido el mercado más duro junto con mi primer año», reconoce Iñaki Zurimendi

Iñaki Zurimendi , director Deportivo del Barakaldo y Iker Olaizola, nuevo fichaje del club./
Iñaki Zurimendi , director Deportivo del Barakaldo y Iker Olaizola, nuevo fichaje del club.

El director deportivo del Barakaldo asume las dificultades que ha superado para conformar la plantilla tras la propuesta de sanción de la Seguridad Social y la falta de cesiones por parte del Athletic

PERU OLAZABAL

Iñaki Zurimendi ha vuelto a superar unas cifras récord en Segunda B al contratar hasta 17 jugadores durante este mercado estival, además de un nuevo cuerpo técnico. El anuncio de la salida de la junta directiva actual y la propuesta de sanción de 1,1 millones de euros por parte de la Seguridad Social complicaron la labor del director deportivo y en apenas dos meses, se ha visto obligado a conformar una plantilla prácticamente nueva. El ex entrenador visitó el pasado miércoles el plató de Tele7 y explicó los numerosos obstáculos que ha esquivado para retomar el rumbo del Barakaldo. «Ha sido el mercado más duro junto con mi primer año como director deportivo, porque en ese momento, había una junta directiva sin bagaje», manifestó.

El anuncio de la salida de la Junta Directiva fue la primera traba que se encontró la dirección deportiva del cuadro fabril para realizar incorporaciones y para renovar a los jugadores que el curso pasado vestían la zamarra gualdinegra. Iñaki Zurimendi terminaba contrato el pasado 30 de junio y a expensas de conocer su futuro próximo, el director deportivo se vio obligado a no tomar decisiones que pudiesen ir en contra de lo que otra posible secretaría técnica considerara conveniente. «Hasta que no renové, no podía hacer efectivo ningún fichaje, aunque sí que había mucho trabajo previo», apuntó Zurimendi en el programa Nuestro Fútbol de Tele7. De hecho, la primera incorporación no se oficializó hasta el 9 de julio.Asimismo, el apartado de las renovaciones fue muy similar. «Se me aconsejó en diciembre no hacer un plan de renovación», reveló. Por ello, solo tres futbolistas que la temporada pasada pertenecían al Barakaldo han decidido prolongar su compromiso con el club –José Picón, Carles Marc y Sergio García-, además de los dos jugadores que ya contaban con otro año de contrato –Xabi Galán y Jon Aguirrezabala-.

El director deportivo también se ha encontrado con la losa de la propuesta de sanción de 1,1 millones de euros de la Seguridad Social, lo que ha provocado «incertidumbre», tal y como señalaba. Además, por este mismo motivo, el presupuesto ha sido más limitado, por lo que Zurimendi ha apostado por las cesiones procedentes de filiales que militan en Tercera División. En total, son ocho los préstamos con los que cuenta el Barakaldo esta campaña: tres por parte del Tenerife –Josué Medina, Samuel Arbelo y Fede Olivera-, dos por parte del Mallorca –Samuel Álex y Bryan Reina-, uno del Lugo –Pablo Cacharrón-, uno del Real Madrid –Carlos Algarra- y otro del Eibar –Julen López-. El conjunto gualdinegro ha apostado por la juventud y la media de edad de la plantilla se establece en 24,7 años. «Siempre hemos apostado por jugadores jóvenes, con hambre y con capacidad de mejora y nos ha ido bastante bien», arguyó el ex entrenador.

Sin cesiones por parte del Athletic

No obstante, resulta curioso que el Barakaldo no haya obtenido ninguna cesión procedente de Lezama, siendo éste un club convenido del Athletic. Iñaki Zurimendi explicó el procedimiento para adquirir el préstamo de futbolistas. «Los filiales ofrecen una lista de jugadores con posibilidad de cesión, que en el caso de algunos clubes, la han ofrecido en mayo o en junio», indicó. Sin embargo, el club rojiblanco «no me trasladó un plan con tiempo, había que esperar y a mí no me gusta trabajar con incertidumbre», aclaró. Cabe recordar que el Athletic solo ha cedido dos jugadores a sus clubes convenidos en Segunda B: Christopher Atangana al Leioa y Antxon Jaso al Amorebieta.