Larrazabal pide «efectividad» de cara al derbi frente al Gernika

Larrazabal pide «efectividad» de cara al derbi frente al Gernika
Maika Salguero

El técnico de Derio asume que no se puede repetir que tengan «cuatro ocasiones para meter una, en el mejor de los casos»

PERU OLAZABALBarakaldo

Barakaldo y Gernika se enfrentan este domingo 6 de enero a las 18:30 horas en Urbieta. 18 puntos separan a los fabriles y a los forales en la tabla. Los gualdinegros son terceros con 34 puntos y están plantados en las plazas de play-off. Los blanquinegros suman 16 unidades, por lo que se encuentran empatados a la Gimnástica de Torrelavega y al Amorebieta, que ocupan los puestos de descenso. Aún así, Aitor Larrazabal advierte que «nos van a poner las cosas complicadas», «somos muy consientes de que el partido será muy muy difícil», añade.

Larrazabal afirma que la plantilla sabe de la dificultad de este encuentro, dado a la buena racha que arrastran los forales, «ellos en los dos últimos partidos están teniendo mucha intensidad y en casa llevan una buena racha». Concretamente, acumulan cuatro encuentros sin perder como locales, además contra rivales de envergadura. Empataron frente al Oviedo Vestusta, se alzaron con la victoria ante la Real B, volvieron a ganar al Arenas y consiguieron las tablas contra el líder, el Racing de Santander. Además, en su último duelo de 2018, ante la Cultural de Durango en Tabira, volvieron a hacerse con los tres puntos. Hay argumentos de sobra para pensar que, a pesar de lo que muestra la tabla clasificatoria, el Gernika es un rival enrachado que puede dar un susto a los de la margen izquierda.

Las claves para afrontar este duelo y conseguir el triunfo para los gualdinegros para el míster tienen que ver con el terreno de juego, de césped artificial, lo que puede llegar a confundir a los contrarios. «Tenemos que adaptarnos rápido a un escenario muy diferente como es Urbieta, el balón bota bastante y se prima mucho la segunda, la tercera o hasta la cuarta jugada», sostiene. Pero, a su vez, no olvida uno de los problemas más recientes del Barakaldo, que ha supuesto más de un dolor de cabeza y pérdidas de puntos a estos, como es la efectividad: «Tenemos que estar acertados de cara a puerta, generamos mucho pero no podemos tener cuatro ocasiones para meter una, en el mejor de los casos».

Aun así, el técnico fabril sabe de la importancia moral que tiene comenzar con pie tras el parón y defiende que «todos estamos por la labor de que empiece el año de la mejor manera posible». Los jugadores disfrutaron de una semana de vacaciones navideñas, desde el 22 de diciembre, día que se enfrentaron al Leioa «con la pena de no sacar los tres puntos porque fuimos superiores en muchas fases del partido»- ha indicado el entrenador- y firmaron el resultado gafas, hasta el día 29 del pasado mes. Desde ese momento, han completado cinco sesiones de entrenamiento y Larrazabal declara que «las sensaciones son buenas».

Además de la dureza que entraña el encuentro y la buena racha del Gernika, sobre todo en Urbieta, hay que sumar otro factor más que exime de cualquier tipo de relajación para los de la margen izquierda: las lesiones. Son conocidas ya las bajas de hombres importantes de esta plantilla como Xabi Galán y José Picón, que todavía deberán esperar unas semanas para volver al verde. Pues asimismo, otro hombre de la defensa como Arencibia es seria duda, ya que atraviesa un proceso febril, y el hombre gol del club como es Sergio Benito, máximo anotador de los fabriles esta temporada con seis dianas, también es duda para este duelo tras sufrir un esguince en uno de los entrenamientos del fin de semana.

Para reforzar la plantilla actual, ya ha llegado Jurgi Oteo, que «está preparado y puede estar en convocatoria perfectamente (contra el Gernika)», en palabras de su nuevo entrenador. Aunque también cabe recordar que los fabriles han sufrido una baja inesperada con la salida de David Cuerva rumbo a Asia, por lo que Larrazabal asegura que «el club está estudiando la posibilidad de fichar algo, pero con tranquilidad y la capacidad de acertar, porque sería un fichaje interesante».

Enero con muchos compromisos

Más aún en esta fase de la campaña, hace falta que los jugadores menos habituales estén listos para asumir el reto: «Ahora puede ser el momento de la gente que ha tenido menos minutos y debemos estar preparados para afrontar con garantías los partidos que vienen». Después de visitar Urbieta, los gualdinegros tienen por delante cinco partidos de máxima exigencia en enero. El miércoles deberán enfrentarse al Mirandés en Copa Federación. Posteriormente, deberá buscar los puntos ante rivales directos como son el Real Oviedo B, el Logroñés o la Real Sociedad B. Antes del enfrentamiento contra los gipuzkoanos, deberán resolver la eliminatoria contra los de Anduva.

 

Fotos

Vídeos