Larrazabal vuelve a achacar la falta de «acierto» de su equipo

Larrazabal vuelve a achacar la falta de «acierto» de su equipo
Roberto Ruiz

El técnico se mostró muy satisfecho con el trabajo de sus jugadores a pesar de la derrota ante el Racing de Santander y matizó que solo les faltó puntería para puntuar en El Sardinero

PERU OLAZABAL

Por poco, pero no pudo ser. El Barakaldo cayó ante el incontestable líder del grupo, el Racing de Santander, en El Sardinero por la mínima (1-0). La sensación de Aitor Larrazabal al finalizar el duelo era «la misma que la del año pasado», expresó. Es decir, la de «pelear mucho, hacer un buen partido y no poder sumar». El técnico se mostró «orgulloso del trabajo de mis jugadores» al haber firmado «un partido igualado» frente a un conjunto que domina todos los registros de la categoría.

El míster de los gualdinegros alabó el papel de los suyos. «El equipo se ha comportado estupendamente bien», manifestó. Más en concreto, quedó más satisfecho con el plano defensivo. «La estructura defensiva se ha mostrado con mucha solvencia y prueba de ello es que el Racing, con el arsenal que tiene, no ha podido hacer el juego tan fluido que suele hacer», amplió. El tanto de los verdiblancos vino de una falta lateral botada por Cayarga, que remató de un testarazo Sergio Ruiz. Larrazabal se sorprendió por el hecho de que el gol llegara «en una acción a balón parado» aunque, en su opinión, «ha sido más mérito del Racing que desacierto o desajuste nuestro», añadió.

El técnico de Loiu reconoció que lo único que echó en falta fue el «acierto» de cara a puerta. «Hemos tenido opciones para haber hecho algún gol y llevarnos un resultado algo más favorable», relató. La opción más clara que tuvo el cuadro fabril fue en el minuto 57, todavía con el 0-0 en el marcador. Barbosa recogió un balón largo y se plantó solo en un mano a mano frente a Iván Crespo, pero el extremo remató con su pierna zurda y el balón se le fue al lateral de la red. Larrazabal cree que en caso de que el jugador madrileño hubiese anotado, «nos poníamos por delante y habría traído prisas y angustia al Racing».

No obstante, los fantasmas ofensivos volvieron a estar presentes y, a pesar del buen papel que realizaron los fabriles, volvieron a no ver puerta. Siempre es mala señal no anotar para el Barakaldo. Siete veces se ha repetido esta situación esta temporada, y han perdido seis de estos duelos. Únicamente lograron las tablas contra el Leioa en Lasesarre el 22 de diciembre sin que hubiera ninguna diana en los 90 minutos. El resto se cuentan por derrotas: las dos ante el Racing, por 1-0 ambas, contra el Sporting de Gijón B (2-0), el Amorebieta (2-0), el Logroñés (0-1) y la Real Sociedad B (3-0). La falta de acierto ha sido uno de los puntos más criticados por el míster, ya que solo hay cuatro equipos que hayan anotado menos goles que los 22 que han enchufado los gualdinegros esta campaña: Gimnástica de Torrelavega -13-, Cultural de Durango -18-, Arenas -19- y Vitoria -21-. Aunque están parejos con Logroñés, Gernika y Tudelano, también con 22.

Esta derrota acerca un poco más a los siguientes clasificados, que todavía luchan por esa cuarta plaza que otorga un puesto en los play-offs. En estos momentos, el mejor colocado es la Real Sociedad B con 41 puntos, solo a tres de los fabriles, tras su triunfo ante el Real Unión (2-1). Aunque el Oviedo Vetusta se ha revalidado con una victoria esta jornada frente al Tudelano (2-1) después de cinco choques sin conseguir los tres puntos, y ya suman 39 con un partido menos en su haber. Langreo y Leioa han empatado en sus enfrentamientos contra el Izarra y el Amorebieta, respectivamente, y son séptimos y octavos también con 39 puntos.