Larrazabal (Barakaldo): «Ojalá el equipo siga rindiendo a este nivel»

Aitor Larrazabal, durante su comparecencia en sala de prensa. / El Correo

El técnico del cuadro fabril se mostró «satisfecho» tras la victoria ante el filial de la Real (2-0), «en una semana dura después el tropiezo en Copa»

LAURA GONZÁLEZ Barakaldo

Lasesarre sigue siendo un talismán para el Barakaldo. El conjunto gualdinegro no supo lo que fue perder la pasada campaña en su campo y, de momento, las dos únicas jornadas ligueras disputadas en su feudo este curso las ha contado por victorias. La última, ante la Real B, se fraguó en la segunda mitad, con los tantos de Villacañas y Dopi. «Estoy contento porque ha sido una semana dura después del tropiezo en Copa. El equipo ha tratado de levantarse otra vez pese a la exigencia, con jugadores que el miércoles disputaron un minutaje muy alto, y ha habido que recuperarles para este partido. Enfrente teníamos a un equipo chisposo, de mucha calidad, y depende de cómo le vayas a jugar te puedes hacer el 'harakiri'», declaró Aitor Larrazabal.

El técnico gualdinegro reconoció que su equipo se centró en «no conceder espacios e intentar aprovechar a la contra para hacer algún gol y poder ganar, o al menos tener opciones». Un planteamiento que pudieron llevar a cabo sobre el césped. «El guión ha sido así y al final hemos podido certificarlo con tres puntos importantes y con la portería a cero ante un rival de entidad. Estoy satisfecho y ojalá el equipo siga rindiendo a este nivel».

Pese a todo, el técnico de Loiu reconoció que el encuentro en líneas general pudo no ser «muy vistoso», entre otras cosas por la carga en las piernas tras el choque copero, «sabíamos que íbamos a pagar el esfuerzo, en esta categoría no sé está acostumbrado a jugar una prórroga, no jugamos la 'Champions'», pero por contra quiso destacar la racha de imbatibilidad en casa. «Llevamos muchos meses sin perder en Lasesarre y eso tiene bastante mérito, y no sé si se le está dando el suficiente».

Hasta el momento el Barakaldo ha sumado siete puntos, o lo que es lo mismo, dos victorias y un empate, por lo que se mantiene en el grupo de cabeza de la clasificación. «Lo único que no firmábamos hasta el momento era lo que nos pasó el miércoles, pero ya de nada vale echar la vista atrás. Ahora nos quedan por delante 35 partidos de liga y hay que seguir». El próximo será este domingo en casa del Mirandés, a las 18 horas. «El año pasado fueron primeros de grupo y son un candidato firme a estar arriba, por presupuesto, por plantilla y por muchas cosas. La ilusión tiene que ser alta. Vamos a ir allí motivados y vamos a ver qué pasa. En el verde vamos a demostrar quién es mejor que el rival».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos