«En la jornada 38 estaremos en puestos de play-off», afirma Xabi Galán

«En la jornada 38 estaremos en puestos de play-off», afirma Xabi Galán
Jordi Alemany

El capitán del conjunto fabril volvió a los terrenos de juego el pasado jueves, tras una lesión en el hombro que le tuvo apartado durante seis meses

PERU OLAZABALBarakaldo

A parte del punto cosechado frente al Tudelano en la pasada jornada, que distancia un punto más a los gualdinegros del quinto clasificado, la gran noticia del último encuentro fue la vuelta de Xabi Galán. El capitán del Barakaldo fue titular y disputó los noventa minutos después de seis meses de baja por una fractura en su hombro derecho. El futbolista bilbaíno está «encantado» de volver a aportar dentro de los terrenos de juego, a pesar de que durante toda la temporada ha cumplido con su función de líder y ha estado muy cerca de sus compañeros para que sintieran su apoyo.

- ¿Cómo ha llevado estos seis meses en el dique seco?

- Al no ser la primera vez, porque ya tuve un par de lesiones de larga duración, pues más o menos supe llevarlo, aunque uno nunca se acostumbra a estar seis meses parado. Hay momentos que son muy complicados, muy difíciles de llevar. Pero, por suerte, los compañeros de equipo, el cuerpo técnico, la familia y la pareja siempre han estado ahí para que yo salga adelante.

- Cuando se lesiona y el club decide retirarle la ficha para concedérsela a Manel Royo, ¿teme en algún momento no volver a jugar en toda la temporada?

- No, el club se puso en contacto conmigo para decirme que en la parte de atrás andábamos justos y me comentaron que me iban a ceder la ficha. Para mí no fue ningún problema, adelante con lo que sea mejor para el club. En ningún momento pensé que no iba a volver a disfrutar del fútbol durante este año. Cuando David Cuerva se marcha a Tailandia, me dijeron que, al cumplir los plazos, esa ficha sería para mí. Así ha sido y estoy encantado, la verdad.

- Aitor Larrazabal señaló en la rueda de prensa posterior al encuentro frente al Tudelano que usted era «ejemplo de trabajo y profesionalidad en el vestuario». ¿Qué papel ha tenido durante el tiempo que ha estado fuera de los terrenos de juego?

- Durante una lesión de larga duración sé cuál es mi papel: es apoyar a los chavales, no dejar que el equipo decaiga, dar el callo en los entrenamientos cuando me toque, animar antes y después de los partidos… Es importante, en estos casos, saber que tu aportación es diferente y que tu labor cambia. No puedes dejar de lado al equipo porque tú no vayas a participar, tienes que estar ahí el primero y salir el último.

- Precisamente, para un lateral izquierdo, tener de entrenador a Larrazabal debe ser gratificante, ¿no?

- Está claro que estar con Aitor, que ha jugado catorce temporadas en Primera, es un plus. Ha vivido muchísimas más cosas que tú y te puede orientar muy bien en diferentes situaciones del partido. A mí me ha coincidido que, cuando yo estaba en Lezama, él estaba en el primer equipo, entonces me fijaba en él. El trato es inmejorable y estoy muy contento y agradecido de tenerle como entrenador.

- ¿Cómo se encontró en su vuelta a Lasesarre?

- Pues con los nervios previos, sobre todo por llevar seis meses de inactividad y, de repente, verme que voy a jugar. Pero en cuanto empieza el partido, esos nervios van desapareciendo y según iban transcurriendo los minutos, me iba encontrando cada vez mejor. Todavía no estoy en mi mejor momento. Aunque lleve dos meses entrenando con el grupo, el ritmo de competición cuesta cogerlo. Aunque me encontré mejor de lo que me esperaba y aguanté bien los 90 minutos.

- El equipo acumula cuatro puntos de los últimos quince posibles. ¿Qué está fallando? ¿La juventud de la plantilla añade cierta presión al grupo?

- Es cierto que para muchos es nueva esta situación, pero durante todo el año hemos sabido llevar bien esa presión, así que el equipo sabrá dar el callo y en la jornada 38 estaremos en puestos de play off.